La portada de mañana
Acceder
La vacunación irregular de políticos alerta sobre el plan de inmunización
Los primeros 100 días de Biden, entre la pandemia y la crisis económica
Opinión - Ego non te absolvo, por Elisa Beni

El Gobierno aprueba el plan de apoyo a la hostelería y turismo, que permite a los inquilinos de locales pagar la mitad del alquiler

Varias personas en un restaurante de la Plaza de las Flores, en Murcia

El Consejo de Ministros ha aprobado este martes el anunciado plan de apoyo a la hostelería, turismo y comercio, cuyo coste ascenderá a 4.220 millones de euros, según ha avanzado la ministra portavoz María Jesús Montero. Montero ha recalcado la importancia de estos sectores en la economía española y ha incidido en que "el Gobierno está decidido a acompañarlos mientras dure la pandemia para que puedan mantenerse en condiciones adecuadas".

A través de un real decreto ley, el Gobierno aprueba medidas divididas en cinco grandes bloques. En primer lugar, hay medidas dirigidas al alquiler de locales. Para inquilinos (pymes o autónomos) cuyo casero sea un gran tenedor (diez o más locales), el decreto prevé una ampliación de la renegociación, condonación o aplazamiento del pago del alquiler mientras dure el estado de alarma, esto es, hasta el 9 de mayo. Si las partes no llegaran a un acuerdo, el arrendatario podría pedir una rebaja del 50% de la renta o una moratoria de esta.

Para pequeños propietarios, se establece un incentivo fiscal en el IRPF que permite computar como gasto deducible para el cálculo del rendimiento del capital inmobiliario la cuantía de la rebaja de la renta acordada. Este incentivo, han señalado fuentes gubernamentales, tiene un coste estimado de 324 millones de euros y permite deducir hasta el 100% de la renta mensual. Con él se pretende que los pequeños propietarios hagan rebajas, o directamente perdonen el alquiler, a sus inquilinos.

El segundo bloque incluye medidas de liquidez y solvencia, como la ampliación de carencia de los préstamos ICO durante un año más. También se amplían los avales de las sociedades de garantía recíproca de las comunidades autónomas con refianzamiento de CERSA durante un máximo de tres años. Además, se crea un nuevo tramo de avales ICO dotado con 500 millones de euros y que cubrirá hasta un 90% de garantía. Este nuevo tramo se dirige a pymes y autónomos de los sectores afectados: concretamente, transporte, alojamiento, restauración, agencias de viaje, sector MICE (organización de eventos), ocio nocturno y la oferta complementaria. Las agencias de viajes podrán utilizar la financiación avalada por el ICO para devolver anticipos a los clientes cuyos viajes hayan sido cancelados. Además, se creará una sociedad de garantía recíproca de carácter exclusivamente turístico.

El tercer bloque del plan es el relativo a las medidas tributarias. Es también el más costoso para las arcas del Estado: supondrá 2.668 millones de euros y el ejecutivo calcula que beneficiará a 617.000 contribuyentes. El Gobierno permitirá a las pymes y autónomos de estos sectores aplazar el pago de impuestos durante seis meses, con tres meses de carencia de intereses. La medida afecta a impuestos que haya que pagar entre el 1 y el 30 de abril de 2021 y los retrasa a octubre. Asimismo, se aumenta la reducción en la tributación por el sistema de módulos del IRPF del 5% al 35% en estos sectores. Esta medida, según han detallado fuentes del Ministerio de Industria, se aplicará para el cuarto pago fraccionado de 2020 y el primero de 2021.

Más sectores con ayudas directas por ERTE

El cuarto bloque del Plan incluye medidas laborales, ha detallado Montero, entre las que destaca que se amplía el catálogo de "empresas especialmente afectadas por la pandemia" en el nuevo sistema de ERTE que funciona desde octubre. Este catálogo, que estaba formado por 42 sectores hasta ahora, da derecho a exoneraciones directas a las compañías en las cotizaciones a la Seguridad Social de sus trabajadores. Montero ha explicado que se incluirán varias actividades a esta lista relacionadas con el turismo y la restauración, que la Seguridad Social ha precisado esta tarde que serán cinco, por sus códigos en el CNAE: comercio al por mayor de bebidas, restaurantes y puestos de comidas, actividades de juegos de azar, actividades de los jardines botánicos, parques zoológicos y reservas naturales y establecimientos de bebidas.

Así, las empresas de estos sectores podrán beneficiarse de las exenciones previstas a estas actividades "especialmente afectadas": el ahorro en el abono de la cuota será del 85% en el caso de las empresas de menos de 50 empleados y del 75% para las compañías que superen este nivel de personal.

Llama la atención que las empresas de juegos de azar y apuestas, un sector sobre el que ha tomado varias medidas el Ministerio de Consumo para limitar su publicidad y al que la ministra Montero no mencionó durante su intervención, se beneficien de estas ayudas en los ERTE. El Ministerio de la Seguridad Social explica que "estos sectores se convierten en especialmente protegidos debido a que  la tasa de cobertura de los trabajadores todavía cubiertos por los ERTE es superior al 15% de los afiliados en su código de CNAE y su tasa de recuperación desde primero mayo es inferior al 65%". elDiario.es ha preguntado sobre si todos los sectores que cumplen estos requisitos se han incluido en la lista, o si estos cinco han sido especialmente seleccionados, y fuentes del Ministerio indican que se ha incluido a los sectores "que cumplen ese criterio, a fecha de diciembre".

Además, se mantienen las bonificaciones del 50% por extensión del periodo de actividad de los trabajadores con contratos fijos discontinuos desde el mes de abril hasta el mes de octubre de 2021, "complementariamente al periodo ya previsto en los Presupuestos Generales del Estado para 2021 de los meses de febrero, marzo y noviembre", recuerda el Ministerio de Trabajo. Las bonificaciones son aplicables “a las empresas encuadradas en el sector del turismo y también del comercio y la hostelería, siempre que estén vinculadas al sector turístico”, añade el Ministerio y “serán compatibles con las exoneraciones de las cuotas de la Seguridad social que, eventualmente, pudieran ser aplicables”.

Por último, el bloque de medidas regulatorias incluye la flexibilización de requisitos para solicitar incentivos regionales (ayudas que da el Gobierno a la inversión productiva), una ampliación de la moratoria para presentar concursos de acreedores y un régimen transitorio para zonas de gran afluencia turística (ZGAT), zonas en las que se aplican horarios comerciales especiales. Como el volumen de visitantes se ha reducido este año, se usarán datos medios de los tres últimos años para definirlas para mantenerlas. Además, la ministra de Industria ha anunciado posteriormente una inversión de 100 millones de euros procedentes de los fondos europeos para la mejora y modernización de estas zonas.

Con información de Analía Plaza y Laura Olías.

Etiquetas
Publicado el
22 de diciembre de 2020 - 15:49 h

Descubre nuestras apps

stats