La portada de mañana
Acceder
Las dudas con el suministro dejan en vilo la vacunación de los mayores antes de abril
La mitad de las provincias desconoce el origen de al menos el 50% de los casos
Análisis - La calculadora de Illa para ser president, por Neus Tomàs
Noticia de agencia

Noticia servida automáticamente por la Agencia EFE

Esta información es un teletipo de la Agencia EFE y se publica en nuestra web de manera automática como parte del servicio que nos ofrece esta agencia de noticias. No ha sido editado ni titulado por un periodista de eldiario.es.

El sistema de ayudas al cine no funciona con pocos fondos, según productores

El sistema de ayudas al cine no funciona con pocos fondos, según productores
Madrid —

0

Madrid, 10 nov (EFE).- Los productores de cine se quejan de que el reparto de ayudas generales a la producción de largometrajes de este año, que se conoció ayer y que deja sin financiación pública a una veintena de obras, no funciona con pocos fondos, como es el caso de la dotación actual.

"Las ayudas han estado insuficientemente dotadas desde 2016; el problema es tener un modelo que funciona o no según la dotación presupuestaria que tenga, y ahora, como no lo está, pues no funciona", opina Emma Lustres, productora y miembro de la directiva de la Asociación Estatal de Cineastas (AEC) en declaraciones a Efe.

El actual sistema de puntos, explica, "es un método objetivo, pero en estos años, lo que han hecho desde el Ministerio ha sido ir modificándolo con una tendencia muy clara a igualar y por eso hay un montón de películas en un brete de puntos, y eso es malo, eso significa que es un mal modelo", considera.

"Y el hecho de que cada productor tenga que conseguir una serie de puntos genera una situación de 'canibalismo' y una obsesión de los productores por conseguir los puntos que, unas veces se obtienen no de la manera más adecuada, y otras -advierte- se toman decisiones enfocadas a conseguir puntos que no son las más apropiadas para la obra", denuncia la productora de "Celda 211".

El corte para recibir ayudas este año fue de 86 puntos (uno más que en 2019) y aunque algunas películas de destacados cineastas, como "El buen patrón", de Fernando Léon de Aranoa, "Teresa" de Paula Ortiz, "Live is life" de Dani de la Orden, o "Los renglones torcidos de Dios" de Oriol Paulo, tenían los puntos necesarios, se han quedado fuera por haberse agotado la dotación presupuestaria.

En ese caso se encuentran un total de 29 producciones, aunque unas 15 se quedan "injustamente" fuera, en opinión de Lustres, para quien debería haber "una puntuación más diferenciada que permitiera que jugásemos más al desempate".

La normativa del Instituto de Cinematografía y Artes Audiovisuales (ICAA) contempla la posibilidad de un empate a puntos, por lo que las películas afectadas podrán alegar en un plazo de cinco días hábiles, en este caso, hasta el 16 de noviembre.

La ley del Cine, recuerda Lustres, "se establece sobre cien millones (de presupuesto) y hay mucho menos, pero con una dotación adecuada -sostiene-, el modelo funcionaria. Las ayudas generales deben de contar mínimo con 75 millones", cuando se están repartiendo 40 millones de euros.

"Esto ha pasado todos los años, unas veces ha afectado a una o dos películas, otros a cinco o seis, pero este año ha sido una sangría. Lo que no puede suceder en el cine español es que haya una obligación de invertir para las televisiones y luego no se pueda contar con la financiación pública; eso es un problema", considera.

Y precisa que "no puede ser que proyectos que tienen contratos con televisiones en abierto, contratos de distribución nacional e internacional, y/o ayudas públicas de autonomías no consigan la ayuda del ICAA, es decir tienen todo menos la ayuda pública. Si Pedro Almodóvar ha conseguido su ayuda por los pelos", se queja.

"Obviamente, tenemos un sistema que no funciona, pero que con pequeñas modificaciones, es mejorable. El objetivo del modelo debería ser que toda película que tenga la financiación del mercado debería tener garantizada la ayuda publica".

En ese sentido, la AEC también se pregunta "qué necesidad había de modificar el modelo que se tenía y que, evidentemente, tenía algunos problemas, como el de la taquilla. Pero pasarle al mercado toda la valoración del proyecto, de modo que la financiación pública es la última que llega, no funciona, y no lo hará hasta que no haya dinero".

Otros productores, como Gonzalo Salazar-Simpson ("Ocho apellidos vascos"), coincide con Lustres en que el modelo se pensó para una dotación superior y recuerda que en su momento se barajó la idea de poder recibir una ayuda proporcional a los puntos alcanzados.

El productor y director de la Escuela de Cine de Madrid (ECAM), opina que habrá que esperar "a ver cómo reacciona el ICAA", y no descarta que adelanten la convocatoria del año que viene para que puedan seguir adelante los proyectos que se han quedado fuera este año.

Enrique López Lavigne recurre en Twitter al sarcasmo para opinar que "quizás el sistema nos esté diciendo 'NO HAGÁIS PELÍCULAS PARA SALAS'...".

Etiquetas
Publicado el
10 de noviembre de 2020 - 17:32 h

Descubre nuestras apps

stats