El alcalde de La Nucia, imputado por cohecho, se vacunó en una residencia privada sin vinculación alguna con el consistorio

El popular Bernabé Cano el día de su vacunación en la residencia Savia en La Nucía.

El alcalde de La Nucia, Benabé Cano, arguyó cuando se destapó que se había vacunado el pasado 6 de enero que lo hizo en su condición de médico de atención primaria. Sin embargo, los socialistas alicantinos enseguida remarcaron que está en excedencia desde hace dos décadas, a lo que el PP respondió que Cano ejerce como médico del Club de Fútbol de La Nucía. "Tiene ficha de federado y es, por tanto, un médico recocido por la Federación", arguyó su partido. El PSPV-PSOE pidió al presidente de la Diputación de Alicante, Carlos Mazón, que aclarara si el alcalde de La Nucia, que también es diputado provincial, cuenta con la compatibilidad para ejercer como facultativo del club local.

Cano ha conservado su puesto de alcalde y de diputado provincial a pesar de las críticas de Ciudadanos, la formación con la que gobierna el PP en la Diputación de Alicante (el revuelo interno entre los dos socios trascendió a consecuencia de un inoportuno micro que se dejó abierto Mazón en el pleno).

El presidente de la institución provincial retiró preventivamente las competencias a Cano y su partido le abrió un expediente informativo. Así quedó el alcalde de La Nucia hasta que la titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de Villajoyosa (Alicante) ha incoado diligencias previas y ha citado a declarar a Bernabé Cano como investigado tras una denuncia de la Fiscalía. La jueza investiga al alcalde de La Nucia por un presunto delito de cohecho pasivo impropio.

La instructora, además de citar a una docena de testigos, entre trabajadores de la sanidad pública valenciana y de la propia residencia donde se vacunó el alcalde, ha pedido a la Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas que le informe sobre si el Ayuntamiento de La Nucia tiene algún tipo de responsabilidad en la gestión o supervisión de la actividad asistencial del geriátrico.

Bernabé Cano acudió el pasado 6 de enero a la residencia de la localidad, acompañado por un equipo de la televisión local, para dar cuenta del inicio del proceso de vacunación, que en aquella época tenía como prioridad a los grupos de mayor riesgo frente a la COVID-19, especialmente las personas mayores de las residencias. Sin embargo, la residencia donde acabó inyectándose la vacuna es de titularidad privada (pertenece a Centros Residenciales Savia SLU) y su actividad, por tanto, está desligada del consistorio del municipio alicantino.

La jueza deberá determinar a qué santo se vacunó el primer edil en una residencia sobre la que no mantiene competencias municipales (al contrario, por ejemplo, que el alcalde popular de Villahermosa del Río, quuien se vacunó en una residencia de titularidad municipal). Así, los trabajadores de la residencia que ha citado la instructora como testigos declararán entre los días 6 y 7 de julio. 

Ciudadanos espera a que "se resuelva" el procedimiento

La situación de Cano en la Diputación de Alicante es enormemente delicada. Ciudadanos, socio de gobierno del PP en la institución provincial, propició que se aprobaran hasta tres mociones que pedían la dimisión del alcalde de La Nucia.

Los populares se quedaron en minoría por primer vez en la legislatura defendiendo a Cano. Fuentes de Ciudadanos en la institución provincial consultadas por este diario indican que la formación naranja apuesta por respetar el procedimiento judicial y "esperar a que se resuelva".

Etiquetas

Descubre nuestras apps