eldiario.es

Menú

El banquero de los Pujol y de Gao Ping ayudó a lavar dinero de las operaciones de Bancaja en México junto con un testaferro de Emarsa

La magistrada Lamela ha procesado a 48 personas, entre las que están el exdirector general de Banca Privada Andorrana, Joan Pau Miquel y Alejandro Silva Taboada, un empresario utilizado para sacar 300.000 euros de Andorra

Silva Taboada compartía empresa con uno de los empresarios vinculados a la trama Brugal de Alicante y Orihuela

- PUBLICIDAD -
Joan Pau Miquel Prats, director de Banca Privada de Andorra.

Joan Pau Miquel Prats, director de Banca Privada de Andorra.

Parte del dinero de las plusvalías de las operaciones que Bancaja realizó en la Riviera Maya mexicana acabaron en Andorra. Concretamente en cuentas abiertas en Banca Privada Andorrana (BPA), una entidad financiera investigada por haber sido utilizada por tramas tan variopintas como el clan Pujol, la mafia rusa, el empresario Gao Ping o la valenciana trama Emarsa. De hecho, el que fuera su director general Joan Miquel Prats -detenido en varias causas por corrupción- ha sido procesado por presunto delito de blanqueo de capitales junto a los directivos de Bancaja Aurelio Izquierdo y Domingo Parra.

Joan Miquel Prats fue el banquero de la familia de Jordi Pujol y explicó a la Audiencia Nacional en otro proceso como los miembros del clan repatriaron dinero de fundaciones panameñas. El banquero andorrano fue detenido en el golpe a la mafia china de Gao Ping y ahora se tendrá que sentar en el banquillo por las operaciones de Bancaja en México y las comisiones centrifugadas a través de su entidad junto a otras 47 personas. También ha sido procesado en esta causa otro banquero, en este caso de AndBank, Carlos Beamonte Nicolás.

La magistrada de la Audiencia Nacional concluye en su escrito que Izquierdo y Parra se repartieron las plusvalías de dos operaciones en México junto a los empresarios José Salvador Baldó, Juan Vicente Ferri y Juan Poch. Cabe recordar que los banqueros habían prestado capital y la entidad que dirigían formaba parte del accionariado de las sociedades que realizaron operaciones urbanísticas en Riviera Maya y en las que la caja de ahorros habría perdido 750 millones de euros.

"Aurelio Izquierdo, que formaba parte de Bancaja desde 1988, firmó un acuerdo marco en nombre de ésta, con AndBank, en virtud del cual se estableció un reparto de comisiones entre el propio izquierdo y el banco andorrano, por la gestión de clientes entre ambas entidades financieras", relata la magistrada.

Estas comisiones se traspasaban a una cuenta en las que también estaban los empresarios Vicente Llácer (Grupo Ática) y Eugenio Calabuig (Aguas de Valencia), figurando como apoderados con plenos poderes Izquierdo y Parra, "siendo estos quienes daban órdenes de inversiones en activos financieros y transferencias a los empleados de AndBank". 

Así, concluye la juez, "la gestión de la cuenta por parte de Izquierdo y Parra, con el consiguiente enmascaramiento de 16 millones de dólares procedente de dos operaciones en México, continuó hasta su liquidación el 9 de agosto de 2012 figurando en la instrucción una distribución de saldo final por importe de 13.910.992 dólares entre cuentas de Ferri y Baldó y dos cajas de seguridad". Bancaja perdió 750 millones.

También se sentará en el banquillo Alejandro Silva Taboada, un testaferro de la trama Brugal y que ayudó a dos imputados en el caso Emarsa -el expresidente de la depuradora de Pinedo Enrique Crespo y su hermano Carlos- a sacar 300.000 euros de andorra a través de su empresa Iguazú Falls. Silva Taboada habría participado en el entramado empresarial de los directivos de Bancaja en Andorra.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha