CCOO inicia acciones legales contra Amazon por espiar a sindicalistas durante una huelga

Los detectives captan a un miembro del equipo de seguridad de Amazon aparta a un sindicalista para que salga un camión de su centro de logística

Comisiones Obreras ha emprendido acciones legales contra Amazon y la agencia de detectives Castor & Polux por el espionaje de los trabajadores en huelga de la planta que la multinacional tiene en El Prat de Llobregat (Barcelona). "Son prácticas propias de la primera mitad del siglo pasado que vulneran derechos fundamentales", ha manifestado el secretario general de la Federación de Servicios a la Ciudadanía de CCOO en Catalunya, Manolo Fages.

Tal y como ha desvelado elDiario.es este martes, la agencia de detectives Pinkerton, con la que trabaja Amazon a nivel mundial, subcontrató en Catalunya a la empresa Castor & Polux, propiedad de Julián Peribañez, exdetective de Método 3. En un documento interno de la firma, se sitúa al policía jubilado Antonio Giménez Raso como el "enlace policial" de la agencia de detectives barcelonesa con los Mossos d’Esquadra para comunicar "cualquier incidencia" durante la jornada de paro. 

En el informe de la agencia sobre la huelga en la sede logística de Amazon en El Prat, los detectives, que estuvieron presentes durante los piquetes de la huelga, valoran la actitud de los sindicalistas, los trabajadores e incluso de un equipo de periodistas que se dirige a informar al lugar. Las prácticas de espionaje a empleados de Amazon se han extendido por otros países de Europa, caso de Francia, Reino Unido, Italia, Alemania, Polonia, Austria, la República Checa y Eslovaquia.

CCOO, que tiene mayoría en el comité de empresa de Amazon en El Prat, ha emprendido acciones legales ante el espionaje al entender que podría vulnerar no solo el derecho a huelga y a la libertad sindical, sino también el derecho a la intimidad y a la protección de datos de los trabajadores y delegados sindicales de la empresa. 

Mientras estudia si presenta una querella penal, la primera acción legal del sindicato ha sido ante los juzgados de lo social de Barcelona. En un escrito previo a una demanda, CCOO solicita al juez que reclame a Amazon y a la agencia de detectives el informe de seguimiento de la huelga así como el contrato del encargo. 

Recuerda CCOO que la ley de seguridad privada impide que las investigaciones de detectives tengan como objetivo "el control de un ejercicio de un derecho fundamental" como el derecho a huelga. La normativa tampoco habilita a los detectives a obtener información mediante la vulneración de un derecho fundamental, agrega el sindicato. 

Para Fages, el episodio de espionaje a los trabajadores muestra que Amazon puede ser una empresa "muy avanzada tecnológicamente pero arcaica en relaciones laborales". "No estamos dispuestos a permitir prácticas que creíamos ya superadas y que van en contra de las normas básicas tanto a nivel laboral como respecto a la intimidad de las personas", ha agregado Faiges.

Etiquetas
Publicado el
1 de diciembre de 2020 - 17:55 h

Descubre nuestras apps

stats