La portada de mañana
Acceder
La ponencia del TC pide sufragar colegios que segregan por sexo
El mapa de la desigualdad de renta por código postal
OPINIÓN | Semana fantástica en el bipartidismo, por Antón Losada

El Constitucional avala la reforma del reglamento del Parlament que impulsaron JxSí y la CUP

Diputados de la oposición protestan airadamente durante el pleno del día 6

La polémica reforma del reglamento del Parlament impulsada el pasado julio por JxSí y la CUP se adecua a la Constitución española. Así lo ha señalado el Tribunal Constitucional este miércoles, en una sentencia en la que avala la modificación del artículo 135.2 del reglamento de la Cámara catalana, considerando legal que se permita la aprobación de leyes por lectura única a petición de dos grupos, siempre que se permita la introducción de enmiendas.

JxSí y la CUP cambian el reglamento del Parlament para aprobar por la vía exprés la ley del referéndum

JxSí y la CUP cambian el reglamento del Parlament para aprobar por la vía exprés la ley del referéndum

Por esta razón el Tribunal Constitucional ha dictado una sentencia interpretativa, que impone una única forma de leer el nuevo redactado del artículo, en el sentido de que la lectura única debe aceptar siempre las enmiendas de los demás grupos. La abogacía del Estado llevó la reforma del reglamento ante el Constitucional, al considerar que había riesgo de que no se permitieran estas enmiendas, lo que hubiera supuesto una vulneración del derecho a la participación de los diputados.

La modificación introducida por la mayoría independentista hizo que el procedimiento de lectura única pasara de requerir el apoyo de todos los grupos para iniciarse a necesitar únicamente el apoyo de dos grupos. JxSí y la CUP introdujeron esta modificación con la idea de poder aprobar las leyes del referéndum y de transitoriedad por la vía exprés pero, ante la suspensión del Constitucional, en los plenos de los días 6 y 7 de septiembre acabaron usando otra vía.

Durante aquellos plenos la oposición se quejó por lo que consideraban una vulneración de sus derechos como diputados. La principal queja era que el procedimiento de lectura única no les permitía reclamar un informe sobre las leyes al Consell de Garanties Estatutaries.

Con todo, en ambos debates se permitió la entrada de enmiendas, abriendo unos plazos previstos para ello tal y como interpreta el Constitucional que debe hacerse un procedimiento de este tipo. Los grupos independentistas siempre defendieron que la reforma del reglamento era análoga a la del Congreso y otras cámaras autonómicas.

Etiquetas
Publicado el
29 de noviembre de 2017 - 14:41 h

Descubre nuestras apps

stats