Profesionales con títulos extranjeros denuncian los retrasos en las homologaciones frente al Ministerio de Universidades

Profesionales con títulos extranjeros se manifestaron en los exteriores del Ministerio de Universidades.

Al grito de “queremos una homologación justa, basta de mentiras” y “la ley nos ampara y ustedes no nos respetan”, decenas de profesionales con títulos extranjeros, se apostaron este viernes en los exteriores del Ministerio de Universidades liderado por Joan Subirats, para denunciar los retrasos en el proceso de homologación de carreras universitarias.

Con banderolas y pancartas, jóvenes extranjeros —en su mayoría— exigieron la homologación de sus títulos para ejercer sus estudios en España. “Siento que tengo mi vida en pausa hace cinco años, que no avanzo”, dice Luciana Boglione, una odontóloga argentina de 29 años. Registró sus documentos en este proceso en el 2017 y, hasta el momento, no tiene una resolución que declare que puede ejercer en su profesión. “Tenemos mucho que ofrecer, al final lo que queremos es trabajar en un área que no deja de ser de la salud”, asegura.

Luciana ha tenido que trabajar estos años de auxiliar en odontología, pese a tener los estudios exigidos para ocupar el puesto de odontóloga. Sus “ganas de seguir haciendo algo relacionado” a la profesión no han disminuido pese a las trabas que se presentan.

“Mentirosos. Ministerio, escuchen, ¿seis meses? ¡Mentira! La ley nos ampara y ustedes no respetan”, dice por un megáfono Janilka Tola. Es psicóloga de profesión. Llegó a España desde Bolivia e inició su proceso de homologación. “Me dijeron que en seis meses máximo se resolvía, que no me preocupe, que eso es lo que demora”, sin embargo, el proceso ya lleva cinco años y todavía no tiene una resolución favorable. Janilka resalta que no existe un criterio único de homologación de títulos entre profesionales que han cursado la misma carrera en la misma universidad y el mismo país.

“Vengo desde Girona solo para protestar. Esta situación me afecta demasiado ya que al cerrarnos las puertas como profesionales nos están limitando los puestos de trabajo. ¿De qué podemos trabajar? Cuidando ancianos, siendo camareros de piso, de planta, de bar. ¿Qué otras opciones nos dan? No nos dejan trabajar y eso atenta contra nuestros derechos”, sostiene.

A la manifestación se unieron también los familiares de los jóvenes afectados en este proceso con carteles como: “Mi hija lleva esperando cinco años, homologación odontología” y “Por favor, Sr. ministro, homologación ya”. La frustración se sintió en cada cántico y se reflejó en cada expresión, pese a que algunos de los asistentes decidieron ocultar sus rostros con máscaras para no desvelar sus identidades.

Daniel Barboza, un psicólogo colombiano, vive en España hace 18 años. Por temas económicos prefirió estudiar un máster a distancia en su país natal, sin saber que esta decisión lo sumergiría en una larga espera. “Estamos exigiendo la homologación como dice la ley, a seis meses. La ley está, solo hay que cumplirla”, sentencia.

En su manifiesto, estos profesionales exigen —entre otros— el reconocimiento de sus titulaciones considerando las “competencias necesarias a partir del recorrido curricular extranjero”, que se les evalúe en “igualdad de condiciones frente al grado” profesional español, que el Ministerio de Universidades vele por la “transparencia de los criterios de evaluación” y el cumplimiento de los plazos de la normativa vigente.

Esta es la cuarta vez que movimientos profesionales convocan a una manifestación en los exteriores del Ministerio de Universidades. Su reclamo sigue siendo el mismo: que las homologaciones de títulos se agilicen.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats