Las nuevas puertas de la Catedral de Burgos: un proyecto contemporáneo y millonario que la Iglesia califica de "reversible"

Previsión de cómo quedarán las puertas de la fachada de Santa María, en la Catedral de Burgos.

Tres puertas de bronce –que representarán Dios Padre, la Virgen María y el Niño Jesús, respectivamente– sustituirán a las actuales puertas de la fachada principal de la Catedral de Burgos, espacio declarado Patrimonio de la Humanidad en 1984. La Iglesia quiere que sea "la mayor aportación al templo" en 200 años, pero este proyecto ha levantado polémica.

Según el Cabildo Metropolitano de Burgos, las nuevas puertas servirán para "embellecer la fachada principal de la Catedral" y sustituir unas puertas que están deterioradas no tienen "ningún valor artístico". El Cabildo también destaca que la colocación de estas puertas, presupuestadas en un millón doscientos mil euros –aproximadamente–, es "reversible". Las puertas actuales se trasladarán a uno de los museos catedralicios.

Esta iniciativa todavía no está aprobada por la Junta de Castilla y León: el proyecto tiene que pasar por la Comisión regional de Patrimonio de la Junta de Castilla y León y todavía no hay fecha de convocatoria. La decisión que tome la Comisión se trasladará a la Unesco a través del Ministerio. Tampoco consta con un análisis del Comité del Patrimonio Mundial de la UNESCO, ya ha comenzado a financiarse a través del mecenazgo empresarial y a esculpirse de la mano del artista manchego Antonio López, Premio Príncipe de Asturias en 1985 y autor, entre otros, del retrato hiperrealista de la Familia Real de Juan Carlos I.

Este proyecto contemporáneo en el Gótico ha generado polémica, a pesar de que todavía no están terminadas las puertas, que se prevé instalar en julio de 2021, con motivo del octavo centenario de la Catedral de Burgos. Diferentes personalidades de la Cultura han firmado un manifiesto en contra de esta iniciativa de la Iglesia, a la que califican de "atropello" para el gótico, el renacimiento y el neoclásico estilo de la fachada.

Este escrito, rubricado por artistas, pintores, gestores de patrimonio, gestores culturales, escritores o ingenieros, reprocha las proporciones "transgresoras para la supuesta cara de Dios Padre". "Esta transgresión no es nada coherente tampoco con la inmensa carga gótica y renacentista de la catedral", lamenta el manifiesto, apoyado por casi un centenar de firmas.

Uno de los firmantes es Juan José García, filólogo y editor de arte. "No tenemos nada en contra de lo moderno bien integrado. Tenemos la mente abierta, pero no se puede organizar algo que muchas personas creen que sea un atropello a la Catedral", señala a elDiario.es Castilla y León. García también considera que parece una "inocentada" que se hable de que cambiar las puertas es "reversible".

Miguel Ángel, escultor y profesor de arte, es otro de los firmantes de este manifiesto. Asegura que esta podía haber sido la oportunidad de convocar a expertos de forma transparente y plantear una propuesta "con la intención de que perdure", "sin que sea un capricho de un momento para una celebración, que es lo que parece".

"¿Por qué no se convoca a un grupo de personas para discutirlo? Sería muy bonito ver sobre cómo se discute la intervención estética", plantea este escultor, que aboga por que no se "imponga como una especie de encargo dirigido tan directo".

Miguel Ángel cree que es "fundamental" mantener estos espacios públicos "vivos y actualizados", aprovechando la estética y tecnología del siglo XXI. "No me parece razonable huir de esta oportunidad de tener una intervención del siglo XXI", asegura en declaraciones a elDiario.es.

"Un Dios patriarcal"

"¿Qué hace una cabeza representando a ese especie de Dios patriarcal, que no estoy seguro que tenga que ver con estos tiempos? Si la Iglesia está dedicada a Santa María la Mayor, ¿dónde está? La Iglesia no está dedicada a Dios", apunta este escultor burgalés, que no cree que ningún creyente "sea capaz de representar a Dios" con una única forma. "¿Con una cabeza? ¿Occidental u oriental?".

También lamenta que sea una propuesta "poco explicada" y "sin confrontación" con otras ideas "más avanzadas del siglo XXI, más representativas de la sociedad y que supongan una actualización de un espacio".

Las redes sociales también han mostrado en muchas ocasiones su disconformidad con este proyecto. El historiador del Arte Miguel Ángel Cajigal (@ElBarroquista) cree que estas puertas "alterarían el aspecto de la catedral de manera muy drástica", puesto que no encaja la escala de las figuras antropomórficas "desde el punto de vista lógico de la percepción".

"Cambiaría radicalmente la percepción de la fachada"

"Está muy fuera de escala. Es una cabeza de un enorme tamaño que no va en correspondencia con las figuras que hay a los lados de las puertas", comenta a elDiario.es. 'El Barroquista' se muestra más partidario de una adaptación que esté en contexto con las pequeñas esculturas de los lados, "que tienen un protagonismo". "No es tanto que guste o no, sino que no encaja desde el punto de vista artístico".

