Puig pide "responsabilidad" a la oposición para hacer frente a la pandemia en una bronca sesión de control

El president de la Generalitat, Ximo Puig, durante la sesión de control.

Frente a la estrategia de crispación que la derecha y la extrema derecha han adoptado en el Parlamento Valenciano, el Consell ha optado por la tranquilidad en sus intervenciones. PP, Ciudadanos y Vox han realizado este jueves en la sesión de control declaracioens similares "en apoyo" de la Policía Nacional y de condena a los disturbios en Madrid y Barcelona durante las protestas de la pasada semana, acusando a los partidos del Gobierno de alimentarlas. El Consell, que se manifiesta "radicalmente en contra de la violencia", reclama a la oposición responsabilidad y unidad para hacer frente a la pandemia y a los partidos alejarse de determinados discursos.

En el pleno de este jueves una de las palabras más repetidas ha sido "terrorismo", pese a que las preguntas de la oposición iban encaminadas a hablar de sanidad y de la gestión de la pandemia. Terrorismo para hablar del debate de À Punt Media del pasado viernes, donde se confrontó a una víctima con un rapero condenado por enaltecimiento e injurias a la corona -"frente a los ataques de la televisión pública valenciana que jamás puede equiparar a las víctimas del terrorismo con los terroristas condenados y fugados", decía Isabel Bonig-; terrorismo para referirse a los altercados de la pasada semana en protestas por la condena contra Pablo Hasél -"kale borroka", se ha escuchado de boca de Ciudadanos, "terrorismo callejero en Valencia", en boca de Vox-. Y "terrorismo" en las replicas del Gobierno, para referirse a la violencia machista que la extrema derecha niega: "No pueden permanecer ajenos al dolor de miles de mujeres ni pueden obviar que el peor terrorismo que existe hoy en la Comunitat es el terrorismo machista", reprochaba el president Puig con declaraciones similares a las de la vicepresidenta Mónica Oltra, para después recordar que "la Policía Nacional es de todos los ciudadanos y no de grupos radicales como el que usted representa", en respuesta a Vox.

Frente al lenguaje bronco de la oposición, que incluso ha llegado a soltar "vivas" a la Policía Nacional por las actuaciones de la pasada semana, el Ejecutivo autonómico se blinda con el objetivo de hacer frente a la pandemia. El president Puig, que apela a un tono más tranquilo, ha puesto en valor que la incidencia acumulada se haya reducido en un 88% en el último mes y que el 2% de la población valenciana se encuentre inmunizada. "No es buen camino eso de España nos roba vacunas. No haga nacionalismo de vacunas", ha afeado Puig a Cantó, que preguntaba por qué la comunidad ha recibido el 8% de vacunas de España si su peso poblacional es del 10%. El president anunciaba que se pondrán en marcha 160 puntos de vacunación en grandes municipios para proceder a la vacunación "masiva" en el mes de abril.

Puig considera que la pandemia es "un golpe al estado del bienestar y la respuesta debe ser de nuevo la unidad de acción"; ha defendido que ninguna comunidad ha dado tantas ayudas al turismo, la hostelería y los autónomos como la Comunitat, y ha destacado que el Tribunal Superior de Justicia ha "avalado siempre" las restricciones del Consell.

Etiquetas
Publicado el
25 de febrero de 2021 - 15:30 h

Descubre nuestras apps

stats