Noticia de agencia

Noticia servida automáticamente por la Agencia EFE

Esta información es un teletipo de la Agencia EFE y se publica en nuestra web de manera automática como parte del servicio que nos ofrece esta agencia de noticias. No ha sido editado ni titulado por un periodista de eldiario.es.

Cofides: Los primeros rescates a empresas medianas se aprobarán en septiembre

Cofides: Los primeros rescates a empresas medianas se aprobarán en septiembre
Madrid —

0

Madrid, 28 jun (EFE).- El presidente de Cofides, José Luis Curbelo, confía en que el fondo de 1.000 millones para recapitalizar empresas de mediano tamaño afectadas por la pandemia apruebe desde septiembre las primeras inversiones para ayudar a reforzar la solvencia de muchas compañías de distintos sectores en dificultades.

"Estoy seguro de que estamos siendo optimistas, pero querríamos tener el primer comité técnico para evaluar inversiones en el mes de septiembre", ha desvelado en una entrevista con Efe, en la que ha considerado también que se trata de un plazo "muy exigente" porque está por medio el verano.

Aun así, ha insistido en que quieren que en septiembre haya ya alguna operación aprobada; para que esto sea una realidad, a partir del próximo miércoles 30 de junio estará operativa una plataforma para que las empresas en apuros presenten su solicitud de rescate.

El objetivo tradicional de Cofides, una sociedad pública de capital mixto donde el 47 % del capital pertenece a los grandes bancos españoles, era invertir con empresas españolas en terceros países, así como apoyar a la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo.

Ahora, además, la compañía se encargará de la gestión del fondo de recapitalización de empresas medianas afectadas por la pandemia, dotado con 1.000 millones y con el que, según las estimaciones de Curbelo, se podría llegar a apoyar a un centenar de empresas viables pero con dificultades por la crisis de la COVID-19.

El fondo busca reforzar la solvencia de empresas con unas ventas anuales de entre 15 y 400 millones -en España hay casi 14.000 en esta franja- sin problemas de viabilidad antes de la pandemia, pero que han perdido al menos el 20 % de su facturación durante la crisis y tienen un plan de negocio viable a medio y largo plazo.

El presidente de Cofides incide en este último aspecto ya que para aprobar la recapitalización de cualquier compañía es "esencial" que exista la "confianza" de que la empresa podrá reestructurar sus deudas y será capaz de superar la crisis en la que se encuentra.

En ese caso, el Estado aportará a las pequeñas empresas entre 3 y 15 millones de euros de financiación y a las empresas de mediano tamaño entre 4 y 25 millones de euros, ya que por encima de estas cantidades la compañía puede optar al fondo de rescate gestionado por la Sepi.

Curbelo da por hecho que habrá una "demanda importante" por parte de empresas ligadas con el ocio, el turismo y el transporte, pero piensa también en otras actividades relacionadas con el sector aeronáutico, como las empresas de componentes, o la automoción.

Por regiones geográficas, aunque el sector turístico tiene unas zonas dominantes, el presidente de Cofides aventura que también podrían recibir peticiones de ayuda, por ejemplo, de hoteles que no forman parte de grandes cadenas o con presencia en ciudades medianas o menos turísticas.

LOS PASOS A SEGUIR

Las empresas que quieran optar a las ayudas deben consultar en la web de Cofides la documentación necesaria y presentar la solicitud a través de una plataforma que estará, previsiblemente, habilitada a partir del miércoles 30 de junio.

Posteriormente, la sociedad gestora del fondo recurrirá a la ayuda de una agencia de calificación para que en un plazo de "entre una y dos semanas" otorgue una calificación provisional de la compañía que solicita la ayuda.

De este modo se podrá saber si la operación tiene un riesgo financiero "aceptable" y se puede "apostar" por la empresa confiando en su viabilidad futura.

Una vez hecha esta primera selección, comienza una fase que puede durar entre 8 y 12 semanas en la que la operación pasa al control de un analista de Cofides y el dossier de la empresa se entrega a unos consultores externos, tanto analistas financieros como bufetes de abogados, cuya opinión será determinante.

El presidente de Cofides hace hincapié en que la inversión tiene que recibir "luz verde" por parte de los asesores externos y sólo así se remitirá el dossier a un comité técnico que será quien en última instancia decida sobre la viabilidad de la operación.

El comité estará formado por "funcionarios de alto nivel y sin opinión política predefinida", que aprobarán o no la financiación y las condiciones, explica Curbelo, quien enfatiza que el plan de negocio de la empresa tiene que ser "realista" y "creíble".

LAS CONDICIONES DE LAS AYUDAS

La financiación con fondos 100 % públicos se concederá por un plazo máximo de 8 años y con un interés creciente, de manera que se incentive que la propia empresa esté interesada en devolver la financiación porque, una vez superado el bache, le resulta onerosa.

"Damos dinero barato cuando estás muy fastidiado, pero luego el Estado no tiene ningún interés en quedarse dentro de una empresa a largo plazo", expone de manera didáctica el presidente de Cofides, que destaca que si la compañía ha "sobrevivido", es viable y estará en condiciones de devolver la financiación.

Para una pyme, el dinero se presta el primer año a un interés mínimo de 225 puntos básicos, "claramente muy por debajo de lo que sería el mercado", que sube a 325 el segundo y tercer año; a partir del cuarto ejercicio es cuando la financiación se encarece y pasa a 450, luego a 600 para llegar incluso a 800 al final del préstamo.

Por eso Curbelo tiende a pensar que si en unos años la empresa ha salido del "hoyo", podrá sustituir la financiación por una más barata, sin ninguna penalización; "todo lo contrario, el Estado quiere salir porque es dinero de todos los españoles", añade.

MÁXIMA VOLUNTAD DE RECUPERACIÓN

Ante el riesgo de que Estado rescate a empresas que luego sean incapaces de remontar, el presidente de Cofides argumenta que las compañías tienen que estar mal para acceder a los fondos, pero no "tan mal" que el riesgo de impago se dispare.

"Son empresas que en el argot financiero tienen una probabilidad de falencia o default superior al 10 %, entre el 10 y el 20 %. Eso significa que, a día de hoy, existe la probabilidad de perder en cada una de las inversiones entre el 10 y el 20 %", añade.

Sin embargo, "si la empresa empieza a salir del agujero, esa probabilidad de default, disminuye" aunque, aclara, cuando el comité técnico se reúna una de las primeras cosas que tendrá que decidir es el rango de asunción de pérdidas que el fondo puede aceptar.

Curbelo insiste en que habrá la máxima voluntad para recuperar "prácticamente todo" el dinero, pero sin olvidar que el objetivo fundamental es ser capaces de seleccionar a las empresas que, estando mal, tienen futuro.

Etiquetas
Publicado el
28 de junio de 2021 - 10:13 h

Descubre nuestras apps