Energía, educación privada o residencias de ancianos: las inversiones en España del nuevo socio de LaLiga

Tendam, dueña de Cortefiel, es una de las inversiones de CVC en España.

LaLiga tiene nuevo socio, el gigante de capital riesgo CVC. Esta firma ha acordado con la asociación que reúne a los 42 principales clubes españoles inyectar unos 2.700 millones de euros al negocio deportivo del fútbol en España a cambio de una participación de cerca del 10%.

La transacción, avanzada por The New York Times, se llevará a cabo a través de una sociedad que no incluye la comercialización de los derechos audiovisuales de los clubes y valora el 100% de la actividad del fútbol español en más de 24.000 millones, cifra que supera la capitalización de muchas compañías del Ibex 35.

El acuerdo va a suponer un balón de oxígeno financiero para el balompié español, si bien cuenta con las reticencias del Real Madrid, según avanzó este miércoles Financial Times. La entrada de CVC ha recibido el visto bueno de la Comisión Delegada de LaLiga, formada por el presidente de la patronal, Javier Tebas, y 14 clubes entre los que no están el FC Barcelona ni el Real Madrid. La votación de los 42 equipos de ambas divisiones se espera para la próxima semana.

La entrada de CVC se ha anunciado tras la fallida Superliga de los clubes más ricos de Europa y puede aliviar los estragos de la pandemia en la burbuja del fútbol español. Con equipos como el FC Barcelona en una delicada situación financiera, muchos de ellos se han visto abocados a pedir préstamos millonarios avalados por el Estado ante la drástica caída de sus ingresos. También van a dejar de contar desde el mes que viene con los patrocinios de las empresas de apuestas, prohibición que LaLiga ha recurrido en los tribunales.

Los clubes van a repartirse gracias al acuerdo con CVC 2.460 millones en préstamos participativos con un 0% de interés a 40 años. Esto les permitirá computar esos fondos en su patrimonio neto, y no como deuda, para cumplir con las exigencias del denominado fair play financiero. En el caso del Barça, la inyección que recibirá se estima en unos 250 millones y le permitirá hacer frente a la ficha de su gran estrella, Messi.

Creada en 1981, CVC se define en su web como “un líder mundial del private equity y el crédito”. Cuenta con 114.800 millones de dólares en activos bajo gestión, 162.700 millones de dólares en fondos comprometidos y una red global de 24 oficinas: 16 en Europa y América y ocho en la región de Asia Pacífico. La firma, que recientemente negoció un acuerdo similar al de LaLiga con la Serie A italiana que no llegó a fructificar, tiene amplia experiencia en el mundo del deporte.

Deporte y apuestas

CVC fue propietaria hasta 2016 de la Fórmula 1 y hasta 2006, de la española Dorna, organizadora de MotoGP. Actualmente participa en los torneos de rugby Seis Naciones, Premiership Rugby y Pro 14, y en la Federación Internacional de Voleibol. También ha negociado su entrada en la Bundesliga alemana y el equipo de la NBA San Antonio Spurs. Y tiene experiencia en el negocio de las apuestas deportivas: en 2015, adquirió una participación mayoritaria en la británica Sky Betting & Gaming, que vendió en 2018; en 2016 adquirió Tipico, operador de apuestas deportivas líder en Alemania y con sede en Malta; y ese mismo año, la italiana Sisa. Recientemente se ha especulado con su interés por hacerse con la británica William Hill.

Con su entrada en LaLiga, la firma refuerza su presencia en España, que abarca múltiples sectores: de la energía a las residencias de ancianos, la educación privada, el textil o el aceite.

La firma inició su actividad en España en 1997 con la adquisición de la cantera de mármol Bermármol, a la que siguieron otras como Dorna (1998), la papelera Torraspapel, la compañía de ITV Itevelesa, los supermercados El Árbol o el Grupo Colomer, entre otras. Entre 2010 y 2015 fue uno de los principales accionistas de la concesionaria de autopistas Abertis. Su inversión más antigua en el grupo textil Tendam. Adquirió la propietaria de Cortefiel en 2005 a la familia fundadora junto a otros dos fondos, PAI y Permira. Lleva años intentando venderla sin éxito.

Más reciente es su apuesta por la energía a través de Naturgy, su mayor inversión en España. En 2018 entró en la tercera eléctrica española y principal gasista en alianza con la familia March. Actualmente tienen un 20,7% a través de un vehículo radicado en Luxemburgo y controlado desde Jersey, un esquema muy habitual en el sector. Ese paquete les convierte en segundos accionistas de la energética, tras CaixaBank (que ha anunciado que quiere reforzarse hasta quedarse al borde del 30%) y empatados con otro fondo, GIP. Un tercer fondo, el australiano IFM, aspira a hacerse con un 17% mediante una opa parcial que el Gobierno acaba de autorizar con condiciones.

CVC es también desde 2017 el primer accionista (24,84%) de Exolum, la antigua CLH, dueña de la red española de oleoductos que controlan varios fondos, y sobre cuya generosa política de dividendos y elevada deuda ha advertido recientemente la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC).

Sanidad privada y residencias

El fondo jugó un papel protagonista en el proceso de concentración del sector de la sanidad privada en España como antiguo propietario de la antigua Quirónsalud-Capio, que vendió en 2016 a la alemana Fresenius por 5.760 millones en una transacción récord en la historia de este sector, con plusvalías para el fondo británico que se cifraron en unos 2.600 millones.

Unos meses después, a finales de 2017, el grupo acordó la compra de una participación mayoritaria en el grupo de residencias de ancianos Vitalia Home a la firma de capital riesgo española Portobello. Y en marzo de 2019 irrumpió en el sector de la educación privada en España con la adquisición del 60% de la Universidad Alfonso X El Sabio por unos 1.000 millones, en un momento de fuerte interés de las firmas de capital riesgo por este negocio.

Otro de los sectores en los que opera en España es el de la alimentación. Desde 2014 CVC es el principal accionista de la española Deoleo, líder mundial del aceite, que en septiembre de 2015 nombró alto directivo a un hermano del máximo responsable de la firma en España, el hasta hace unos meses consejero independiente del grupo Prisa Javier de Jaime. El mes pasado, CVC anunció que negocia adquirir a la española Ebro Foods su marca Panzani, su negocio de pasta seca, sémola, couscous y salsa, por 550 millones.

Más allá de España, entre las inversiones de CVC están, entre muchas otras, la compañía estadounidense de alimentos para animales Petco, con 27.000 empleados, o las perfumerías Douglas, que compró en junio de 2015 por unos 3.000 millones a otra firma de capital riesgo, Advent, y cuya venta sondeó justo antes de estallar pandemia.

Etiquetas
Publicado el
4 de agosto de 2021 - 22:20 h

Descubre nuestras apps