eldiario.es

Menú

Un responsable de la ONCE aconseja a una trabajadora en excedencia que alquile su casa para evitar el embargo

La CGT denuncia la situación por la que atraviesa Luisa Oliva, una vendedora a la que hace unos meses se le sugirió "indebidamente" que tomara dos excedencias sin sueldo "ante una baja por depresión y una posterior pérdida total de visión"

Desde la organización le aconsejaron que pusiera en alquiler su casa para poder afrontar a los gastos de la hipoteca

- PUBLICIDAD -
Senadores del PP ganaron un "cuponazo" que compraron porque acababa en 155

Un quiosco de venta de la ONCE EFE

La Confederación General del Trabajo (CGT) en la ONCE ha denunciado la situación a la que la dirección de la Organización Nacional de Ciegos Españoles ha condenado a una afiliada por discapacidad severa -y trabajadora desde hace más de 30 años- al "aconsejarle excedencias sin sueldo en lugar de baja laboral y luego no readmitirla pese a la reiterada petición del cese de las licencias". Sin ingresos desde hace más de un año, Luisa Oliva se enfrenta ahora al embargo de su casa y a unas condiciones de vida "imposibles", apuntan desde el sindicato.

La situación de Luisa Oliva, trabajadora de la ONCE en Benidorm, lejos de solucionarse pese a la denuncia interpuesta en Inspección de Trabajo, a la multitud de trámites realizados y a la publicación de su caso en prensa, "se agrava".

Si en 2016 el director de la agencia de Benidorm "aconsejó indebidamente a Luisa que, ante una baja médica por depresión y posterior pérdida total de visión, se tomara dos excedencias sin sueldo puesto que 'la Seguridad Social le reconocería seguro la discapacidad', ahora es el máximo responsable de Servicios Sociales de la ONCE en Alicante quien, el día de Santa Lucía (patrona de los ciegos), telefoneó expresamente a Luisa para aconsejarle que pusiera en alquiler su casa con tal de afrontar los gastos de la hipoteca". "Esta fue la manera en que la ONCE, a instancia de Enrique Llin, máximo responsable de la ONCE en la Comunidad Valenciana, se puso a disposición de la trabajadora tras varias gestiones sindicales", lamenta Adolfo Martínez, secretario general de la CGT en la ONCE.

"Así es como los directivos de la ONCE tratan a los más vulnerables e indefensos", ha sentenciado. "Es un trato inhumano, vejatorio y humillante, llevado a cabo por la dirección de la ONCE en Benidorm, pasando por la de Alicante, siguiendo por la Dirección Territorial de Comunidad Valenciana y terminando con la Dirección General", prosigue Martínez, para quien este caso "revela un desinterés absoluto en ayudar a una trabajadora ciega por parte tanto del consejo territorial como del estatal".

Degradación de las condiciones laborales

Asimismo, desde la CGT relacionan casos como el de Luisa con la degradación de las condiciones laborales de los vendedores de la ONCE. "No en vano, desde el XV Convenio Colectivo los trabajadores han de vender un mínimo mensual o se arriesgan a ser sancionados y despedidos, y la bajada de ventas de la plantilla es una realidad debido tanto a la crisis como a la puesta en marcha de los Canales Físicos Complementarios (distribución en gasolineras, Correos, quioscos, supermercados, etc.)", apunta el sindicato.

Y es que, como explica Martínez “la nefasta política de los actuales directivos de la ONCE se ha cebado especialmente en ciegos y grandes discapacitados”. En este sentido, el caso de Luisa “es sangrante, ella ha pedido en reiteradas ocasiones poner fin a la licencia sin sueldo con arreglo a lo dispuesto en el Convenio Colectivo, pero ahora se niegan a ello porque dicen que hay una doble interpretación de dicho artículo y que han de estudiarlo en una comisión paritaria”.

“Lo que no podíamos imaginar es que, tras solicitar ayuda al presidente del Consejo Territorial de la ONCE en la Comunitat Valenciana y que éste se comprometiera a ayudar a Luisa -continúa el sindicalista-, se pusieran en contacto con ella pero no para ayudar, sino para aconsejarle que alquile su casa y se vaya con sus hijos, cosas, animales de compañía, en definitiva con su vida, a casa de sus padres, y así, con los ingresos de alquiler podría pagar letras pendientes y salvar su casa del embargo”. Desde la CGT destacan el carácter, "sobre el papel", de corporación de derecho público, social y sin ánimo de lucro de la ONCE.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha