Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
Noticia de agencia

Noticia servida automáticamente por la Agencia EFE

Esta información es un teletipo de la Agencia EFE y se publica en nuestra web de manera automática como parte del servicio que nos ofrece esta agencia de noticias. No ha sido editado ni titulado por un periodista de eldiario.es.

Dinamarca, Suecia y Alemania se escudan en la inoperancia europea para justificar sus medidas para frenar a los refugiados

La ministra danesa de Justicia y Migración, Inger Stojberg, durante una rueda de prensa celebrada hoy en Bruselas

EFE

Bruselas —

Dinamarca, Suecia y Alemania han defendido este miércoles la aplicación de controles fronterizos temporales para frenar la llegada de refugiados a sus territorios, a falta de una respuesta europea a la crisis de los refugiados.

El comisario europeo de Migración, Dimitris Avramopoulos, se ha reunido con el titular sueco de Justicia e Inmigración, Morgan Johansson, la ministra danesa de Inmigración e Integración, Inger Støjberg, y el secretario de Estado parlamentario en el Ministerio de Interior alemán, Ole Schroeder.

Durante el encuentro se han analizado las medidas aplicadas en esos tres países en los últimos meses para responder a la crisis migratoria. Los representantes sueco, alemán y danés han defendido la importancia del espacio Schengen de libre circulación de personas en la Unión Europea (UE), pero han justificado los controles fronterizos temporales para responder a los importantes flujos de migrantes procedentes de países en conflicto que tratan de entrar en sus territorios. También han subrayado la necesidad de “compartir responsabilidades” entre todos los países de la Unión.

El ministro sueco ha señalado que los controles fronterizos que su país puso en marcha desde noviembre y los controles de identidad que ha comenzado a aplicar esta semana en todos los medios de transporte procedentes de Dinamarca han sido “necesarios para controlar la situación”.

Johansson ha recurrido también al alto número de solicitantes de asilo en Suecia, que solo en 2015 recibió a 163.000 personas, el mayor número per cápita en la Unión Europea, y ha indicado que el país no desea repetir esa situación este año.

El representante sueco ha reconocido que las autoridades del país asumen que los actuales controles “no se pueden mantener mucho más tiempo” y ha señalado que los países de la Unión deben “trabajar juntos” para facilitar la reubicación de los refugiados, aplicar la normativa sobre el asilo y proteger las fronteras exteriores. “Somos los países que más refugiados hemos acogido per cápita. Podemos hacer mucho, pero no todo. Tenemos que compartir la responsabilidad”, ha dicho Johansson.

Dinamarca baraja poner en marcha controles de identidad

Por su parte, la titular danesa ha indicado que su país, que ha reintroducido los controles en su frontera con Alemania -en principio del 4 al 14 de enero-, podría aplicar también en el futuro, si fuera necesario, controles de identidad similares a los puestos en marcha en Suecia.

“No queremos ser el destino final de miles y miles de solicitantes de asilo”, ha indicado la ministra, que también ha subrayado la necesidad de “soluciones europeas” para responder a la crisis.

En ese sentido, Alemania ha asegurado que el problema es que la UE todavía no cuenta con un sistema operativo de control de las fronteras exteriores, en particular entre Grecia y Turquía.

Según el representante alemán, el mecanismo para la reubicación de refugiados “no está funcionando” y hay dificultades en la aplicación del sistema de asilo y de Eurodac, la base de datos europea interconectada sobre solicitantes de asilo. “Mientras no logremos una solución europea (...) serán necesarias las medidas por parte de los Estados miembros”, ha señalado Schroeder.

El responsable alemán ha señalado que su país reintrodujo los controles fronterizos el pasado 13 de septiembre para responder al elevado flujo de inmigrantes, unas 3.200 personas al día, “cifra que no ha descendido en los últimos días”, añadió.

Por su parte, el comisario ha asegurado que los tres países y la CE están de acuerdo en que Schengen y la libre circulación “deben ser salvaguardados y que las medidas excepcionales se tienen que limitar al mínimo” y volver a la normalidad “lo antes posible”, lo que hace necesaria la disminución de los flujos de refugiados.

Según los últimos datos de la Comisión Europea, con fecha de 5 de enero, hasta ahora solo 272 personas han sido trasladadas desde Italia y Grecia a otros países de la UE. Los Veintiocho se han comprometido a trasladar a 39.600 refugiados desde Italia y a 66.400 desde Grecia. España ha acogido hasta la fecha a 18 refugiados, procedentes de Italia.

Etiquetas
stats