La portada de mañana
Acceder
La guerra entre Casado y Ayuso devuelve al PP a 2008
El estigma de la transparencia: de la "gripe española" a ómicron
OPINIÓN | Misión: desactivar a Yolanda, por Elisa Beni

EL ANUARIO DEL DESASTRE

La cultura ayudó a los hogares en la pandemia y nadie ayudó a la cultura

El audiovisual es el único sector no afectado por el consumo

El Ministerio de Cultura acaba de hacer público el informe más esperado: el anuario del desastre. La foto que arroja sobre lo sufrido por el sector cultural en 2020 es menos complaciente. La cultura aportó a los hogares, pero los hogares no gastaron en cultura. Nunca antes se consumió menos cultura que durante el año de la pandemia del COVID-19. Apenas se superaron los 223 euros por persona de media en todo 2020, un recorte del 16,2% y la peor cifra desde 2007. Aquel año los españoles gastaron 375 euros de media al año en bienes y servicios culturales. En 2020 el gasto total se quedó en 10,5 millones de euros (un 15,8% menos que 2019). 

La crisis sanitaria destruyó cerca de 85.000 empleos culturales

La crisis sanitaria destruyó cerca de 85.000 empleos culturales

La cifra más abultada la encontramos entre los espectadores de conciertos de música popular (incluyendo macroconciertos), que pasaron de 28.274 en 2019 (el mejor dato de la década) a 5.938, una caída del 79%. Los españoles se gastaron tres euros menos en la compra de libros, 32 euros menos en espectáculos y tres euros menos en museos. La única partida en la que pusieron más dinero fue en las cuotas y suscripciones de radio y televisión con un euro más. 

Los sectores más golpeados el pasado año fueron el cine, el teatro y los conciertos: apenas sumaron un 4,7% del total del gasto cultural, cuando en 2019 habían alcanzado el 16%. De hecho, el gráfico más dramático de todos es la caída mortal del número de espectadores en sala. En 2020 apenas fueron 27 millones, un descenso del 74,3%. La recaudación total fue de 161 millones de euros, una pérdida del 73,8%. Se exhibieron un 8% menos de películas, se estrenaron un 33% menos de películas y se produjeron un 16,2% menos de largometrajes.

Para entender el crítico momento por el que pasaron las salas de cine el año pasado hay que comparar 2014, el mejor año en las taquillas de los cines, cuando se recaudaron 518,2 millones de euros y por las salas pasaron 88 millones de espectadores. Es significativo que entre 2014 y 2020 el número de salas sea el mismo: 3.700. Quizá también llame la atención que el número de películas exhibidas fue mayor en 2020 (1.686) que en 2014 (1.590). 

Con 60 millones de espectadores menos, llama la atención que el número de películas exhibidas fuera mayor en 2020 (1.686) que en 2014 (1.590)

El libro, aunque ha crecido en porcentaje de gasto cultural por hogar, en cifras ha perdido como el resto de sectores. El gasto que mejor resistió la caída de ingresos en los hogares españoles durante el año de la crisis económica causada por la crisis sanitaria fue en "telefonía móvil y servicios relacionados con internet".

En 2020 las únicas industrias culturales españolas que consiguieron hacer crecer su negocio en el extranjero fueron las dedicadas a la audiovisual, que crecieron un 6,7% gracias al dominio de producto colocado fuera del videojuego. Sobre todo en Francia. Por el contrario, el libro ha sido la industria que más ha sufrido en este capítulo, con una caído del 22,5%.

La consecuencia directa de la caída del consumo cultural es la pérdida de empleo en el sector. En 2020 el volumen ascendió a 668.100 personas (un 3,5% del empleo total en España). La cantidad de trabajadores supone un descenso interanual del 5,9% respecto a 2019 (710.000). Por otro lado, las empresas culturales en su mayoría (67,6%) no tienen asalariados, el 26,1% es de pequeño tamaño (de uno a cinco trabajadores), el 5,7% tienen de seis a 49 asalariados y el 0,5% restante son empresas de 50 asalariados en adelante. Es decir, un tejido empresarial muy vulnerable. 

"La estadística estima que, a lo largo de 2020, periodo inmerso en la crisis COVID-19, el cierre provisional de las instituciones museísticas ha supuesto por término medio 119 días de cierre provisional por institución. Las 1.510 instituciones museísticas investigadas recibieron 20,4 millones de visitantes en 2020, cifra que supone una disminución del 68,9% respecto a 2018", explica el informe. Además, el número medio de visitas por museo abierto en 2020 fue de 13.817, frente a 45.929 registrados en 2018. 

Por último, las entidades de gestión de derechos de propiedad intelectual en 2020 recaudaron 363,8 millones de euros, lo que supone un descenso del 17,1% respecto al año anterior. A pesar del recorte en los ingresos, la cantidad repartida por derechos fue similar a la de 2019, 347,7 millones de euros. La SGAE fue la entidad que más recaudó, con 205.613 euros, seguida por Dama (26.303, la única que crece), Cedro (19.126 euros), Vegap (6.770).

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats