La portada de mañana
Acceder
Los barones se enfrentan por la pandemia y evidencian la descoordinación del PP
Teresa Ribera: "La sociedad demanda la reducción de vehículos"
Opinión – El problema de la prescripción universal, por Elisa Beni

Comprar alimentos por internet, qué información debes tener en cuenta

Un usuario del neobanco alemán N26.

La venta online está muy afianzada en determinados sectores como el tecnológico. Sin embargo, en otros como el de la alimentación, la evolución no ha sido la misma. En el terreno alimentario ha habido algunas dificultades añadidas a este tipo de venta, como el hecho de que el cliente no puede evaluar los productos por sí mismo, algo muy buscado y valorado en este sector. 

Pedir comida a domicilio: 5 prevenciones para evitar infectarnos por coronavirus

Pedir comida a domicilio: 5 prevenciones para evitar infectarnos por coronavirus

Pero los hábitos de compra han cambiado en los últimos meses a causa de la Covid-19 y la venta de alimentos ha dado un giro importante. Impulsado por las semanas de confinamiento, en España se calcula que 22,5 millones de personas de 16 a 70 años ya compran por internet, lo que representa casi un 70% de la población total española, según el VII Estudio Anual de eCommerce en España 2020, realizado por IAB Spain y Elogia.

De acuerdo con los resultados, los productos que se han comprado con más intensidad de la habitual son los relacionados con la alimentación (48%), seguidos de los del hogar (32%) y la tecnología y la comunicación (29%). 

Para los responsables del estudio, la Covid-19 ha cambiado las principales categorías de venta online ya que la alimentación se sitúa, por primera vez, dentro de las tres categorías más compradas. En cambio, los viajes caen de este ranking. 

Comodidad de compra, sin desplazamientos ni riesgos y stock amplio son algunos de los motivos por los que suele realizarse la compra online de alimentos. Pero deben tenerse algunas consideraciones para no tener problemas. 

La información que debes tener en cuenta en tres pasos

La información que debes tener en cuenta, según la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición(AECOSAN): 

  • A quién estás comprando: el vendedor tiene la obligación de incluir en la página web el nombre o denominación social; la dirección; el correo electrónico; otros métodos de contacto (teléfono, formulario de contacto, etc.); el número de identificación fiscal (NIF); los datos de inscripción en el Registro Mercantil; la información clara del precio de los productos o servicios, incluyendo si incluye o no los impuestos y gastos de envío; los códigos de conducta a los que está adherido y la forma de consultarlos electrónicamente. 
  • Qué estas comprando: en el caso de la alimentación, los productos deben cumplir con la legislación española y europea sobre alimentos y el etiquetado debe esta al menos en español. Debes recibir la misma información que si los estuvieras comprando de manera presencial antes de realizar el pago (denominación del alimento, lista de ingredientes, cantidad neta, condiciones de conservación, país de origen o lugar de procedencia, modo de empleo, etc.), excepto la de la fecha de caducidad o de consumo preferente y el lote. Esta información sí estará disponible en formato escrito en el momento de la entrega.
  • Qué debes comprobar cuando los recibas en casa: fíjate bien en el estado de la compra, sobre todo si se trata de alimentos perecederos refrigerados o congelados (deberá mantenerse la cadena de frío durante el transporte y la entrega). Debes tener en cuenta también que el pedido se corresponda con lo que has pedido, el embalaje está en buenas condiciones, el etiquetado es correcto y completo, está indicada la fecha de caducidad o consumo preferente.

No está permitido comprar directamente a particulares si no están registrados como operadores alimentarios y no cumplen la normativa y requisitos sanitarios. En cuanto a las plataformas de venta como Amazon o eBay, así como las redes sociales, estas actúan en la mayoría de los casos como intermediarios y en sus páginas web sí se pueden vender y comprar alimentos de forma legal, pero estas no son responsables de los productos que comercializan. 

Por tanto, estas plataformas deben indicar con claridad quién es el que va a vender el producto. En caso de algún problema, la responsabilidad recae en el vendedor, no en la plataforma o red social.

Las ocho señales que te indican que es mejor no comprar en internet

  1. La información no es completa: la dirección que aparece en la web no es exacta; aunque aparezca, no existe o coincide con la de otra empresa; solo figura un apartado de correos; no se ofrece un número de teléfono.
  2. Al realizar el pedido, la página web te redirige a otra.
  3. Los productos no llevan toda la información sobre sus características.
  4. La información sobre precios, garantía y el derecho de cancelación no es clara ni completa.
  5. Las ofertas son demasiado buenas para ser verdad. Desconfía de las ofertas demasiado atractivas.
  6. El sitio web da protagonismo a un producto "milagro".
  7. El nombre de la web no es el esperado para una tienda de alimentos.
  8. Aparecen numerosos errores tipográficos y expresiones incorrectas que pueden ser el resultado de una traducción automática. El precio no se ofrece en euros. 

síguenos en Instagram

Si no te quieres perder ninguno de nuestros artículos, suscríbete a nuestros boletines

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats