La portada de mañana
Acceder
Vox recupera la exigencia del veto parental para presionar a PP y Ciudadanos
Cinco claves del caso que ha acabado con la detención del expresidente Bartomeu
Opinión - Aviso a navegantes desde Sabin Etxea, por Esther Palomera

El ataque al bus turístico de Barcelona provoca un duro cruce de acusaciones entre los grupos municipales

Imagen de un pleno del Ayuntamiento de Barcelona

La acción de Arran contra un bus turístico el pasado 27 de julio sigue coleando, y se arrastrado hasta este lunes en una comisión municipal de carácter extraordinario convocada en pleno mes de agosto. Con las posiciones más alejadas posibles, para escucharse todo tipo de reproches entre las formaciones municipales que se achacan, por una parte, la supuesta flaqueza y permisividad municipal en los hechos y, por otra, la inacción de anteriores gobiernos municipales ante un modelo de turismo que no se frenó.

La semana pasada y a petición de los grupos municipales Demócrata (antigua Convergència) y del Partido Popular se convocó para este lunes la Comisión de Presidencia, Derechos de Ciudadanía, Participación y Seguridad y Prevención con el objetivo de hacer una condena unánime de lo que el concejal de Ocupación, Empresa y Turismo, Agustí Colom, ha calificado como "acto vandálico".

El responsable municipal ha detallado los hechos que ha calificado de graves y ha recordado que el consistorio ha emprendido acciones judiciales. Según Colom, las acciones de Arran, y también la emprendida por Endavant unos días más tarde, "se apartan del marco de diálogo para que entre todos podamos afrontar el problema y asegurar la sostenibilidad del turismo".

Ante la brevedad de Colom ha protestado el portavoz del Grupo Demócrata, Raimond Blasi que ha acusado a los responsables municipales de "silencio cómplice" ante los hechos y ha lamentado la ausencia de la alcaldesa en la comisión. "El gobierno ha sido lento y opaco porque en el fondo el suyo es el discurso de turismofobia", ha dicho, apuntado a una supuesta connivencia de los comuns con la acción de Arran. Segun Blasi, el gobierno de Barcelona "tolera el top manta y perjudica la marca Barcelona, ahora que se cumplen 25 años de los juegos olímpicos", hecho que asegura que pone en riesgo el turismo en la ciudad.

El portavoz del PP en el Ayuntamiento de Barcelona, Alberto Fernández Díaz, ha preguntado al gobierno si está dispuesto a "extender esa querella criminal contra los satélites de la CUP, Endavant y Arran". Fernández Díaz se ha referido a la acción como una muestra de lo que ha bautizado como "turismoborroka" en la que "encapuchados armados con cuchillos" corren por la ciudad.

"¿Hay alguien detenido ya?", ha preguntado la portavoz de Ciutadans, Carina Mejías, que se ha referido al centro de "la polémica nacional e internacional" en la que, según la portavoz municipal, se encuentra Barcelona en la gestión del turismo. Según Ciutadans, al gobierno de Colau "les va bien que la CUP les haga el trabajo sucio".

El portavoz municipal de ERC, Alfred Bosch, ha pedido a la comisión que tratara de abordar cuestiones como los efectos de la masificación turística y de paso a pedido "a los compañeros de la CUP que se hagan grandes y que den la cara". Bosch se refería de esta manera a la ausencia anunciada de la CUP, que se ha negado a participar en un debate que ha calificado de "circo mediático".

Tras el reproche, Bosch se ha dirigido al PP para reprocharle la gestión de la huelga de trabajadores de seguridad. "Ustedes han provocado el caos en el aeropuerto de Barcelona, primero con los pasaportes y ahora con el conflicto con la empresa Eulen", le ha dicho. El portavoz de los republicanos se ha dirigido a Rajoy para espetar que "es el primero que trata a patadas a los turistas con las colas del aeropuerto" y ha acusado a los responsables de Aena y del Gobierno español de practicar "la kale borroka de corbata".

En el turno de réplica y ante las acusaciones, el concejal del Gobierno se ha lamentado que "la mayor parte de ustedes llevaban un escrito hecho y daba igual lo que les dijéramos". Colom ha expuesto lo que ha calificado como "lucha contra los pisos turísticos ilegales" con la que ha defendido que el consistorio ha conseguido hacer rectificar a Airbnb en sus prácticas, aprobar una moratoria de alojamientos turísticos o hacer una ampliación de la Guàrdia Urbana de Barcelona. El concejal de BComú ha lamentado la posición planteada por los grupos municipales porque en su opinión "están magnificando los hechos" y que con ello crean una alarma social que no se corresponde con la visión de los turistas de Barcelona.

Después de la acción de Arran, Transports Metropolitans de Barcelona (TMB), la empresa pública municipal responsable de la gestión del Bus Turístico, presentó una denuncia por los 1.849,24 euros que asegura costó la acción de protesta de Arran.

Etiquetas
Publicado el
7 de agosto de 2017 - 19:59 h

Descubre nuestras apps

stats