Mueren seis personas, entre ellas un niño de seis meses, en un naufragio en el Mediterráneo central: "¡He perdido a mi bebé!"

Momento del rescate de Open Arms en un nuevo naufragio en el Mediterráneo central.

"Buscad a mi bebé, he perdido a mi bebe", grita desesperada la madre de un niño de seis meses, mientras los socorristas de la ONG Open Arms tratan de rescatar a un centenar de personas que piden auxilio en el agua después de que se hundiese la base de la embarcación en la que viajaban en su intento de alcanzar las costas italianas. La organización ha publicado las duras imágenes de su operación de rescate en el último naufragio documentado en el Mediterráneo central, en el que al menos seis personas han fallecido y un centenar ha sobrevivido.

Entre los fallecidos se encuentra Joseph, un bebé de seis meses que fue rescatado por la ONG en parada respiratoria. El niño había sido reanimado por los médicos a bordo y estaba esperando la evacuación urgente con otras personas también en estado grave por el naufragio, pero finalmente falleció. "Remontó, pero horas más tarde su pequeño cuerpo no resistió", informaron desde Open Arms. "No ha resistido hasta su evacuación urgente, que está activada y en marcha para evacuar los casos más graves. Cuánta rabia y dolor", declararon desde la organización.

Según detallan desde Open Arms, su equipo había localizado la barcaza, tras muchas horas de búsqueda. Cuando se aproximó a la embarcación, repartió chalecos y mascarillas pero, poco después, el suelo de la embarcación cedió y todos sus ocupantes cayeron al agua. La inestable barca en la que viajaban estaba a la deriva desde el martes. Tras horas de búsqueda, un avión del operativo Frontex de la Unión Europea precisó a Open Arms la localización y el buque se dirigió allí. "Esto es lo que sucede cuando se quedan abandonadas durante días las personas en el mar", denuncian desde la ONG.

Se trata del segundo naufragio en las últimas veinticuatro horas, después de que este martes murieran trece personas, entre ellas tres mujeres y un menor, al naufragar el bote en el que un grupo de migrantes pretendía cruzar el Mediterráneo para huir de la guerra en Libia y alcanzar las costas de Europa, según la Organización Internacional de las Migraciones. Este martes, Open Arms también salvó a 88 personas de una embarcación muy dañada, con gran cantidad de gasolina derramada en el interior y en la que entraba agua, por lo que ahora navega con 199 migrantes a bordo.

En lo que va de año, 575 personas han muerto en su intento de llegar a Italia o Malta a través del Mediterráneo Central. La falta de vías legales y seguras para acceder a Europa les empuja a arriesgar su vida en el mar, tras su paso por Libia, donde los migrantes suelen ser víctima de abusos, tortura y extorsión. La Unión Europea no cuenta con una misión de salvamento en el Mediterráneo, una petición repetida por las organizaciones de derechos humanos desde hace años. Italia, con el visto bueno comunitario, hcedió hace dos años la coordinación de la labor de salvamento en las aguas internacionales entre Libia e Italia a las autoridades libias, a pesar de su menor capacidad de rescate, las denuncias de vulneraciones de derechos humanos que pesan sobre sus guardacostas y los abusos con los que suelen encontrarse los migrantes tras su retorno al país.

Etiquetas
Publicado el
12 de noviembre de 2020 - 15:39 h

Descubre nuestras apps

stats