Los pirómanos del incendio de Horta de Sant Joan en el que murieron cinco bomberos aceptan cuatro años de cárcel

Imagen nocturno del incendio de hace doce años

Pacto para cerrar el caso del gran incendio de Horta de Sant Joan (Tarragona) que en julio de 2009 acabó con la vida de cinco bomberos de la Generalitat. Este miércoles, cuando se cumplen doce años del fuego, los dos hombres que provocaron la catástrofe han cerrado un acuerdo con las acusaciones ejercidas por la Fiscalía y el Govern por el que aceptan penas de cuatro y tres años y nueve meses de cárcel respectivamente.

La sentencia de conformidad, que será publicada en los próximos días, condenará a los acusados por los delitos de homicidios por imprudencia, lesiones y también el de incendio forestal. Las penas solicitadas por las acusaciones, que pedían 20 años de prisión a cada acusado, se ven rebajadas a cambio de que los pirómanos han admitido los hechos y que han abonado las indemnizaciones de casi nueve millones de euros a los familiares de los fallecidos y por los daños en el bosque y los cultivos, informa la ACN.

Los bomberos Jordi Morè, de 40 años; Pau Costa, de 31; Ramon Espinet, de 47; David Duaigües, de 29; y Jaume Arpa, de 40, fallecieron a consecuencias de las quemaduras. Josep Pallàs, entonces con 36 años, resultó con quemaduras en el 75% del cuerpo, sobrevivió, y hoy continúa en el cuerpo de bomberos, tal y como él mismo explicó en una entrevista con elDiario.es hace dos años, cuando se cumplió una década del fuego.

Ambos acusados tenían en su contra pruebas abrumadoras que les han empujado a un pacto con las acusaciones con el que evitan sentarse ante un jurado popular. Por otro lado, las acusaciones también han dado su visto bueno al pacto habida cuenta de que, en caso de juicio, la eventual condena terminaría siendo mucho menor que los 20 años solicitados debido al retraso que ha acumulado el procedimiento.

Los dos hombres encendieron un fuego el 20 de julio al atardecer en la zona del barranco de Covars dels Ports de Beseit sin adoptar ningún tipo de precaución y siendo plenamente conscientes de las consecuencias que comportaba. Según concluyó la investigación, el fuego no solo fue provocado por los acusados, que lo causaron de forma deliberada, es decir, tuvieron conciencia del grave peligro que generarían las llamas para las personas y la naturaleza, ya que en la zona había 'masías' habitadas y se encontraba cerca de Horta de Sant Joan.

Ambos acusados, añadió el juez instructor cuando les envió a juicio, no avisaron a los servicios de emergencia y mintieron al propietario de una 'masia', al que dijeron que sí habían llamado al 112 cuando en realidad la primera llamada la realizó un agricultor de la zona a las 21:03:18h. Como consecuencia del fuego que encendieron ambos acusados, las llamas se propagaron por el monte y el incendio no se controló hasta tres días después. Además de los bomberos pertenecientes al GRAF de Lleida que fallecieron al quedar rodeados por las llamas tras un repentino cambio de viento, el incendio quemó 1.182,45 hectáreas, según cifró el perito judicial.

Etiquetas
Publicado el
21 de julio de 2021 - 15:00 h

Descubre nuestras apps