Puigdemont: "España, basta de seguir por un camino que no resuelve el conflicto político"

Puigdemont, a su llegada al tribunal de Sassari

Primeras palabras de Carles Puigdemont tras su nueva victoria frente al Tribunal Supremo. El expresident de la Generalitat y eurodiputado de Junts ha vuelto a entonar el "así, no" que empleó hace cuatro años tras el discurso del rey Felipe VI para reclamar un cambio de actitud del Estado. "España, basta de seguir por un camino que dificulta claramente la resolución política del conflicto", ha reclamado Puigdemont.

En una rueda de prensa des L'Alghero, Puigdemont ha vuelto a reivindicar su opción de partir a Bélgica tras la fallida Declaración Unilateral de Independencia de 2017, ha recordado sus tres victorias en las justicias europeas y ha cargado de nuevo contra el Tribunal Supremo, que ha definido como "la excepción española en el Estado de Derecho europeo".

La comparecencia ha servido para volver a ver al Puigdemont más combativo y crítico con el Estado, con unas formas muy alejadas a las de la vía del diálogo que se pregona desde la Generalitat liderada por Pere Aragonès. El expresident ha puesto en el mismo saco a los líderes de PSOE y PP, Pedro Sánchez y Pablo Casado, por las promesas que el primero hizo hace dos años y el segundo este fin de semana de que lograrían su extradición. "No sé cómo lo harán cumpliendo con la ley porque las dos maneras que tienen son ilegales: o intervienen en las decisiones del Poder Judicial o me secuestran como los GAL".

Espoleado por las tres victorias que acumula en las justicias europeas, el expresident ha llegado a plantear la posibilidad de "preguntar a la Comisión Europea si España es miembro de la Unión Europea o hay una excepción española al Estado de Derecho europeo", aunque no ha concretado nada más al respecto.

"Me he ganado el derecho a decir que ya basta", ha sentenciado el expresident, para a renglón seguido acusar al Estado español de usar el Poder Judicial "para intentar conseguir sus objetivos políticos", que a su juicio son que los independentistas estén "encerrados en prisión" y que no puedan "hablar ni circular por Europa". "Estamos perseguidos por nuestras ideas políticas", ha apostillado.

El tribunal de Sassari (Cerdeña) ha suspendido el procedimiento sobre la extradición de Puigdemont hasta que la Justicia europea resuelva los dos procedimientos pendientes sobre el expresident: la cuestión prejudicial cursada por el juez Pablo Llarena al Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) para intentar evitar una nueva negativa de Bélgica a la extradición y el recurso de Puigdemont a la retirada de su inmunidad como eurodiputado que se sigue ante el Tribunal General de la UE (TGUE).

Los jueces italianos han tomado esta decisión a petición tanto de la defensa de Puigdemont como de la Fiscalía italiana, que actúa en la causa por la extradición del expresident en representación del juez Llarena, instructor de la causa del procés y emisor de la euroorden contra Puigdemont. El viernes pasado Llarena reiteró a los jueces italianos la petición de extradición de Puigdemont, si bien admitió la posibilidad de que la causa quedara en suspenso mientras no se resolvieran los dos procedimientos abiertos en la Justicia europea.

Pese a compartir la misma posición que la defensa de Puigdemont para reclamar la suspensión de la extradición, la Fiscalía italiana también ha puesto de manifiesto durante la vista que, una vez se resuelvan todos los pleitos ante la Justicia europea, de reactivarse el procedimiento en Cerdeña los delitos de sedición y malversación por los que se reclama al expresident sí encontrarían encaje en el Código Penal italiano.

En cualquier caso, la defensa del expresident confía en que no sea necesario volver a Cerdeña porque logrará una victoria en Luxemburgo. Los procedimientos ante el TJUE y el TGUE discurrirán en paralelo durante los próximos meses, aunque no se espera una resolución definitiva hasta primavera, según la defensa del expresident.

Se espera que primero se resuelvan las medidas cautelares planteadas este viernes por el expresident. Puigdemont pidió al TGUE que le devolviera la inmunidad como eurodiputado. Antes del verano el TGUE retiró la inmunidad al expresident al concluir que la petición de extradición estaba suspendida debido a la cuestión prejudicial planteada por el Supremo ante el Tribunal de Justicia de la UE (TJUE), y que en consecuencia el president no podía ser detenido. Así lo expuso la Abogacía del Estado, un criterio opuesto al manifestado por el juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena, que ha recordado a la Justicia italiana que la petición de extradición sigue en vigor.

La petición de cautelares de Puigdemont respondía además a lo advertido por el TGUE. El tribunal europeo, cuando le retiró provisionalmente la inmunidad, ya advirtió de que si volvía a ser arrestado, como ocurrió el pasado 23 de septiembre en el aeropuerto de L'Alghero, podía solicitar de nuevo que se le devolviera la inmunidad. De momento Puigdemont ha superado con éxito el primer 'round', aunque como ha recordado su abogado italiano, Agostinangelo Marras, "el partido no ha terminado, está suspendido".

Etiquetas
Publicado el
4 de octubre de 2021 - 19:10 h

Descubre nuestras apps

stats