La portada de mañana
Acceder
Los agujeros del impuesto de Sociedades hunden la recaudación
La competencia fiscal entre comunidades complica el discurso del PSOE
OPINIÓN | 'El fascismo no es una ideología respetable', por Rosa María Artal

Cinco formas de organizar la cocina, ¡con un revistero barato!

Orden en la cocina

Eva San Martín


3

Organizar la cocina por poco dinero. Ese es el objetivo, aunque se plantea complicado cuando comenzamos a echar un vistazo a los sistemas de orden en casa de las tiendas y negocios de muebles y bricolaje. Por eso, nos alegramos tanto cuando encontramos un objeto sencillo y económico que podemos reutilizar para lograrlo: ¡un revistero! 

Pues bien: algo tan sencillo como un revistero rectangular, tipo archivador, puede resolvernos la papeleta. Y no solo es socorrido: un revistero puede lograr la gesta de organizar los cajones y alimentos de la cocina, además, de un modo muy estiloso. ¡Y mucho más barato! Lo creamos o no, un revistero tiene la capacidad de ordenar armarios y alimentos comunes que siempre tenemos en la cocina en cuestión de pocos segundos: ¡desde latas de conserva hasta las patatas o cebollas!

En esta ocasión, hablamos de los revisteros tipo archivador: con forma rectangular. El material es más optativo: podemos utilizarlos de metal, de madera, de mimbre, de plástico y hasta de cartón: cuál escojamos solo depende de nuestros gustos y de lo que tengamos más a mano.

Los metálicos suelen darnos un resultado más fino, y hasta podemos cambiarles el color y dotarlos de un tono dorado o pastel con un poco de pintura en aerosol. Y son baratos: los encontramos desde unos 4 euros. Los revisteros de madera y mimbre también quedan preciosos. Mientras que los revisteros de plástico y de cartón son todoterreno y más baratos: los tenemos por menos de uno o dos euros, ¡y nos permiten organizar objetos en lugares más sufridos!

1. En la cocina: revistero para organizar las latas y conservas

Cuando buscamos un accesorio barato pero bonito y elegante para organizar todas esas conservas y alimentos enlatados, podemos recurrir a un revistero. Puede que suene improvisado, pero solo necesitamos un revistero para guardar las latas de conserva y mantenerlas ordenadas: las apilamos dentro y ya las tenemos todas en un mismo sitio y a la vista.

2. En la cocina: revistero para organizar las tablas de cortar

 O podemos recurrir a un revistero rígido para ordenar todas nuestras tablas de cortar. ¡Y podemos tener muchas y de varios tamaños! Pues bien: solo hace falta meterlas en un revistero metálico, de madera o de plástico: todos funcionan igual de bien. ¡Y ya tenemos nuestras tablas de cortar alimentos ordenadas por pocos euros!

Y podemos dejar el revistero con las tablas de cocina sobre la encimera, si hay sitio. En caso contrario, una solución estupenda para ahorrar espacio consiste en atornillar el revistero antes a la puerta interior de un armario de la cocina: ¡y listo para tener en orden todas esas tablas de cortar queso, cebolla y demás alimentos! Hace un tiempo, además, te contamos cómo restaurar y cuidar las tablas de madera de la cocina para que siempre parezcan nuevas.

3. En la cocina: revisteros, geniales para organizar los rollos de papel de horno o film

No tiene más misterio: como ya hemos contado para las tablas de cortar y para las latas de comida, un revistero de tipo archivador rígido resulta un gran aliado para organizar los rollos de papel de diversas clases que solemos utilizar en casa. De nuevo, sirve para colocar sobre la encimera, y queda muy bonito si optamos por un revistero metálico o de madera. O podemos atornillarlo al interior de la puerta de un mueble para ahorrar espacio.

4. En la cocina: dentro de cajones para meter envases de comida

 Además de sobre la encimera, un revistero tumbado resulta útil para organizar envases de alimentos de todo tipo dentro de los armarios: desde los paquetes de pasta hasta bolsas con tortillas de maíz.

5. En la cocina: revistero metálico para guardar patatas y cebollas

Y un revistero metálico o de malla metálica puede resolvernos el dilema de espacio y organización de otros alimentos frecuentes que siempre solemos tener en la cocina: y que necesitan ventilación: patatas y cebollas. Basta con meter las patatas o cebollas dentro del archivador metálico, y podemos añadir una etiqueta al lateral para saber qué alimento lleva dentro el revistero con solo echarle un vistazo.

síguenos en Instagram

Si no te quieres perder ninguno de nuestros artículos, suscríbete a nuestros boletines

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats