Italia acusa las presiones de Bruselas y los mercados y trabaja en reducir el déficit más de lo anunciado

El primer ministro italiano, Giuseppe Conte.

El pulso, de momento, cae del lado de los mercados y de las instituciones comunitarias. Italia había anunciado unos presupuestos expansivos, con más gasto público de lo permitido por las reglas comunitarias y con un déficit del 2,4% durante los próximos tres años.

'Outsiders', soberanistas y antisistema: la UE sitúa a Italia donde quieren Salvini y Di Maio

'Outsiders', soberanistas y antisistema: la UE sitúa a Italia donde quieren Salvini y Di Maio

Pero las autoridades comunitarias entraron en pánico, todos los Estados acorralaron a Italia y los mercados hicieron de las suyas: caída del euro y alza de la prima de riesgo italiana.

¿La respuesta? En la prensa italiana de este miércoles: "Manovra, primo dietrofront sul deficit: scenderà fino al 2% nel 2021", titula La Reppublica. Es decir: "Primer cambio en el déficit, caerá al 2% en 2021".

El Gobierno italiano –formado por la ultraderechista Liga Norte y el M5S– recula e intenta rebajar así las tensiones con Bruselas y los mercados. Así, aunque prevé que el déficit suba al 2,4% el próximo año, su propósito es reducirlo al 2,2% en 2020 y al 2% en 2021.

El primer ministro, Giusepp Conte, afirmó el martes por la noche que el Gobierno "pretende acelerar la disminución de la ratio deuda/PIB de forma consistente durante un periodo de tres años", pero no avanzó ninguna cifra.

Tras conocerse la nueva senda de déficit, la Bolsa de Milán, escalaba en torno al 1%, mientras que la prima de riesgo descendía por debajo de los 300 puntos básicos.El Ibex 35 subía en los primeros compases un 0,4%, frenando las caídas registradas el martes por el pulso del Gobierno italiano con la Comisión Europea.

Etiquetas
Publicado el
3 de octubre de 2018 - 10:33 h

Descubre nuestras apps

stats