El BCE lanza un programa de estímulo económico de 750.000 millones ante la emergencia del coronavirus

La presidenta del Banco Central Europeo (BCE), Christine Lagarde.

Primera gran medida de la eurozona. Y anunciada a medianoche. El Banco Central Europeo ha decidido este miércoles a última hora lanzar un programa de emergencia de compra de activos públicos y privados para hacer frente a la emergencia del coronavirus. La medida asciende a 750.000 millones de euros, estará vigente mientras dure la pandemia y, al menos, hasta final de año.

Por qué las medidas del BCE no tuvieron efecto: Christine Lagarde no tiene la magia de Mario Draghi

Por qué las medidas del BCE no tuvieron efecto: Christine Lagarde no tiene la magia de Mario Draghi

¿Y esto qué significa? Que el BCE gastará 750.000 millones de euros extra en comprar deuda pública, valores emitidos por instituciones europeas supranacionales, bonos corporativos, bonos de titulización de activos y bonos garantizados, por ejemplo, para influir en las condiciones de financiación de Estados, clientes particulares y empresas y evitar que se disparen, lo cual repercute en el crecimiento económico y en la inflación.

La compra de activos del sector privado, como bonos garantizados, que están vinculados a los préstamos que los bancos dan empresas y particulares, lleva consigo que sus precios suban, lo cual genera que los bancos puedan conceder más préstamos, lo cual tiende a reducir los tipos de interés a particulares y empresas.

La medida llega después de que hace una semana el Banco Central Europeo anunciara una serie de medidas que no fueron recibidas bien por los mercados financieros: aunque anunció una inyección de liquidez –120.000 millones–, no tocó los tipos y la presidenta, Christine Lagarde, cometió el desliz de decir que el BCE no estaba para intervenir en la prima de riesgo. Es decir, que, a diferencia de su predecesor, Mario Draghi, no trasladó la sensación de que estaba realmente dispuesta a hacer "todo lo necesario" para amortiguar la crisis.

Este miércoles por la noche el Lagarde y el BCE esperan que sus decisiones sí tengan impacto positivo en los mercados. "Tiempos extraordinarios requieren una acción extraordinaria. No hay límites para nuestro compromiso con el euro. Estamos decididos a utilizar todo el potencial de nuestras herramientas, dentro de nuestro mandato", ha dicho la presidenta del BCE tras el anuncio del programa vinculado a la pandemia.

En concreto, el BCE ha decidido lanzar un nuevo programa de compra de activos temporales de valores del sector público y privado para contrarrestar "los graves riesgos para el mecanismo de transmisión de la política monetaria y las perspectivas para la zona del euro planteadas por el brote y la difusión creciente del coronavirus", explica la entidad.

Este nuevo programa de compra de emergencia de la pandemia (PEPP) tendrá una dotación total de 750.000 millones. "Las compras se llevarán a cabo hasta el final de 2020 e incluirán todas las categorías de activos elegibles bajo el programa de compra de activos existente", afirma el BCE.

Para las compras de valores del sector público, habrá "fluctuaciones en la distribución de los flujos de compra a lo largo del tiempo, entre las clases de activos y entre las jurisdicciones [países]".

"El BCE terminará las compras de activos dentro de este programa una vez que juzgue que la fase de crisis del coronavirus ha terminado, pero en cualquier caso no antes de fin de año", sostiene el organismo.

El BCE, afirma, "se compromete a desempeñar su papel de apoyo a todos los ciudadanos de la zona del euro en este momento extremadamente complicado. Con ese fin, el BCE se asegurará de que todos los sectores de la economía puedan beneficiarse de condiciones financieras favorables que les permitan absorber este impacto. Esto se aplica igualmente a las familias, empresas, bancos y gobiernos".

"El Consejo de Gobierno hará todo lo necesario dentro de su mandato", prosigue: "El BCE está totalmente preparado para aumentar el tamaño de sus programas de compra de activos y ajustar su composición, tanto como sea necesario y durante el tiempo que sea necesario. Explorará todas las opciones y todas las contingencias para apoyar a la economía a través de este shock".

El BCE también anuncia que "en la medida en que algunos límites autoimpuestos puedan obstaculizar las acciones que el BCE debe tomar para cumplir su mandato, el Consejo de Gobierno considerará revisarlos en la medida necesaria para que su acción sea proporcional a los riesgos que enfrentamos. El BCE no tolerará ningún riesgo en toda la zona del euro".

Etiquetas
Publicado el
19 de marzo de 2020 - 00:09 h

Descubre nuestras apps

stats