Cajigal cree que, si se colocaran las puertas que propone el Cabildo de Burgos, "el protagonismo iría a Antonio López directamente". "No parece muy adecuado porque sería cambiar radicalmente la percepción de la fachada", reflexiona Cajigal, "independientemente de la calidad de López, que no la pongo en duda".

Este historiador no se muestra en contra de una intervención en las puertas, y destaca intervenciones como la de Francisco Leiro en la Catedral de Santiago o el mural de Miquel Barceló en la capilla del Santísimo de la Catedral de Palma de Mallorca. "Pero esto parece más una exposición de Antonio López en la Catedral y no unas puertas. Si eso fuera algo externo o temporal...", plantea.

Mientras tanto, el Consejo Internacional de Monumentos y Sitios (Icomos-ONG asociada con la UNESCO) ha asegurado a este periódico que sigue las noticias y novedades del proyecto "con extraordinaria preocupación". Icomos-España no ha emitido ningún informe público sobre el asunto hasta la fecha y se mantiene "a la espera" de las valoraciones técnicas del Comité del Patrimonio Mundial de UNESCO, "con la confianza de que se realicen teniendo en cuenta el impacto de la intervención sobre el bien". Además, este consejo recuerda que, al ser Patrimonio Mundial, "debe preservar sus valores intactos salvo en caso de fuerza mayor, algo que no parece concurrir en este caso".

Un proyecto "reversible"

El exarzobispo de Burgos y expresidente de la Fundación VIII Centenario, Fidel Herráez, aseguró durante la rueda de prensa de presentación del proyecto que esta intervención no dañaría la estructura del edificio. Además, al tratarse de bienes muebles, "puede ser reversible en cualquier momento", señalaba entonces la Iglesia. Una tesis que han mantenido después en la página web que han creado para promocionar estas 'Puertas que unen'.

El ecónomo Vicente Rebollo, de la Diócesis de Burgos, defiende que la incorporación de las puertas nuevas supondrá "una invitación a la fe y una revitalización económica" en la zona, atraídos por este elemento nuevo. Ante el rechazo de algunos ciudadanos, Rebollo pide "paciencia" porque "la obra va cambiando" y las primeras proyecciones "no son el resultado final". "Lo que se ha visto solo es un papel para ver las proporciones, pero se va transformando y no tendrá nada que ver con lo del principio", explica a elDiario.es. Rebollo cree que el resultado "nos va a sorprender gratamente".

Cuando el proyecto era muy incipiente, había un "mecenas bastante importante", que se echó atrás cuando comenzó la crisis sanitaria. Entonces apareció "un grupillo [de empresarios] que quería colaborar y nos pareció interesante". Tras el contacto con la Confederación de Asociaciones Empresariales de Burgos (FAE), se lo 'agradece' "de verdad". Así comenzó una campaña de donaciones dirigida a las empresas burgalesas.

Campaña de donaciones impulsada por la Confederación de Empresarios

El proyecto todavía no está aprobado por la Junta de Castilla y León, pero el artista ya está manos a la obra y esta semana ha comenzado una campaña de mecenazgo impulsada por la Confederación de Asociaciones Empresariales de Burgos (FAE). "El Cabildo nos invitó a participar. Nos pidieron colaborar para ayudarles en la búsqueda de financiación privada", explica la secretaria general, Emiliana Molero.

La representante de los empresarios burgaleses sostiene que este proyecto puede "potenciar el turismo nacional e internacional" y defiende que la Catedral de Burgos no sería el único monumento histórico con elementos modernos. En concreto, cita dos: la cúpula del Reichstag de Berlín (diseñada por Norman Foster para simbolizar la Reunificación alemana) o las pirámides del Museo del Louvre, en París. "Va a redundar en lo económico, indudablemente", comenta.

La FAE lanzó esta campaña el pasado miércoles y esperan reunir los 1,2 millones de euros presupuestados, aunque, si no es así, el Cabildo asegura que se hará cargo de la diferencia. La idea de la FAE es "intentarles ayudar desde la parte empresarial". En el folleto informativo y de promoción, el Cabildo también destaca los "beneficios" que conllevan estas donaciones, como las deducciones en el Impuesto sobre Sociedades, aunque Molero destaca que también hay deducciones para los autónomos. "Toda ayuda es buena", destaca.

El vicario para asuntos económicos asegura que desde la Iglesia están pensando abrir esta captación de fondos "a todo el mundo" que quiera "y se sienta mecenas de un proyecto, como cuando se construyó la Catedral... Que la gente diga: 'he colaborado en esto, que va a perdurar'".

Este diario ha intentado ponerse en contacto con Antonio López para conocer su opinión, pero no ha recibido respuesta.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats