eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Empleo cambia su criterio para evitar que familiares que conviven a una misma residencia pierdan sus pensiones

El caso saltó hace unos meses: dos hermanas que vivían juntas en una residencia de mayores de un pueblo de Soria decidieron separarse cuando se enteraron de que la Seguridad Social iba a retirarle a una de ellas su pensión de viudedad

Empleo rectifica y aclara que coincidir en una misma residencia no puede entenderse como una unidad de convivencia

- PUBLICIDAD -
Báñez: La brecha de género en las nuevas pensiones cae al 19 % con el complemento

El Ministerio de Empleo, Fátima Báñez. EFE

La Seguridad Social ha cambiado su criterio para evitar que familiares que conviven en una misma residencia o centro pierdan sus pensiones porque constituyan una unidad de convivencia. El caso saltó hace unos meses: dos hermanas que vivían juntas en una residencia de mayores de un pueblo de Soria decidieron separarse cuando se enteraron de que la Seguridad Social iba a retirarle a una de ellas su pensión de viudedad. Al estar las dos en la misma residencia, el organismo las consideró una unidad familiar y calculó que, entre las dos, superaban los ingresos mínimos para que una de ellas recibiera una pensión. Ahora, Empleo rectifica y aclara que coincidir en una misma residencia no puede entenderse como una unidad de convivencia.

Aunque no es un caso muy frecuente, la historia de las dos hermanas de Soria hizo saltar más situaciones similares de familiares que conviven en un mismo centro de mayores, que cobran pensiones y que se ven ante una disyuntiva: o se les retira una de las prestaciones o se separan y viven cada uno en un lugar. En el caso de las hermanas de Soria una de ellas abandonó la residencia y regresó a su domicilio, a pesar de que su intención era la de estar juntas, para evitar que les quitaran una pensión.

A finales de 2017, el PSOE presentó en el Congreso una proposición no de ley para cambiar en la norma el concepto de "unidad económica de convivencia". Con ese cambio buscaba, precisamente, evitar que en los casos de familiares de segundo o tercer grado que conviven en residencias o centros de mayores pierdan una pensión no contributiva porque se considere que, juntos, superan los ingresos para acceder a ella. El Congreso aprobó la iniciativa, aunque sin el apoyo del PP.

Paralelamente, el Ministerio de Empleo redactó un nuevo criterio de interpretación para evitar estas situaciones. En la instrucción, que emite la Seguridad Social y que el Imserso (que depende del Ministerio de Sanidad) ha hecho ya llegar a las comunidades autónomas, el organismo modifica su concepto de unidad de convivencia a efectos económicos. Esa unidad, dice, debe llevarse a cabo "en el espacio físico propio de la vida familiar, es decir, de la vivienda". Debe existir también "interdependencia" entre esos familiares.

"El espíritu de la norma era proteger a todas aquellas personas que acrediten carecer de ingresos suficientes para su vida, siendo los requisitos exigidos de manera individual. La finalidad perseguida expresada en su exposición de motivos parece que exige una interpretación restrictiva de las limitaciones a este derecho, puesto que pretende ser una expresión de la solidaridad colectiva hacia colectivos que carecen de recursos suficientes", dice la Seguridad Social. 

El cambio de posición del Ejecutivo de Mariano Rajoy ha tenido lugar después de que  el Gobierno vetara la proposición de Ley que había registrado el PSOE para evitar la pérdida de la pensión no contributiva por concepto de "unidad de convivencia" y que afecta a familiares que viven en la misma residencia de mayores. El PSOE llevó el veto al Tribunal Constitucional. 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha