Catalunya prepara un decreto para mantener el toque de queda con tutela judicial tras el fin del estado de alarma

Los Mossos forman un control de movilidad a la entrada de Tarragona, en enero pasado

La Generalitat busca cómo rearmarse jurídicamente para intentar que el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya no le tumbe un eventual toque de queda o un confinamiento perimetral. Para ello prepara un decreto-ley para modificar la ley de Salut Pública autonómica, con el objetivo de incorporar un redactado que dote inequívocamente al Govern la facultad de reclamar a los jueces cualquier restricción necesaria para contener los contagios y la evolución de la pandemia. Según ha avanzado TV3 y ha confirmado este diario, la reforma estará lista para aprobarse el próximo martes, cinco días antes de que acabe el estado de alarma.

Según apuntan fuentes del Govern, la reforma supondrá hacer "retoques a la ley" con el objetivo de "tener más fuerza delante del Tribunal Superior" en caso de tener que reclamar nuevas restricciones. Entre las medidas que las autoridades sanitarias catalanas tienen más interés están los confinamientos interiores, por ejemplo para perimetrar zonas concretas con especial incidencia epidémica, o también para reclamar restricciones horarias, como sería la prórroga de un toque de queda total o parcial. Con todo, estas mismas fuentes afirman que se trata de tener los instrumentos jurídicos, pero que por el momento no hay medidas concretas decididas. Además subrayan que en todo caso siempre quedaría a expensas del aval judicial.

La consellera portavoz Meritxell Budó, ya había avanzado durante las últimas semanas que el Govern estudiaba diferentes fórmulas para reforzarse ante los tribunales. "Trabajamos para tener un marco normativo en el momento que el estado de alarma se levante", afirmó Budó este martes. Una legislación con la que, según ha admitido, Catalunya podría mantener el toque de queda o los cierres perimetrales "siempre que el Tribunal Superior de Justicia nos autorice".

Pese a eso, Budó se ha mostrado confiada en que, una vez decaiga el estado de alarma, no hará falta imponer medidas más restrictivas debido a la buena marcha de los datos epidemiológicos, que están estancados e incluso a la baja en algunos indicadores. Debido a estos datos, el Govern ha asegurado que lo que desea es "ir avanzando en la desescalada" a lo largo de las próximas semanas. El conseller de Interior ya ha insinuado en los últimos días la posibilidad de permitir una reapertura paulatina de la hostelería en el horario vespertino, que ahora solo llega hasta las 17 horas.

Etiquetas
Publicado el
29 de abril de 2021 - 12:01 h

Descubre nuestras apps

stats