La portada de mañana
Acceder
La falta de control de los poderes del Estado sobre la Corona favorece el hermetismo de los movimientos del rey emérito
Entrevista - Ian Gibson: "Es lamentable que Juan Carlos I nunca condenara el régimen franquista"
Opinión - Los dueños de los datos, por Ignacio Escolar

Luto por las víctimas de Bangladesh frente a Benetton, una de las marcas que no paga indemnizaciones

Acto simbólico por las víctimas del derrumbe del Rana Plaza de Bangladesh frente a Benetton, una de las compañías que aún no se ha comprometido a pagar indemnizaciones./ G. S.

Vestidos de negro, sin gritos ni lemas polémicos; en silencio, pero con un símbolo contundente: diez personas portando diez letras: 'Bangladesh'. De fondo, 'United colors of Benetton', el conocido eslogan de la multinacional italiana que, a pesar de proveerse de su fábrica, se resiste a aportar dinero alguno para indemnizar a las víctimas del derrumbe del edificio Rana Plaza, donde murieron 1.138 personas y más de 2.000 resultaron heridas hace un año.

La moda que no se derrumba

La moda que no se derrumba

La acción, organizada por la ONG Setem en el marco de su campaña Ropa Limpia, ha intentado "hacer un llamamiento a todas las marcas para que contribuyan al fondo de compensación", según explican a través de un comunicado que recuerda que, además de Benetton, tampoco han efectuado ninguna aportación Carrefour ni Auchan (Alcampo).

Además, la cantidad total recaudada, queda muy lejos de la necesaria para indemnizar a todas las víctimas del derrumbe. "De los 29 millones de euros necesarios, las marcas solo han aportado la tercera parte", sentencian desde Setem.

El silencioso acto, que solo ha paralizado el camino de algunos curiosos que transitaban la Gran Vía de Madrid para preguntar por la relación de Bangladesh con la colorida tienda, chocaba con la expectación que rodeaba a los 'Cines Callao', situados a unos metros de la acción, donde cerca de 40 personas esperaban algo sin saber muy bien el qué. "No sabemos, parece que vienen los actores", se pudo escuhar.

Mientras, después de que alguno de los dependientes de Benetton se acercase a la puerta cristalina de la compañía con cara de extrañeza, la acción en conmemoración de las víctimas del derrumbe concluía. "No seremos muchos, pero hay que estar", auguraba una de las organizadoras.

Etiquetas
Publicado el
24 de abril de 2014 - 21:57 h

Descubre nuestras apps

stats