La portada de mañana
Acceder
La Palma, una isla oceánica que creció a fuerza de erupciones
El Tribunal Supremo aborda los mayores fraudes de ERTE durante la pandemia
Chueca responde al odio contra el colectivo LGTBI: "Nunca había visto esta provocación"

El Gobierno autoriza con condiciones la opa parcial de la australiana IFM sobre Naturgy

Vista de la sede operativa del grupo energético Naturgy en Barcelona. EFE/Toni Albir/Archivo

El Consejo de Ministros ha autorizado este martes, con condiciones, la oferta pública de adquisición (opa) parcial del fondo australiano IFM sobre Naturgy, según ha anunciado en rueda de prensa tras el Consejo de Ministros la vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, que ha señalado que el visto bueno es una “señal de confianza de los inversores exteriores sobre la economía española”.

Dado el carácter “estratégico” de Naturgy y para “garantizar la estabilidad de la compañía” y la protección de sus activos regulados, así como la consecución de la transición ecológica de una empresa “imprescindible” para conseguir la transformación del sistema energético, el visto bueno del Gobierno incluye una serie de condiciones "enormemente garantistas" al fondo australiano, que aspira a hacerse con un 17% en su opa.

"Las condiciones fijadas tienen como objetivo proteger el interés público a través del mantenimiento de la sede y la actividad en España, la garantía de una gestión financiera prudente, el apoyo a las inversiones fundamentales para la transición energética y el mantenimiento de la negociación en Bolsa y las obligaciones de transparencia asociadas", según el Gobierno. 

Así, durante los cinco años siguientes a la fecha de liquidación de la opa, IFM deberá apoyar la inversión de la sociedad en proyectos vinculados a la transición ecológica; deberá mantener el domicilio social de Naturgy en España y una parte "significativa" de la plantilla de la empresa en el país; también deberá tener una política de dividendos “prudente” vinculada a la transición energética que le permita conservar el rating y cumplir los ratios de endeudamiento de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC); no podrá apoyar ninguna protesta de desinversión distinta de las recogidas en el plan estratégico del grupo; ni promover, durante tres años, su exclusión de Bolsa.

"Es hora de invertir, más que de repartir dividendos", ha señalado Ribera, que ha advertido a las energéticas de que "no es momento de maximizar beneficios", tras la ampliación del denominado "escudo social" que incluye la prohibición de corte de suministros, y en el mismo día en el que ha aprobado un proyecto de ley para recortar el exceso de retribución de hidráulica y nuclear.

La vicepresidenta ha recordado que la oferta, a diferencia de opas anteriores sobre energéticas españolas, tiene carácter parcial, y ha asegurado que las condiciones impuestas mandan una "señal de tranquilidad" para la plantilla de la antigua Gas Natural Fenosa y para los inversores, en plena recuperación económica. El expediente de autorización ha recaído en la vicepresidenta Nadia Calviño, ya que la ministra inicialmente destinada a resolverlo, la titular de Industria, Reyes Maroto, ha tenido que inhibirse por trabajar su marido en Naturgy.

La empresa, que cuenta con activos estratégicos como una participación en el gasoducto Argelia-España (Medgaz) y contratos de aprovisionamiento de gas a largo plazo que garantizan la seguridad de suministro En España, es propietaria de la mayoría de las redes de distribución de gas y parte de la red de baja tensión de electricidad y cuenta con centrales de gas de ciclo combinado, centrales hidroeléctricas y participaciones en varias centrales nucleares.

Nuevo plan estratégico

Naturgy presentó la semana pasada, sin esperar al visto bueno del Gobierno, su nuevo plan estratégico, que contempla una inversión de 14.000 millones de euros hasta 2025 para acelerar su descarbonización y un recorte de sus dividendos en el periodo con respecto a su anterior plan. Con foco en las renovables, el plan prevé repartir unos 5.900 millones en dividendos en el periodo, con un recorte del 'pay out' (porcentaje del beneficio que se reparte a los accionistas) hasta el 85%, frente al 120% del anterior plan, para financiar esas inversiones y conservar la calificación crediticia.

El gestor de fondos global australiano IFM acaba de ajustar el precio ofrecido en su oferta, en la que plantea adquirir hasta un 22,69% del capital de Naturgy, como consecuencia del dividendo a cuenta de 0,30 euros que la energética pagará a sus accionistas este miércoles. Con ello, el precio pasa a ser de 22,07 euros, frente a los 23 euros que ofrecía inicialmente.

El pasado 18 de febrero, la CNMV admitió a trámite la solicitud de autorización presentada por IFM para la formulación de la oferta para hacerse con hasta el 22,69% del capital social de Naturgy por unos 5.060 millones de euros.

Según informó el supervisor bursátil, la solicitud recibió su visto bueno al entender que el folleto y los demás documentos presentados, tras la documentación complementaria y las modificaciones registradas el pasado 16 de febrero, se ajustaban a lo dispuesto en la normativa sobre el régimen de las ofertas públicas de adquisición de valores.

Etiquetas
Publicado el
3 de agosto de 2021 - 13:35 h

Descubre nuestras apps