El jefe de los Mossos intenta zanjar con una carta la crisis con su número dos

El president del Govern, Pere Aragonès, con el nuevo jefe de los Mossos, Josep Maria Estela

El jefe de los Mossos d’Esquadra, Josep Maria Estela, ha tratado de atajar la crisis interna en la cúpula de la policía catalana, provocada por sus crecientes desavenencias con su número dos, Eduard Sallent. El responsable de la policía catalana ha enviado una carta a los miembros del cuerpo a raíz de los “artículos publicados” y en la que asegura contar con el apoyo del conseller de Interior, Joan Ignasi Elena, y de todo el equipo de la jefatura para trabajar “juntos”. 

El conseller de Interior: "No se ha purgado a nadie, en los Mossos hay mucha movilidad interna"

El conseller de Interior: "No se ha purgado a nadie, en los Mossos hay mucha movilidad interna"

El mensaje “claro e inequívoco” de Estela, según deja escrito en la propia misiva, sirve al jefe de los Mossos para intentar salir al paso de la información destapada por El País de que llegó a pedir a Interior el cese de Sallent para continuar al frente de la policía. Desde la consejería, que trataron de contener la crisis sin negarla, admitieron que existían “dificultades” en la cúpula policial. Lo describió así el director general de los Mossos, Pere Farré, durante una entrevista en Rac1 el pasado sábado. Las quejas dentro del cuerpo hacia los responsables políticos se han multiplicado en los últimos meses por haber permitido que se llegase a este extremo de división y ultimátums. 

Estela fue elegido por el conseller Elena (ERC), para comandar la policía catalana después de que destituyese al major Josep Lluís Trapero, hace nueve meses. Esa controvertida decisión de la nueva dirección política del departamento se acompañó de una renovación de la cúpula policial en la que se apartó a los mandos de confianza del major y que fue calificada de “purga” por parte de la oposición y algunos sindicatos policiales. 

En la carta conocida este miércoles, el jefe de los Mossos repasa los distintos proyectos puestos en marcha por su equipo y afirma: “Puede estar seguros de que sin el apoyo del conseller, de su equipo de trabajo y de la jefatura no habría podido sacar adelante los proyectos que necesita el cuerpo”. Estas medida, asegura, las llevan a cabo “juntos” como “no podría ser de otra forma”. 

El comisario jefe recuerda que su etapa comenzó hace nueve meses y que está “llena de oportunidades para el cuerpo” y para los agentes. Un período que asegura está marcado por nuevas promociones de acceso y de ascenso, la llegada de nuevos vehículos y uniformes y proyectos estratégicos relacionados con nuevos retos de seguridad. Entre otros, apunta a la transformación digital, la feminización del cuerpo o la entrada de nuevos agentes que representen la diversidad cultural de Catalunya, así como la atención a las víctimas o el plan de acción contra las violencias sexuales.

En otro momento, recuerda que el cuerpo de los Mossos está sujeto a las políticas públicas y en especial a las del ámbito de seguridad y que se trabaja para atenderlas “manteniendo la gobernanza interna del cuerpo”. Estela añade que durante el otoño-invierno está previsto aplicar el nuevo decreto de estructura del cuerpo e iniciar la selección de nuevos mandos de la escala superior y ejecutiva. “Nos ayudará a reforzarnos aún más”, considera.

Descubre nuestras apps

stats