eldiario.es

Menú

DESALAMBRE

España toma distancia y dice que "no es el puerto más seguro" para la acogida del Aquarius

El buque de rescate Sos Mediterranée y Médicos Sin Fronteras continúa sin recibir el permiso de ningún gobierno europeo para poder desembarcar a las 141 personas socorridas el pasado viernes

Las autoridades marítimas maltesas e italianas han rechazado abrir sus puertos a la embarcación y España defiende que "no es el puerto más seguro" para recibirla

El presidente de MSF España ha explicado en una entrevista en Onda Cero que los ocupantes se encuentran "razonablemente bien" y que la tripulación dispone de víveres para "cinco o siete" días

47 Comentarios

- PUBLICIDAD -
La tripulación del Aquarius durante una de las operaciones de rescate el pasado viernes.

La tripulación del Aquarius durante una de las operaciones de rescate el pasado viernes. Guglielmo Mangiapane / Sos Mediterranée

El Aquarius, el buque operado por Sos Mediterranée y Médicos Sin Fronteras, navega rumbo al norte, al este de Malta y el sur de Sicilia (Italia), a la espera de autorización  para desembarcar a las 141 personas rescatadas el pasado viernes en dos operaciones en aguas del Mediterráneo. De momento, continúan sin recibir el permiso de ningún gobierno europeo para poder atracar en puerto seguro y "lo más cercano posible", tal y como solicitaron las organizaciones este domingo.

Italia y Malta ya han mostrado, una vez más, su rechazo a acoger a la nave de rescate. MSF ha denunciado en Twitter que las autoridades marítimas de ambos países han respondido que no "concederán un puerto seguro para poder desembarcar" al buque, que permanece a la espera de indicaciones. El ministro del Interior de Italia, el ultraderechista Matteo Salvini, ya recalcó el pasado sábado que el barco de rescate "no verá nunca un puerto italiano".

El Aquarius tampoco ha recibido el ofrecimiento del Ejecutivo español, que dice que "no es el puerto más seguro porque no es el puerto más cercano según lo establecido en el derecho internacional", según han indicado fuentes de Moncloa a eldiario.es. Por su parte, la alcaldesa accidental de Barcelona, Laia Ortiz, ha ofrecido este lunes el puerto de la ciudad condal para recibir al buque de salvamento. 

La Comisión Europea ha asegurado este lunes estar en contacto con varios Estados miembros de la UE y ha ofrecido su "total apoyo diplomático" para resolver la situación. El Ejecutivo comunitario, no obstante, no ha ofrecido detalles sobre los países con los que la CE ha tratado ni sobre el desarrollo de esas conversaciones.

A bordo del Aquarius viajan 44 mujeres y 97 hombres, entre ellos 73 menores, de los cuales dos tienen menos de cinco años. Según ha explicado el presidente de MSF España, David Noguera, en una entrevista en Onda Cero, los migrantes se encuentran "razonablemente bien después de una experiencia vital tan traumática huyendo de un conflicto y de una experiencia aterradora como es la de saltar al mar en la patera". El responsable de MSF ha indicado que la tripulación dispone de víveres para "cinco o siete días".

Los ocupantes del Aquarius fueron rescatados a 25 millas de la costa libia en dos operaciones distintas el pasado viernes. Noguera ha apuntado que una de las embarcaciones en la que trataban de alcanzar Europa se cruzó en el mar con cinco mercantes que no les socorrieron, algo que, dice, anteriormente no sucedía. "Los mercantes ahora están atrapados en esta dicotomía, porque tienen miedo a encontrarse en la misma situación del Aquarius y no poder desembarcarlos", ha señalado durante la entrevista. 

A diferencia de anteriores ocasiones, los migrantes fueron avistados por el Aquarius, sin que ninguna autoridad les avisara previamente de su localización, según ha informado a este medio Médicos Sin Fronteras. La nave también colaboró este domingo en el rescate de una patera en apuros de cuya presencia alertaron las autoridades libias. Una de sus lanchas logró localizar y repartir chalecos salvavidas, comida y agua a los ocupantes, que finalmente fueron socorridos por los guardacostas italianos. 

El pasado viernes, 25 migrantes fueron auxiliados en una primera operación, de los que 16 eran hombres y 9 mujeres, una de ellas embarazada, procedentes de países como Bangladesh, Camerún, Ghana, Costa de Marfil, Nigeria o Senegal. También se encuentran a bordo del Aquarius los rescatados en la segunda operación, 116 migrantes que viajaban en una barcaza de los que 78 eran varones, 38 mujeres, una de ellas encinta, y entre ellos había 67 menores no acompañados, todos de Eritrea, Somalia, Marruecos y Egipto.

El doctor de MSF a bordo, David Berversluis, ha explicado que desde el rescate se han estudiado las condiciones médicas de los migrantes para, en primer lugar, tratar eventuales enfermedades crónicas. Durante sus exámenes ha detectado numerosos casos de desnutrición, con problemas derivados de la deshidratación y que requieren de tratamiento médico continuado.

Las trabas vuelven a dificultar la labor del buque de rescate después de que el pasado junio, tras la negativa de Italia y Malta de permitir el atraque del Aquarius con 630 migrantes, se viera obligado a dirigirse al puerto español de Valencia tras la autorización del Gobierno. MSF y Sos Mediterranée han expresado su "extrema preocupación" por las políticas europeas que "obstaculizan la asistencia humanitaria y que han provocado un número vertiginoso de muertos en el mar en los últimos meses".

"Que acudan a Libia"

El portavoz adjunto del PP en el Congreso, Rafael Hernando, ha declarado que lo que les pediría a "barcos como el Aquarius y a ONG de este tipo es que acudieran al puerto más cercano, y el puerto más cercano, seguramente, sea un puerto en Libia".  "Hay que ofrecer salvamento y seguridad a todo el mundo", ha añadido en declaraciones a Telemadrid y La Sexta recogidas por la agencia Europa Press.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha