El Ayuntamiento de Barcelona rechaza valorar si el agente que disparó a un sintecho usó bien el arma porque sería "aventurarse"

Albert Batlle, en una concentración este miércoles

El Ayuntamiento de Barcelona ha rechazado valorar la actuación policial del agente de la Guardia Urbana que el sábado disparó un tiro a un sintecho que antes presuntamente le había amenazado con un cuchillo y si la misma se ajustó a los protocolos policiales. Según el teniente de alcaldía de Seguridad, Albert Batlle, una valoración de este tipo sería "aventurarse".

La rueda de prensa municipal, convocada por sorpresa a media mañana, no ha traído apenas respuestas. Batlle tan solo ha anunciado una genérica "revisión de protocolos" que, según ha explicado, se produce cada vez que una actuación policial acaba con un "resultado no deseado", en referencia al sintecho tiroteado, que sigue ingresado en el Hospital de Sant Pau aunque su estado de salud ha mejorado en las últimas horas. ElDiario.es ha solicitado al Ayuntamiento el protocolo sobre el uso de arma de fuego de la Guardia Urbana, pero el consistorio ha declinado facilitarlo alegando que es de uso "interno".

Por lo demás, Batlle ha rechazado contestar a las preguntas de la prensa sobre si los protocolos de actuación de la Guardia Urbana permiten usar el arma de fuego cuando una persona amenaza con un cuchillo a los agentes, tal y como sostiene que pasó el Ayuntamiento. Varios testigos de los hechos sin embargo mantienen que el sintecho no amenazó con un cuchillo a los policías, y en los vídeos que grabaron se observa cómo el agente que disparó ya llevaba empuñada el arma desde como mínimo 20 segundos antes del disparo.

Tampoco ha querido valorar Batlle si la actuación de los cuatro agentes fue proporcional o si, por contra, hubiera sido más congruente con la situación que los cuatro agentes presentes en los hechos hubieran reducido al sintecho haciendo uso de la fuerza física, pero sin disparar. "Todo esto son especulaciones", ha dicho Batlle por respuesta.

En contraste con la contundencia del pasado sábado, cuando aseguró que el sintecho había amenazado a los agentes con un cuchillo, Batlle ha rechazado este miércoles realizar "aventuraciones o especulaciones sobre temas no contrastados", y ha emplazado al final de la investigación judicial de los hechos para adoptar una posición.

"Toda la información de la que disponemos ha sido puesta en manos de la Policía Judicial y los resultados de la información reservada abierta por la Guardia Urbana también se transmitirán al juez", ha agregado Batlle. El agente que disparó sigue en el cuerpo pero no realiza funciones operativas porque el arma sigue custodiada por los Mossos d'Esquadra.

Fuentes judiciales han explicado que la investigación todavía está en un estado muy embrionario y que se esperará a la recuperación del sintecho para activarla. Lo único de lo que dispone el juez es un atestado de los Mossos d'Esquadra que ha servido para imputar al sintecho por atentado a los agentes de la autoridad. La policía autonómica no realiza valoración alguna sobre si el uso del arma de fuego fue el adecuado al tratarse del atestado inicial que se limita a recopilar hechos y versiones de los testigos.

Pese a que la lesión que sufrió el sintecho herido también es perseguible de oficio por parte de los Mossos, la configuración inicial del caso no les incluye, una opción que sin embargo podría cambiar ya que la Fundació Arrels, que atiende a cientos de personas sinhogar en Barcelona, entre ellas al herido de bala, ha anunciado este miércoles que se personará como acusación en la causa.

Etiquetas
Publicado el
25 de noviembre de 2020 - 15:10 h

Descubre nuestras apps

stats