eldiario.es

9

La agencia de viajes Thomas Cook quiebra y deja a 600.000 turistas a la espera de ser repatriados

La compañía, que emplea a 22.000 personas, ha entrado en suspensión de pagos después del fracaso de las negociaciones con su principal accionista y acreedores

Todas las reservas han sido canceladas y este lunes se iniciará un programa de repatriación de los clientes de Reino Unido afectados

Thomas Cook mantendrá una reunión de emergencia para tratar de asegurar su futuro

Thomas Cook mantendrá una reunión de emergencia para tratar de asegurar su futuro EFE

Quiebra del segundo mayor operador turístico a nivel mundial. El grupo de viajes británico Thomas Cook, con 178 años de historia, ha entrado en suspensión de pagos tras haber fracasado las negociaciones de emergencia con su principal accionista y acreedores a fin de encontrar un rescate, según ha confirmado este lunes la Autoridad de Aviación Civil (CAA). El gigante turístico tiene a unas 600.000 personas de vacaciones.

La compañía, que emplea a 22.000 personas –9.000 en el Reino Unido– "ha cesado sus operaciones con efecto inmediato", según ha indicado el regulador en un comunicado, y tiene actualmente a 600.000 turistas –150.000 que tienen que volver a Reino Unido– de vacaciones en el extranjero, a falta de ser repatriados.

En España, el principal destino de los clientes del turoperador británico, hay entre 25.000 y 30.000 turistas afectados en Canarias por la quiebra, según ha afirmado esta mañana en la Cadena Ser el presidente de la patronal hotelera de Las Palmas, la FEHT, José María Mañaricúa. Thomas Cook es el segundo operador más importante de las Islas.

El Gobierno de Canarias ha comunicado que se está coordinando con el Ministerio de Fomento, cabildos y las patronales turísticas para responder a la crisis de Thomas Cook. El presidente de Canarias, el socialista Ángel Víctor Torres, ha afirmado que se trata de un "asunto trascendental que requiere de un plan de contingencia" aunque ha llamado también a la "prudencia".

El gigante del turismo británico no ha podido asegurar los 200 millones de libras (unos 227 millones de euros) que necesitaba como fondos extra para poder garantizar su supervivencia tras una jornada completa de reuniones cruciales mantenidas en Londres. "Todas las reservas del Grupo Thomas Cook, que incluyen los vuelos y las vacaciones, han sido canceladas", apuntó la CAA en la nota.

Programa de repatriación

El turoperador ha informado de la quiebra a través de su perfil de Twitter y remite a una página web con información al respecto. Thomas Cook comunica que "todas las vacaciones y vuelos proporcionados por estas compañías han sido cancelados y ya no están operativos. Todas las tiendas minoristas de Thomas Cook también han cerrado".

La aerolínea alemana Condor comunicó este lunes que seguirá operando sus vuelos de manera regular a pesar de que su matriz, el grupo británico Thomas Cook, haya entrado en suspensión de pagos. No obstante, por razones legales, Condor no podrá llevar a su destino a aquellos viajeros afectados por la quiebra del operador que hubieran hecho una reserva a través de un turoperador del grupo Thomas Cook, según informa la agencia Efe.

Por su parte, la aerolínea Thomas Cook Airlines ha informado de su cese de actividades.

El Gobierno británico ha dispuesto que se inicie un programa de repatriación durante las próximas dos semanas para las personas que tienen que volver a Reino Unido (no necesariamente británicos de nacionalidad), que comenzará este lunes y durará hasta el próximo 6 de octubre a fin de devolver a los turistas al Reino Unido. "Después de esta fecha, tendrá que hacer sus propios planes de viaje", advierte la página web de Thomas Cook.

La Autoridad de Aviación Civil ha comunicado que ya ha conseguido una flota de aviones en diferentes partes del mundo para poder traer de vuelta al Reino Unido a estos pasajeros.

Algunos de los pasajeros que se encuentran en "un pequeño número de destinos" podrían tener que tomar vuelos comerciales alternativos a los del programa implementado por la Autoridad de Aviación Civil.

También se advierte de que a causa de la "significativa magnitud de la situación" será "inevitable" que se produzcan algunas "alteraciones" y se pide a los clientes británicos en el extranjero que no viajen a los aeropuertos hasta tener sus vuelos de regreso al Reino Unido confirmados.

"Los clientes de Thomas Cook en el Reino Unido que tienen que viajar no deberían ir al aeropuerto pues todos los vuelos hacia el Reino Unido han sido cancelados", alertó la CAA.

Por su parte, el ministro de Transporte británico, Grant Shapps, anunció que el Ejecutivo y la CAA dispondrán "docenas" de vuelos chárter para trasladar de manera gratuita a casa a los clientes afectados.

"Pero la tarea es enorme, se trata de la mayor operación de repatriación en la historia británica (desde la II Guerra Mundial)", apuntó Shapps, que alertó asimismo de que habrá "problemas y retrasos".

Coste de los alojamientos

La Autoridad de Aviación Civil británica ha destacado que el colapso del operador es una "noticia muy triste para los empleados y los turistas". En cuanto al coste de los alojamientos, el organismo ha anunciado que está en contacto con los hoteles que alojan a los clientes de Thomas Cook como parte de sus paquetes vacacionales para hacerles saber que el programa ATOL cubrirá el coste de dicho alojamiento. 

"Los pasajeros que están cubiertos por ATOL con reservas para fechas futuras recibirán el reembolso total por la cancelación de sus vacaciones", ha asegurado la CAA. Respecto a los pasajeros que se encuentren en estos momentos en el extranjero "también pueden reclamar el coste de las partes del viaje que estuviera protegido por ATOL y que hayan tenido que reemplazar, o los gastos corrientes como consecuencia del retraso de los vuelos de vuelta a casa".

Thomas Cook, que opera en 16 países, cuenta con 105 aviones y posee 200 hoteles y complejos hoteleros con su marca, según su web, había previsto sellar esta semana un paquete de rescate con el conglomerado chino Fosun, estimado en 900 millones de libras (1.023 millones de euros).

No obstante, fue retrasado por la exigencia de los bancos -como el RBS y el Lloyds- de contar con nuevas reservas de cara al invierno, que la firma no ha sido capaz de lograr.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha