La portada de mañana
Acceder
El PP refuerza su bloqueo de las instituciones tras la decisión del Constitucional
Mapa - Los hospitalizados se multiplican hasta por nueve en la mitad de las provincias
Opinión - Pedro en Wonderland, por Rosa María Artal

El Comité Económico y Social advierte que la Generalitat Valenciana necesita mayor financiación para la reconstrucción postpandemia

Presentación de la memoria del Comité Económico y Social de la Comunitat Valenciana.

La ligera recuperación económica que empezó a apreciarse en 2018 se verá lastrada en 2020 por los efectos de la COVID-19. Y en la Comunitat Valenciana sus efectos se agravarán si no se resuelve el problema de la infrafinanciación autonómica. Así lo advierten los responsables del Comité Económico y Social de la Comunitat Valenciana, que aprobó y presentó este miércoles su memoria de actividad y su valoración del año 2019.

El presidente del órgano, Carlos Luis Alfonso Mellado, considera que en 2019 las condiciones socioeconómicas de la población han mejorado, aunque de forma más ligera que en ejercicios anteriores, y remarcó que esta leve recuperación se da en un contexto de infrafinanciación autonómica, una situación "muy injusta socialmente y catastrófica económicamente" que "obliga a un esfuerzo considerable para mantener servicios públicos de calidad e inversiones" por parte de Gobierno autonómico. "Si no se soluciona la financiación de la Comunitat Valenciana, la reactivación costará más", ha advertido. Ya en la memoria correspondiente a 2018 el organismo advertía que la recuperación de la crisis previa, iniciada 10 años atrás, se estaba lastrando por la falta de financiación por parte del Estado. Cada año, la Comunitat Valenciana recibe 1.457 millones de euros menos que el resto de la media española de autonomías de régimen común, lo que acaba engordando el déficit público.

Pese a esta situación, Mellado considera que el Ejecutivo valenciano y español han realizado una buena tarea y que España se sitúa en una posición ventajosa respecto a otros países. "Estamos en mejor situación que en otras comunidades autónomas, aunque la Comunitat Valenciana tiene dos problemas: el campo y el impacto en el sector turístico, que ha sido catastrófico", ha apuntado el presidente del CES-CV.

Los consejeros creen que los indicadores económicos son positivos. Según ha apuntado la responsable del bloque de empleo, Mila Cano, la valenciana es la cuarta autonomía española en reducción del desempleo, aunque con un ritmo menor que en 2018. Pese a la reducción, alertan de elevadas tasas de precariedad laboral entre los jóvenes y de la brecha de género en el mercado de trabajo: el 54,7 % de las personas desempleadas o en paro son mujeres, por lo que "hay una brecha de género tanto en el desempleo como en la incorporación al trabajo" y las tasas de paro juvenil "no mejoran". El aumento salarial ha llegado al 1,69 por ciento con respecto a 2018, pero no llega al 2 por ciento, "que es el criterio recomendado", por lo que instan a que las negociaciones laborales sean de carácter colectivo.

Sí se aprecian mejoras notables en lo referente a políticas sociales, donde se notan las medidas del Ejecutivo autonómico. Según Pascual Romero, coordinador de este bloque, en educación hay menos abandono escolar y, en materia de sanidad, "ha habido un esfuerzo presupuestario con respecto a 2018 y han mejorado muchos indicadores, como las listas de espera, y ha aumentado el gasto farmacéutico en atención primaria". Pese a ello, la brecha territorial sigue siendo elevada.

Las recomendaciones del consejo abogan por poner en valor el territorio y "la autoestima" de la población y buscar estrategias que reduzcan la brecha entre costa e interior, una llamada a las instituciones para fomentar la cultura como pueblo con identidad colectiva.

Etiquetas
Publicado el
15 de julio de 2020 - 22:49 h

Descubre nuestras apps

stats