Lesmes obvia la renovación del Consejo General del Poder Judicial en el acto con los nuevos jueces

El rey, en la entrega de la distinción al primer alumno de la promoción

El rey Felipe VI ha vuelto a presidir este lunes en Barcelona la entrega de los despachos a los nuevos jueces después de que el pasado año no lo hiciera por decisión del Gobierno. El acto ha estado marcado por las felicitaciones y mejores deseos a los togados, sin menciones al bloqueo en la renovación del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), que se alarga ya más de 1.000 días, por parte de su presidente en funciones, Carlos Lesmes.

La única alusión de Lesmes en su discurso al órgano de gobierno de los jueces ha sido para ponerlo "a disposición" de los nuevos togados para "preservar" su independencia "cuando resulte amenazada". "Esa, y no otra, es la clave de su existencia constitucional", ha apostillado.

En las últimas semanas el Gobierno y el PP han cerrado acuerdos para la renovación de órganos del Estado como el Tribunal de Cuentas o el Constitucional, pero el CGPJ, que todavía tiene la mayoría conservadora de su elección bajo el Gobierno de Mariano Rajoy, se resiste.

En septiembre, en el acto de apertura del año judicial, Lesmes había llamado a los partidos a acabar con la "insostenible" situación de interinidad del CGPJ. Pero este lunes en Barcelona no ha hecho referencia a la renovación del órgano de gobierno de los jueces.

Lesmes ha recordado a los nuevos togados que, al igual que el resto de miembros de la carrera, ahora su función será "procurar a paz colectiva y asegurar la convivencia" a través de la aplicación de las leyes, lo que permite asegurar "la plena vigencia" del Estado de Derecho. Un Estado de Derecho, ha recalcado Lesmes, que reclama de sus jueces "una defensa firme de la Constitución y de la ley, proporcionando respuestas adecuadas a los problemas de los ciudadanos y ofreciendo un marco de certeza y seguridad jurídica".

Sí ha celebrado de forma expresa Lesmes la vuelta de Felipe VI al acto de entrega de los nuevos despachos de los jueces tras su ausencia el año pasado en Barcelona. El Gobierno la justificó en la conveniencia de no generar crispación y de “velar por la convivencia” al ser en puertas de que el Tribunal Supremo dictara la sentencia de inhabilitación del entonces president de la Generalitat Quim Torra.

"La Justicia se administra en nombre de quien simboliza la unidad y permanencia de nuestro Estado, conjugándose así en la fórmula constitucional, armónicamente, las ideas de soberanía y unidad de nuestra nación", ha recordado Lesmes. El acto se ha cerrado con un "viva el rey" entonado desde el público, y el rey ha abandonado el Auditorio de Barcelona en medio de un sonoro aplauso y saludando al público.

En su discurso, Felipe VI ha animado a los nuevos jueces a aportar a la institución judicial "lo mejor de vosotros mismos para seguir afianzando esa legitimidad constitucional y moral que le corresponde". "Con vuestra labor reforzaréis la convivencia pacífica de la sociedad aportando no solo vuestros conocimientos jurídicos sino, sobre todo, unos valores, principios éticos y una rectitud personal y profesional que deben resultar ejemplares", ha aseverado.

También ha pedido el rey a los togados "continuar, con espíritu constitucional, la defensa de los derechos y libertades de los ciudadanos y de los valores que conforman el Estado de Derecho".

La agenda de Felipe VI en Barcelona se completará con la entrega de las medallas conmemorativas por el 250 aniversario de Foment del Treball, una de las cuales recaerá en el presidente de la Fundación la Caixa, Isidre Fainé, y de los Premios Carles Ferrer Salat en el MNAC, en el recinto de Montjuïc. En estos actos sí coincidirá con miembros del Govern, que por contra han decidido no acudir a la entrega de despechos, que sí ha contado con la presencia de mandos de los Mossos d'Esquadra, empezando por el major, Josep Lluís Trapero.

De los 188 jueces que componen la 70 promoción de la carrera judicial, de los que 134 son mujeres, 73 empezarán su carrera en Catalunya, comunidad que históricamente adolece de déficit de togados. El perfil de los nuevos jueces y juezas, según una encuesta realizada a su ingreso en la Escuela Judicial en 2019, es el de una mujer (representan el 71,28 % del total) con una edad media de 28 años, que ha tardado algo más de cuatro años y medio en preparar y aprobar la oposición.

Un 76% de los nueves jueces no procede de una familia de juristas. Entre las razones que la llevaron a elegir esta profesión, pesaron especialmente su pasión por el derecho, la función de los jueces como garantes de los derechos fundamentales, la independencia e imparcialidad de su función y la posibilidad de contribuir en la lucha contra la delincuencia.

Teniendo en cuenta el lugar de residencia habitual, Andalucía vuelve a ser la comunidad autónoma que más jueces aporta (48). Le siguen la Comunidad Valenciana (23), Madrid (22), Castilla y León (16), Catalunya y Galicia (11 cada una), Asturias (10), Aragón (9), Murcia (7), Extremadura y Canarias (6 cada una), Cantabria y País Vasco (5 cada una), Baleares y Navarra (3 cada una), Castilla-La Mancha (2) y Ceuta (1).

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats