eldiario.es

9
Menú

Cultura

Warhol y su Commodore Amiga 1000

Cory Archangel rastrea la obra digital de Warhol después de ver un video del artista retratando a Debbie Harry con un ordenador

El Club de informática de la Carnegie Melon desentierra doce obras desconocidas de sus disquettes olvidados

- PUBLICIDAD -
Warhol y Debbie Harry con el Amiga 1000

Warhol y Debbie Harry con el Amiga 1000

Es una verdad mundialmente reconocida que Andy Warhol, el artista contemporáneo más famoso del planeta, tenía debilidad por las nuevas tecnologías. Y, sin embargo, ha tenido que esperar 30 años a que Cory Archangel, un artista del New Media principalmente conocido por sus fantásticas instalaciones de videojuegos, tropezara con un video del artista en youtube para que alguien mirara lo que se dejó el artistaen la disquetera de su ordenador. Que, por cierto, era un Amiga 1000, la respuesta de Commodore al Macintosh de Apple.

El único Warhol de la serie Campbel hecho con ordenador

El único Warhol de la serie Campbel hecho con ordenador

La escasa docena de dibujos y experimentos que han encontrado incluye una Venus con tres ojos, una reinterpretación de su famosa serie de latas Campbell y un retrato de Debbie Harry, vocalista de Blondie y musa de la modernidad, aunque las obras no eran precisamente secretas. En 1985, Warhol había firmado un contrato con Commodore International para el lanzamiento del Amiga 1000, en la que el artista recibió una comisión para demostrar el programa de gráficos de la máquina.

"El nuevo Amiga A1000 de Commodore se puso de largo anoche en el Lincoln Center entre fogonazos de flash, jazz desenfrenado, esmoquins alquilados y famosos de alquiler - escribió el New York Times el día después de la presentación- incluyendo Andy Warhol, que estaba allí para asegurar los primeros 15 minutos de fama de la máquina". Superior en todos los aspectos a los dos gigantes del mercado, el periódico dijo que el Amiga A1000 era "un Macintosh a color" y trabajaba "más rápido que un I.B.M". El retrato de Debbie Harry fue realizado precisamente durante la premiere mundial.

Fue precisamente este video el que puso a Archangel en la pista. Después de verlo por accidente, el artista -que es además un fanático de Warhol- contactó con el jefe de Archivos del Museo Warhol, Matt Wrbican, que fue capaz de encontrar los disquetes en un cajón. Tina Kukielski, del Museo Carnegie de Arte, les puso en contacto con el club de informática de la Universidad Carnegie Mellon, que pasaron un año entero raspando datos para recuperar este último legado. El resultado es parte del proyecto La fotografía invisible del Museo, que investiga el mundo de la fotografía a través de imágenes ocultas, inaccesibles o de difícil acceso.

Andy Warhol experimenta con su Amiga 1000

Andy Warhol experimenta con su Amiga 1000

"En las imágenes, vemos a un artista maduro que había pasado unos 50 años desarrollando una coordinación específica entre el ojo y la mano, y que de repente lidia con la extraña nueva sensación de tener un ratón en su mano, a varios centímetros de la pantalla -explicaba Archangel en la presentación de las obras. -Sin duda, tenía que resistir la tentación de tocar la pantalla". Según Wrbican presentó ayer las "obras" diciendo que devuelven al espectador al "amanecer de la era de la informática asequible en el hogar", en la que Warhol y otros "exploraban las tecnologías que hoy son tan ubicuas".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha