La portada de mañana
Acceder
La estrategia de Ayuso con la pandemia, un problema para Madrid y para Casado
El Gobierno mejora su oferta para la prórroga de los ERTE
OPINIÓN | De Madrid al delirio, por Antón Losada

Diez blancos con crianza de la DO Rioja que te romperán los esquemas

Foto: Linda Silva

Los blancos en barrica nos suenan de toda la vida como propios de La Rioja porque fueron los grandes clásicos que nuestras familias guardaban para las ocasiones especiales. Sin embargo, actualmente se están haciendo otros crianzas de gran calidad, quizá menos famosos, pero también con buena capacidad de envejecimiento en botella y de precios bastante más asequibles.

Cuatro vinos blancos diferentes que debes probar mientras dure el calor

Cuatro vinos blancos diferentes que debes probar mientras dure el calor

No podemos dejar de recordar que el Consejo Regulador de la DO Rioja establece cuatro categorías de vinos con crianza según el tiempo de envejecimiento: Los más jóvenes digamos que serían los genéricos, categoría que solo garantiza el origen y añada del vino. Suelen ser vinos en su primer o segundo año, que conservan sus características primarias de frescor y afrutado. 

Cuando en la parte trasera de la botella, abajo a la derecha, encuentras una etiqueta donde pone Crianza, estás ante un vino blanco que, al menos en su tercer año, ya ha permanecido en barrica de roble durante un mínimo de seis meses. Si en la etiqueta reza Reserva, te hayas ante vinos blancos muy seleccionados con una crianza mínima de 2 años, de los cuales, como poco seis meses, han de ser en barrica. 

Los certificados como Gran Reserva son vinos de grandes cosechas que han sido criados durante un período total de cuatro años, de los cuales al menos seis meses deben estar en barrica para que los reconozca la Denominación de Origen Calificada de La Rioja. 

No todos quieren que se les pongan etiquetas

Ahora bien, como no todos los bodegueros desean atenerse a determinados criterios exigidos por el Consejo Regulador porque limitan su creatividad y los cientos de posibilidades que permiten la vid, la viña y las técnicas enológicas, algunas botellas no llevan ese etiquetado aunque sí ofrezcan las mismas garantías sanitarias y de calidad que el resto, algo que hemos comprobado a la hora de catar los vinos para este artículo.

Por ello, no los vamos a catalogar por las categorías de la DO sino que los listamos de mayor a menor crianza tanto sobre lías y en barrica, como en botella, a buen recaudo en la bodega.

Los clásicos con más capacidad de guarda

1. Viña Tondonia Gran Reserva y Viña Gravonia Crianza son dos grandes clásicos de López de Heredia, los más conocidos por su capacidad de guarda y para envejecer con elegancia durante una década o más siempre que los conserves en perfectas condiciones de temperatura (14ºC) y humedad (75-80%) constante. En torno a los 12% Vol ambos. 

Como estos no hemos tenido el placer de catarlos, el sumiller David García nos asegura que "son unos blancos increíbles de un gran misterio porque hay mucha historia y saber hacer por parte de la bodega detrás; por eso se prestan más a tomarlos con la calma de degustar, darle un traguito e ir afinando las botellas poco a poco". Y más, teniendo en cuenta su precio, que parte de los 25 euros en adelante, superando los 300 euros, en función de la añada. 

2. Finca La Emperatriz 2016 un gran reserva que te transporta en una primera olfateada a una bodega antigua, como lo es la de los hermanos Hernáiz, y poco a poco se va abriendo el alcohol y va saliendo el genio de la botella que lleva encerrado cuatro años, tras diez meses en depósito de acero inoxidable y diez más en barrica. Almendra tostada, cítricos como la mandarina, mineralidad que sorprende por su ligereza. 13'5% Vol y 35 euros.

3. Rioja Vega Tempranillo Reserva 2016 es una delicia que transmite la crianza sobre lías durante cinco meses, seguida de la crianza tradicional en barricas francesas durante un año, más diez meses en botella hasta su comercialización. Locurón dorado y meloso, que acaricia la lengua y se regodea con multitud de matices que lo hacen versátil para cualquier maridaje. 13% Vol y 12 euros.

Los que podrían estar entre la reserva y la crianza

1. Pretium Blanco, de Pretium Viñedos Centenarios, es un blend de viura, malvasía y calagraño, variedad ancestral riojana rara de encontrar, muy azucarada, que aporta frescura y acidez a la sedosidad que le procura la fermentación con sus lías en barrica de roble francés de 500 litros durante 4 meses y otros 6 meses sin ellas. Se regodea en la boca paseando sus toques a frutas con hueso y especias. Es un señor vino de corte mineral con gran capacidad de evolución en botella. 14% Vol y 16 euros.

2. Amaren Blanco Fermentado en Barrica 2017 es el blanco con viura y malvasía fermentado en barrica durante nueve meses que Juan Luis Cañas le dedica a su madre (Amaren significa "de la madre" en euskera), quizá porque es puro azahar, muy floral, con un retrogusto muy claro a aceituna arbequina, fresco y ligero a pesar de los nueve meses de crianza. 13'5 % Vol y unos 13 euros.

3. Paco García tempranillo blanco es uno de los grandes frutos de la bodega familiar Paco García, que realiza una crianza sobre sus lías durante ocho meses: la mitad de la producción en depósito de acero inoxidable y la otra mitad en barricas de roble francés de 225 litros, lo cual aporta esa untuosidad y estructura en boca, que augura, además, un buen envejecimiento en botella. Bien fresco, floral y cítrico, perfecto para el estío. 13% Vol y 12 euros.

Los más jóvenes

1. Altos R blanco 2018 es un blanco, de Bodega Altos de Rioja alavesa, con 100% viura, de viñedos de 30-60 años, madurado seis meses en bodega, muy afrutado y floral, que entra solo y sabe estupendo con pescados al horno y la mayoría de los platos veraniegos. 13'5% Vol y 6,50 euros.

2. Muga es otro clásico representativo de La Rioja y su blanco fermentado en barrica durante tres meses, más su crianza sobre lías, saca la máxima expresividad de la viura, la garnacha blanca y la aromática malvasía, dando lugar a un vino suntuoso a la par que fresco, muy correcto y fácil de beber. 8,95 euros

3. El Lar de Paula blanco 2017 es un buen vino que aporta, a la potencia frutal en boca de la viura, el fantástico aroma de la malvasía de un color amarillo brillante y, gracias a su crianza sobre lías y en barrica durante aproximadamente tres meses, resulta muy agradable en boca, con notas florales, herbáceas y ahumadas. 13% Vol y 9,47 euros.

En cuanto al maridaje, por regla general, estos blancos, al ser tener más cuerpo y densidad, pueden combinar tanto con pescados, arroces, mariscos y pastas como con carnes blancas o de cerdo o cordero, e incluso con quesos potentes. 

Si no te quieres perder ninguno de nuestros artículos, suscríbete a nuestros boletines

Etiquetas
Publicado el
10 de julio de 2020 - 22:09 h

Descubre nuestras apps

stats