eldiario.es

9

ConsumoClaro ConsumoClaro

Ocho ideas ingeniosas para aprovechar las sobras del pan

Los españoles desperdiciamos aproximadamente 7,7 millones de toneladas de comida al año

Un 5,4% de estos alimentos que van a la basura son pan

Foto: Security

Foto: Security

Se calcula que en España se tiran cerca de 7,7 millones de productos alimentarios a la basura, muchos de ellos ni siquiera pasan por la mesa, sino que van directos desde el supermercado a la nevera o la alacena, donde terminan pasándose de fecha de caducidad o pudriéndose. A veces, acaban en los desperdicios estando incluso en buen estado. Tal es el caso del pan, que conforma un 5,4 de los más de tres millones de kilos de comida que tiramos cada día.

La mayor parte de las veces el pan acaba en la basura en forma de sobras y recortes que quedan en la cesta sobre la mesa, y por pudor de que alguien los haya tocado o que se hayan secado, van al desperdicio. Sin embargo, este material puede tener usos culinarios muy ingeniosos y que le den una salida que aminore el volumen de despilfarro alimentario.

Muchos de estos usos están relacionados con la cocina tradicional que, a diferencia de la actual, tenía como premisa aprovecharlo todo y no tirar nada. Por lo tanto, además de reciclar, estos usos nos enseñarán a cocinar mejor y recuperar platos de nuestras abuelas. A continuación te exponemos ocho ideas para aprovechar las sobras del pan.

  1. Pan rallado: es la opción más obvia para el pan duro, pero también la que menos salidas tiene hoy día en que apenas empanamos la comida. No obstante, el pan rallado guardado en un bote siempre nos puede servir a posteriori para dar consistencia a sopas, guisos, caldos o salsas en nuestros platos de autor.
  2. Migas: un plato tradicional en toda la península aunque se reivindique como exclusivo de la mancha. Las migas, con distinto nombre e incluso ingredientes se han cocinado de norte a sur y de este a oeste, incluyendo portugal. Para ello se hace un sofrito de ajos cortados finos con jamón y chorizo a cortes medianos. A la mezcla se le pone el pan desmigado en trozos pequeños y se remueve mientras se le añade caldo de carne o agua. Se procede hasta que el agua se seca y el pan recupera su consistencia concentrando todos los sabores de la cazuela.
  3. Gazpacho: todo buen gazpacho, sea andaluz o en sus otras variantes, debe llevar miga de pan para llamarse como tal. El objetivo es que el almidón liberado le dé consistencia y ligazón. Así que ahora que llega el verano, en lugar de tirar el pan que sobra podemos aprovechar la miga para hacer unos buenos gazpachos.
  4. Salmorejo: el salmorejo, que a diferencia del gazpacho se hace en base a tomates que todavía no han madurado del todo, ajo, aceite de oliva y pan en mayor proporción que el gazpacho, por lo que podemos dar mejor salida a las sobras.
  5. Sopas: las sopas como la de ajo o bacalao se pueden hacer aprovechando el pan de sobras o pan duro que guardemos en algún recipiente a resguardo y que permita la ventilación. Basta con cortar unos buenos ajos, sofreírlos con aceite generoso y verter sobre el sofrito cachos de pan seco y lonchas para que se doren. Salamos, sazonamos con las hierbas deseadas y añadimos caldo de carne o de bacalao, en el caso de que queramos una sopa de bacalao, de un modo paulatino mientras removemos hasta que la mezcla adquiera consistencia cremosa. Podemos añadir después bacalao desmigado y huevo cocido rallado.
  6. Torrijas: plato típico de la Pascua pero que se puede hacer todo el años. Se guarda el pan en rebanadas y se deja secar. Después se moja con leche azucarada con canela o vainilla hasta que tenga consistencia otra vez blanda. Entonces las rebanadas se pasan por harina y huevo batido y se fríen.
  7. Budín: En el budín el pan, seco o no, se moja en leche dulce y se hace una masa informe pero consistente, que aprovecharemos para mezclar esta vez con huevo batido hasta que se homogeinice. Después la pondremos en molde de hornear recubierto de caramelo líquido y hornearemos a 200ºC durante media hora.
  8. Picatostes: tan sencillo como cortar en pan en cuadros, tiras o rebanadas pequeñas, salarlo, sazonarlo con hierbas que nos gusten y freírlo en aceite de oliva hasta que dore, poco más de un minuto. Se pueden usar de aperitivo o de acompañamiento en salmorejo, gazpacho, ajoblanco, etc.

DINOS QUÉ TEMAS TE INTERESAN

En ConsumoClaro estamos centrados en informarte de aquello que te interesa y, por tanto, queremos abrir un canal para que puedas comunicarte con nosotros y orientarnos sobre tus preferencias. Si quieres que investiguemos o hablemos de algún tema en especial, puedes escribirnos a redaccion@consumoclaro.es

Si no te quieres perder ninguno de nuestros artículos, suscríbete a nuestros boletines

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha