eldiario.es

9
Menú

CATALUNYA

Torra asegura que "volver atrás no es una opción" en el primer aniversario de la DUI

El president reconoce que el año posterior a la declaración de independencia "no ha transcurrido como queríamos" y culpa de ello a "la represión del Estado"

"El compromiso con la libertad, los derechos civiles y la democracia no será nunca moneda de cambio en una negociación", afirma Torra

- PUBLICIDAD -
Torra promete "enfrentarse" a posibles condenas con la "determinación" de 1-O

Torra promete "enfrentarse" a posibles condenas con la "determinación" de 1-O EFE

El objetivo sigue siendo la independencia pero la estrategia no está ni mucho menos clara. Así se podría resumir el discurso institucional que el president de la Generalitat, Quim Torra, ha pronunciado con motivo del primer aniversario de la Declaración Unilateral de Independencia (DUI) que aprobó el Parlament y a la que siguió la aplicación del 155 y la entrada en prisión o la marcha al extranjero del Govern de Puigdemont.

"Nadie ha dicho que será fácil, pero volver atrás no es una opción", ha aseverado Torra 365 días después, si bien ha reconocido que este año "no ha transcurrido como queríamos", en lo que ha sido el único viso de autocrítica de su intervención. El president ha culpado de este fracaso a "la maquinaria y el peso represivo del Estado que cayó encima del Govern legítimo y democrático, la mesa del Parlament y los activistas sociales".

Sin ninguna mención a los contrarios a la secesión, Torra ha diagnosticado que Catalunya se encuentra "en el periodo difícil entre la declaración de independencia y su realización efectiva". A juicio del president, la prisión de varios dirigentes, el "exilio" de otros y los "golpes" de la policía a los ciudadanos el 1-O "son la semilla de la libertad". 

De cara al juicio en el Tribunal Supremo a los líderes independentistas, que puede marcar el fin de la legislatura catalana, Torra ha reiterado que solo aceptará la absolución. "El compromiso con la libertad, los derechos civiles y la democracia no será nunca moneda de cambio en una negociación", ha apostillado.

Para responder a un juicio "que no es solo contra todo un pueblo, sino también contra los consensos sociales", Torra ha invocado las movilizaciones del 1 y el 3 de octubre del año pasado. "Harán falta grandes dosis de organización, inteligencia y carácter para ganarnos una libertad que no se nos presenta llana", ha dicho.

Torra, activista convertido a president por designio de Puigdemont, ve además cómo las discrepancias internas del independentismo ya no se pueden capear con el objetivo común del referéndum, como hace un año. Los sectores más duros no tienen miramientos para presionar y arremeter contra el Ejecutivo de Torra: decenas de personas, convocadas por la ANC, se han concentrado este sábado pese a la lluvia en varias sedes del Govern para exigir que se publique la DUI en el Diario Oficial de la Generalitat (DOGC).

En un comunicado, la CUP ha criticado al Govern por "autonomista" y por "acatar los marcos impuestos por el Estado". "Los movimientos de retirada empezaron el 28 de octubre del año pasado cuando la mayoría parlamentaria independentista en el Parlament y en su Mesa, pero también el Govern de la Generalitat, acataron el artículo 155 y abandonaron la vía de la autotutela de derechos", han afeado los cupaires. 

Más conciliadora se ha mostrado la junta directiva de Òmnium Cultural, que en el aniversario de la DUI ha expresado que la entidad "seguirá siendo un espacio de encuentro al servicio de la unidad de acción de todas las fuerzas soberanistas" con el objetivo de trazar una estrategia "compartida". La entidad presidida por Jordi Cuixart también ha avanzado que quiere convertir el juicio al 'procés' en el Tribunal Supremo en "una palanca de transformación hacia la República".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha