Los cinco embustes que sitúan al alcalde de La Nucia y diputado provincial al borde del banquillo por vacunarse en una residencia

En el centro de la imagen, el alcalde de La Nucia, Bernabé Cano, sostiene una dosis de la vacuna en la residencia de mayores de la localidad.

Los Reyes de Oriente le trajeron un regalo al alcalde de La Nucia, Bernabé Cano, que lo ha puesto al borde del banquillo por los presuntos delitos de cohecho y prevaricación administrativa. El actual diputado y también exvicepresidente de la Diputación de Alicante se plantó el pasado 6 de enero en la residencia de mayores de la localidad alicantina, cuando se iniciaba el proceso de vacunación, y salió de allí inmunizado. Su departamento de prensa lanzó abundante material gráfico de la visita del alcalde a un centro privado sobre el que no ostenta ninguna competencia.

La jueza no le cree al alcalde del PP de La Nucia que se vacunó en una residencia y lo pone al borde del banquillo por cohecho y prevaricación

La jueza no se cree al alcalde del PP de La Nucia que se vacunó en una residencia y lo pone al borde del banquillo por cohecho y prevaricación

Tras el revuelo por su imputación, el presidente de la Diputación de Alicante, Carlos Mazón, le retiró las competencias a Cano, aunque mantiene el puesto en la institución provincial. El alcalde popular pidió el sobreseimiento de la causa pero la titular del Juzgado de Instrucción número 2 de La Vila Joiosa desestimó la petición e incoó el procedimiento abreviado que sitúa a Bernabé Cano al borde del banquillo de los acusados.

Estas son las cinco coartadas del primer edil de La Nucia que desmonta la jueza instructora en su demoledor auto:

El alcalde no fue invitado a la residencia

La defensa del alcalde sostiene que el 6 de enero Cano acudió a la residencia privada "a petición de los familiares de los residentes". La instrucción, por el contrario, ha determinado que el primer edil popular acudió "sin convocatoria oficial" y acompañado por el concejal de Sanidad, Manuel Alcalá, y miembros del equipo de prensa del consistorio "en calidad de alcalde de La Nucia y diputado provincial". De hecho, Cano colgó en su cuenta de Twitter varias fotos y el ayuntamiento emitió una nota de prensa en la que celebraba que 115 residentes y 60 trabajadores habían sido vacunados. Una jornada que "pasará a la historia", aseguraba.

Todos los testigos, incluido un agente de la Guardia Civil que custodiaba las dosis, han negado que Cano fuera invitado a entrar en el centro por la responsable de Salud Pública de la residencia. Por supuesto, ni en sus tuits ni en la nota de prensa del consistorio se indicaba que el alcalde se había vacunado.

No podía acceder a la residencia

Además, el auto recuerda que Cano entró al centro "cuando estaba absolutamente prohibido su acceso, al menos para él". El Ayuntamiento de La Nucia se limita a prestar la concesión administrativa del servicio a la residencia privada de la empresa Savia. "El carácter arbitrario y el grave quebranto de la legalidad en esta materia se manifiesta con la exteriorización del propio comportamiento del responsable político implicado y en la vulneración de las normas que regían no sólo el suministro de la vacuna sino también al acceso a residencias de personas mayores", aduce la instructora.

No se le vacunó como médico

El letrado de Bernabé Cano defiende que el alcalde se vacunó con una "dosis sobrante" en su "condición de médico en ejercicio" del club de fútbol de La Nucia. "Pudo acceder al centro porque era alcalde de La Nucia y no el médico colaborador del equipo de fútbol", responde tajante la jueza. El auto considera que el alcalde se adelantó "a la fase que le correspondía". Además, la instructora recuerda la "realidad social" de aquel mes de enero, con la "mayor incidencia de la pandemia" disparada. Todo ello, "a sabiendas [de] que no le correspondía en ese momento a pesar de su condición de facultativo". "De todas las diligencias de instrucción practicadas se pueden deducir indicios que permiten sostener que dicho ofrecimiento se realizó en su consideración a su cargo público y no como médico", agrega el auto.

El concejal de Sanidad propuso que se vacunara al alcalde

"Resulta incuestionable", abunda el auto, que el concejal de Sanidad, Manuel Alcalá, "le preguntó a la responsable de Salud Pública si el alcalde se iba a poder vacunar". Y es "incuestionable" porque tal que así lo declaró el propio edil. "Ya veremos al final de la mañana", respondió la mujer. Alcalá sostiene que para evitar que sobraran dosis, propuso que se vacunara al alcalde en su condición de médico del equipo de fútbol de La Nucia, junto con el facultativo de la residencia. La directora del centro, al enterarse de que el alcalde iba a recibir el pinchazo, "preguntó si eso se podía hacer". "Este comentario denota la preocupación o sorpresa de la directora del centro", afirma el auto.

No fue vacunado con las últimas dosis

Las dosis sobrantes afloran al final de la tanda de vacunaciones. Aquel 6 de enero en la residencia de La Nucia, se procedió a vacunar a 115 residentes y 60 trabajadores, además de los dos agentes de la Guardia Civil que custodiaban las dosis. ¿En qué momento de la jornada se vacunó el alcalde? La responsable de Salud Pública anotó el nombre de Bernabé Cano, junto con su condición de "médico-alcalde", al final del listado de residentes. No anotó ni su DNI ni su número de la tarjeta de la Seguridad Social, "extremo contrario a lo que sucede con os dos agentes de la Guardia Civil que también fueron vacunados".

"Partiendo de la presunción" de que las anotaciones de las vacunas suministradas a los dos uniformados se realizaron "al final de la mañana" por la responsable de Salud Pública, "se deduce que la vacunación del alcalde se produjo con anterioridad". De hecho, según destaca la jueza instructora, la responsable "se enteró al final de la mañana" de la vacunación de Cano, cuando "ya se había marchado del centro con la vacuna suministrada".

La jueza, en un auto muy contundente, rechaza la petición de sobreseimiento y archivo del procedimiento e incoa el procedimiento abreviado contra el alcalde popular de La Nucia. De momento, el polémico pinchazo ya le ha costado que Mazón le retire las competencias como diputado provincial en Alicante. Cano ha conservado su puesto de alcalde y de diputado provincial a pesar de las críticas de Ciudadanos, la formación con la que gobierna el PP en la Diputación de Alicante (el revuelo interno entre los dos socios trascendió a consecuencia de un inoportuno micro que se dejó abierto Mazón en el pleno).

La jueza que lo investiga considera que Cano prescindió "absolutamente de las normas procedimentales". La titular del Juzgado de Instrucción número 2 de La Vila Joiosa asegura que la vacunación al alcalde fue una dádiva. Así, existen numerosos indicios de que Bernabé Cano habría cometido los presuntos delitos de cohecho y prevaricación administrativa.

  • En una primera versión de este artículo se aseguraba erróneamente que Bernabé Cano es vicepresidente de la Diputación de Alicante, cuando lo fue en el anterior mandato. Actualmente es diputado provincial.
Etiquetas
Publicado el
17 de octubre de 2021 - 22:45 h

Descubre nuestras apps

stats