Junts acusa a ERC de usar la reunión con la extrema derecha como “cortina de humo” para tapar su acuerdos en Madrid

La vicepresidenta de JxCat, Elsa Artadi, en una imagen de archivo.

Arturo Puente


30

La reunión que el pasado viernes mantuvo el vicepresident del Parlament, Josep Costa, con un grupo de formaciones y grupúsculos independentistas entre los que había un partido de extrema derecha sigue enfrentando a Junts, el partido de Costa, y a sus socios de ERC, que durante todo el fin de semana le han reclamado la dimisión. Este lunes la portavoz de JxCat, Elsa Artadi, ha asegurado que si los republicanos continúan “alimentando la polémica estéril” es porque utilizan el episodio como “cortina de humo” para tapar sus acuerdos en el Congreso, como la aprobación de los presupuestos, la semana pasada, que puso de acuerdo al PSOE, Unidas Podemos, ERC, PNV y Bildu, entre otros.

“Seguramente tiene que ver con que son inexplicables sus políticas en Madrid y también en Barcelona”, ha asegurado Artadi, que ha desligado la reunión mantenida de Costa con su partido por no ser el implicado dirigente ni militante de Junts, aunque ocupa el puesto de más alto rango en el Parlament como diputado independiente dentro del grupo de JxCat. El viernes, pocas horas antes de que Costa reconociera su participación en el encuentro, Artadi había negado categóricamente la asistencia de su partido asegurando que “Junts no se reúne con partidos xenófobos”.

Este lunes en cambio Artadi ha pasado al ataque y ha acusado a los republicanos de cargar contra Costa por haber sido él quien “se ha destacado por defender los derechos y libertades” en el Parlament. Según ha defendido Junts durante el fin de semana mientras la polémica crecía, la petición de dimisión de Costa por parte de ERC tiene que ver con su enemistad manifiesta con el presidente de la Cámara, Roger Torrent, y en general con las reiteradas críticas del vicepresidente hacia Esquerra.

“Si alguien ha defendido que el 30 de enero se pudiera investir al president Puigdemont, ese ha sido Josep Costa. Si alguien ha defendido el derecho a votar de los presos políticos, ese ha sido Josep Costa. Y si alguien defendió el acta del president Torra, igual que lo hizo el pleno, ese fue Josep Costa”, ha asegurado Artadi en esa línea. “Y por tanto esta polémica interesada también tiene que ver con desgastar a aquella persona que ha liderado la bandera de los derechos y las libertades con acciones y no con proclamas”, ha añadido.

Además, en opinión de Artadi, Costa ya “ha dado todas las explicaciones que hacían falta”, por lo que ha tildado de “ridículo” continuar hablando del tema. Según ha considerado, “ningún independentista gana” con esta polémica y sí que lo hacen los grupos de extrema derecha que ganan protagonismo.

Por su parte, la presidenta de los 'comuns' en el Parlament, Jéssica Albiach, ha remitido este lunes una carta a Torrent en la que, después de constatar que Costa no ha hecho caso de sus peticiones de dimisión, pide al presidente que no delegue funciones de su Presidencia en el vicepresidente primero. Al entender de Albiach, Torrent no debería permitir a Costa ocuparse “de ninguna de las funciones de la Presidencia, ni la sustitución del presidente en los plenos del Parlament ni en cualquier acto institucional”.

“Las instituciones democráticas y el ejercicio de su representación son incompatibles con cualquier connivencia o diálogo con toda forma de fascismo y de racismo, sea cual sea la bandera bajo la que se amparan estas ideas”, ha afirmado la diputada en la misiva, en la que también afea a la formación de Demòcrates, escisión de la extinta Unió, haber participado en ese encuentro. ERC y Demòcrates, que concurrieron juntos a las elecciones de 2017 y se han mantenido en el mismo grupo anunciaron su ruptura este fin de semana debido a la reunión con la formación de extrema derecha.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats