eldiario.es

Menú

CATALUNYA

Las cargas policiales ponen fin a la marcha por la desobediencia de Barcelona

La manifestación, convocada por diversos colectivos dentro de la campaña Desobediencia 2014, tenía por objetivo apoyar a las 20 personas que serán juzgadas a partir del lunes en la Audiencia Nacional por haber participado en las protestas de junio de 2011 en el Parlament y mostrar rechazo a las reformas legislativas del gobierno del PP.

- PUBLICIDAD -
La protesta en Barcelona a favor de la "desobediencia" finaliza con actos violentos

Los furgones policiales avanzan hacia los manifestantes / EFE

Colectivos muy diversos convocaban este sábado una manifestación para desobedecer.  Desobediencia 2014 , que es el nombre de la campaña que ha salido por primera vez a la calle con esta manifestación, tiene múltiples reivindicaciones, todas enmarcadas en la defensa de los derechos y libertades de la ciudadanía.

La protesta, que ha congregado a miles de personas –12.000 personas según la organización, 4.000 según la Guardia Urbana– ha comenzado en la Plaza de Catalunya y ha recorrido las calles del centro de Barcelona acompañada de un fuerte despliegue policial, con un millar de agentes de los Mossos d'Esquadra.

La manifestación se convocaba, por una parte, para apoyar a las 20 personas que serán juzgadas a partir del lunes en la Audiencia Nacional por haber participado el 15 de junio de 2011 en la acción "Aturem el Parlament", convocada en el marco del 15-M.  Por el otro, se llama a la desobediencia ante las reformas legales planteadas por el PP: la ley del aborto, la ley de seguridad ciudadana, el código penal y la ley de extranjería.

Manifestació de la campanya Desobediència 2014 contra la repressió / João França

La cabecera de la manifestación en la Vía Laietana

La policía ha puesto fin a la manifestación con una carga a la marcha que subía la Via Laietana de Barcelona en un ambiente que se mantenía tranquilo, a pesar de los ataques de algunos manifestantes contra sucursales bancarias a lo largo del recorrido.  En una tienda de cómics por la que pasaba la manifestación poco antes de la carga han remarcado el alarmismo de la policía: "Han venido a decirnos que teníamos que bajar la persiana porque venía una manifestación de violentos, pero lo vemos todo muy tranquilo", aseguraron los vendedores en la puerta del local.

Las furgonetas aceleran contra la manifestación

Algunas furgonetas de los Mossos que estaban paradas arriba de la Vía Laietana han acelerado hasta detenerse a un metro de distancia de la cabecera de la manifestación, que ha quedado encerrada entre estas y las que la seguían desde atrás.

A partir de ese momento ha comenzado la tensión.  La policía ha utilizado los nuevos cañones de sonido de los que dispone el cuerpo para dispersar la protesta y ha cargado contra algunos manifestantes, que han reaccionado lanzando objetos contra los agentes.

Actuació policial al final de la manifestació Desobediència 2014 / Enric Català

Furgón de los Mossos d'Esquadra con un cañón de sonido para dispersar a los manifestantes / Enric Català

Mientras la concentración se dispersaba, los Mossos han echado todas las personas que permanecían en las aceras de la Via Laietana, dirigiéndolas hacia los callejones del barrio, por los que únicamente circulaban los furgones de la policía y donde había varios agentes de paisano.

Un pequeño grupo de manifestantes, con especial presencia de sindicalistas de la CGT, ha permanecido en la Via Laietana frente a la sede del sindicato cortando la calle hasta pasadas las diez de la noche.  Allí, los Mossos han detenido a dos manifestantes, acusados de daños, desórdenes y atentado y resistencia a la autoridad.  La Guardia Urbana asegura haber detenido a tres personas más a lo largo de la jornada acusadas de provocar disturbios, por lo que habría al menos cinco detenidos.

Actuació policial al final de la manifestació Desobediència 2014 / Enric Català

Una pequeña barricada con basura corta la Vía Laietana / Enric Català

La policía genera alarma en puntos emblemáticos

La manifestación ha esquivado los puntos emblemáticos de las concentraciones en Barcelona. Han subido por el Paseo de Gracia, pero han girado por Gran Vía antes de llegar a la Bolsa de Barcelona.  Una vez llegados a la plaza Tetuán, han girado hacia abajo, en vez de subir hacia el Departamento de Interior, a una calle de distancia.  Pasado el Arco de Triunfo, han girado hacia el Born, en vez de seguir hacia el Parque de la Ciutadella, donde se encuentra el Parlament.  Y, finalmente, saliendo del Born, han subido por la Vía Laietana, en vez de seguir hacia la plaza Sant Jaume.

Todos estos puntos estaban fuertemente protegidos por la policía, que había blindado alguna de las calles del recorrido.  En los alrededores del Departamento de Interior, por ejemplo, una camarera manifestaba su desconcierto ante la retirada de los contenedores de la zona.  Incluso una de las salidas de la estación de metro más cercana, Tetuán, estaba cerrada antes del inicio de la manifestación.  "Es porque hay una manifestación y se prevén disturbios en Interior", explicaba un trabajador de TMB, aunque el recorrido de la manifestación no pasó por el Departamento.

Actuació policial al final de la manifestació Desobediència 2014 / Enric Català

La policia detiene a un manifestante en la calle Argenteria / Enric Català


- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha