La portada de mañana
Acceder
La tercera ola deja incidencias récord en una veintena de provincias
Los testigos desmontan en el juicio la versión de Cifuentes sobre su falso máster
Opinión - La libertad de expresión de los fascistas, por Rosa María Artal

El Centro de Referencia Estatal del Alzheimer de Salamanca: 182 empleados para 46 residentes y ni un solo investigador en plantilla

El Centro de Referencia Estatal del Alzheimer, en Salamanca.

Ni se investiga suficientemente, ni la plantilla está adaptada a las necesidades del centro, ni los usuarios parecen estar seleccionados con otro criterio que su residencia en la ciudad y no el alcance de su demencia. El Centro de Referencia Estatal del Alzheimer de Salamanca (CREA), dependiente del Imserso afrontará un cambio de dirección tras la pérdida de confianza en la persona que lo gestionó desde su inauguración hace doce años. María Isabel González Ingelmo ha dejado de gozar de la confianza de sus superiores y este lunes se hizo oficial el desistimiento de su contrato de alta dirección. Según ha podido saber eldiario.es, entre las razones de la salida de González Ingelmo está la falta de consecución de los objetivos para los que se creó el centro, basados fundamentalmente en la investigación para tratar tanto el alzheimer como otras demencias.

En un comunicado remitido a este diario, el Imserso subraya "la rotunda e inequívoca voluntad del Ministerio y de la Secretaría de Estado de Derechos Sociales de prestar la mejor atención a las personas" pero a la vez se apunta a la necesidad de hacer "un uso adecuado y responsable de los bienes y de los servicios públicos". Implícitamente reconoce que el centro no estaba funcionando bien y que los recursos no se utilizaban convenientemente.

Es en el marco de la destitución de González Ingelmo cuando se ha empezado a expandir el rumor de que el CREA cerraría sus puertas para siempre, algo que el Imserso ha desmentido en varias ocasiones en las últimas semanas. Desde el Imserso no han entrado en los motivos que han llevado a prescindir de la directora si bien han reconocido estar molestos con algunas informaciones que han aparecido en la prensa local -desde el momento en el que se comunicó verbalmente a González Ingelmo que no seguiría al frente- y que han puesto en duda la continuidad del CREA. "Desde la Dirección General del Imserso no se alcanza a comprender qué hay detrás del empeño permanente en preocupar principalmente a las familias de las personas atendidas poniendo en duda sistemáticamente la continuidad de las atenciones que reciben y del centro mismo", han asegurado.

Ante lo que consideran "informaciones infundadas", que se han repetido en las últimas semanas, desde el Imserso insisten en la continuidad del CREA, que "no se ha puesto en cuestión en ningún momento desde la Dirección General del Imserso", algo que ya aclararon en un comunicado en pasado 12 junio y en en una reunión mantenida por el director general del Imserso, Luis Barriga, con el Ayuntamiento de Salamanca el pasado 22 de junio, tras visitar el centro y tras reunirse con la Intervención Territorial de la Intervención General de la Seguridad Social en Salamanca.

El CREA ha mantenido casi desde su nacimiento una función de tipo asistencial, cuando es una competencia de los Gobiernos autonómicos y corporaciones locales. Hasta que llegó la pandemia, atendía a 46 personas en su centro de día y otras 46 residían allí, si bien oficialmente cuenta con 112 plazas residenciales y 24 para el centro de día. Según ha podido saber este diario, el 90% residentes son de Salamanca, a pesar de que al ser un centro de referencia estatal puede recibir enfermos de cualquier provincia y de cualquier Comunidad. La idea de las estancias en residencia, siempre temporales y no permanentes, es que permitan tratar a estas personas y a la vez investigar su enfermedad, y no funcionar como cualquier otro centro residencial.

La hermana de la directora, psicóloga y responsable de Investigación

Aunque la ocupación estaba por debajo del 100%, la plantilla, según ha precisado el Imserso a este diario, es de casi 180 efectivos, con 82 empleados y empleadas públicos y 97 externos. Ninguno de estos trabajadores es investigador, según fuentes del caso. El gasto anual del CREA asciende a cinco millones de euros. ¿Qué tipo de investigaciones se han realizado en un centro que se presentó como pionero? Aparecen en la web del Ministerio de Derechos Sociales: desde un estudio de los efectos de una terapia con la WII (una consola de videojuegos) en personas con demencia a la terapia con perros o el uso de tablets, o de robots, aparentemente nada innovador o pionero, nada que haga honor a su denominación de 'centro de referencia estatal' o que haya merecido la atención de publicaciones científicas internacionales. Curiosamente, la responsable del Área de información, Documentación, Investigación y Evaluación, comparte apellidos con la directora, ambas son hermanas y aparecieron dando explicaciones sobre el CREA en una revista del Imserso hace unos años. Elena González Ingelmo es psicóloga.

Tras suspender en parte su actividad debido al COVID-19 -en el centro permanecieron 22 residentes y en una de sus alas se acogió a 8 ancianos enfermos procedentes de una residencia de la provincia charra, el plan es "reanudar la actividad por completo" pero adecuándola a un plan de contingencia reforzado ante posibles rebrotes, tal y como determina el Real Decreto-ley 21/2020, de 9 de junio, de medidas urgentes de prevención, contención y coordinación para hacer frente a la crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19 y la normativa de aplicación autonómica, especialmente el DECRETO-Ley 5/2020, de 18 de junio, por el que se regulan las medidas extraordinarias que deben adoptarse en la atención social en los centros residenciales de personas mayores y personas con discapacidad en Castilla y León para garantizar la protección de usuarios y profesionales ante situaciones excepcionales de salud pública declaradas oficialmente y las guías autonómicas sobre actuación en residencias y sobre contenidos de planes de contingencia de 19 de junio.

Respecto al cambio de dirección, el Imserso recuerda que el CREA de Salamanca "como el resto de los Centros públicos de Referencia Estatal dependientes del Instituto, está sometido a evaluación permanente del cumplimiento de sus objetivos esenciales -centrados en la investigación y la innovación en el campo en el que estén especializados-, al tiempo que se someten permanentemente al control y fiscalización del uso de los recursos públicos que se destinan a tales fines". Recuerdan que el puesto de González Ingelmo "se asienta en un contrato de alta dirección que por su naturaleza especial, basada en la recíproca confianza, permite su finalización por desistimiento por cualquiera de las partes. Los cambios o renovaciones en este sentido forman parte de la normalidad más absoluta en la gestión pública".

.

Etiquetas
Publicado el
14 de julio de 2020 - 09:48 h

Descubre nuestras apps

stats