¿Cuánto pagaría Juan Carlos I si regularizase sus cuentas con Hacienda? El 60% de su patrimonio, aún desconocido

El patrimonio del rey emérito sigue siendo un misterio

Juan Carlos I podría regularizar voluntariamente sus cuentas con Hacienda para evitar la posible acusación de la Fiscalía por delito fiscal. Esta es, según publicó El Confidencial, una posibilidad que contemplaron sus asesores antes de anunciar que se marchaba de España. Hacerlo supondría aceptar los hechos que se han ido publicando sobre él —que ha ocultado bienes en el extranjero y que ha defraudado a Hacienda— pero evitaría que se le persiguiera por irregularidades contables, según se prevé en el artículo 305 del Código Penal. El País publicó este miércoles que la opción se descartó porque la cantidad a pagar "estaba fuera de las posibilidades actuales" del rey emérito.

¿A cuánto ascendería tal cantidad? Los Técnicos del Ministerio de Hacienda han hecho los cálculos. Su estimación es que el rey emérito pagaría el 60% del patrimonio que declarara, entre cuota defraudada, recargo e intereses. El problema de su cálculo, señalan, es que este patrimonio es opaco y desconocido. Un misterio. The New York Times estimó en 2012 que su fortuna ascendía a 2.300 millones de dólares (unos 2.000 millones de euros). En España solo se conoce su asignación anual con cargo a los Presupuestos Generales del Estado, que en 2018 fue de 194.232 euros.

"Hablamos de porcentajes porque su patrimonio no se conoce. Está oculto", explica a elDiario.es Carlos Cruzado, presidente de Gestha, el sindicato mayoritario de los técnicos de Hacienda. "Para que la regularización tuviera efecto tendría que ser completa y veraz. Tendría que declarar todos sus bienes ocultos y en el extranjero. Si no lo hace así, sería perjudicial para él". Esto es lo que sucedió con el extesorero del PP, Luis Bárcenas, que regularizó 11 millones de euros y posteriormente se descubrió que tenía al menos 25 más.

Para que esta declaración fuera completa, explican los técnicos, Juan Carlos I tendría que presentar una declaración de bienes en el extranjero, incluyendo cuentas, acciones e inmuebles. Luego debería realizar una declaración complementaria de IRPF en la que todos sus bienes se considerarían "incremento de patrimonio no justificado". Eso debería imputarlo al IRPF de 2015, el último ejercicio no prescrito. También debería presentar declaraciones complementarias de la renta de 2016 a 2019 e Impuestos de Patrimonio de 2015 a 2019.

"Como era residente en Madrid, el tipo marginal máximo al que tendría que tributar sería el 43,5%", añade Cruzado. "A eso habría que sumar un 20% de recargo y los intereses de demora, del 3,75% desde junio de 2017". De este desglose sale el dato del 60%. Si el patrimonio fuera de 2.000 millones de euros, como calculó The New York Times, estaríamos hablando de que al rey emérito le saldrían 1.200 millones de euros a pagar.

¿Y si no las regularizara?

"La otra opción es que sea Hacienda quien descubra sus bienes en el extranjero. Lo que se detecte, si no se ha presentado la declaración de bienes en el extranjero [el famoso modelo 720], se imputaría como incremento del patrimonio no justificado. Como la cuota defraudada seguramente superaría los 120.000 euros, estaríamos hablando de un delito fiscal. Si superara los 600.000, superaría el umbral de delito agravado", continúa Cruzado. El delito fiscal normal contempla penas de hasta 5 años; el agravado, de hasta seis. "Pero, de momento y mientras no se demuestren, todo eso son especulaciones".

En el momento en que Hacienda, la Fiscalía o un juzgado notificaran un procedimiento de inspección, el rey emérito ya no podría regularizar voluntariamente sus cuentas. Aunque lo haya descartado, aún puede hacerlo si así lo cree conveniente.

Debería haber pagado 52 millones de euros por la donación

Además de estimar cuánto tendría que pagar si regularizara sus cuentas, Gestha calculó que Juan Carlos I debería haber pagado 52 millones de euros a la Hacienda de la Comunidad de Madrid por la donación de 100 millones de dólares (65 millones de euros) que recibió de Arabia Saudí en 2008. El impuesto de donaciones está bonificado en la Comunidad si existen lazos familiares entre las partes, cosa que no sucedía en este caso. "El tipo es muy alto y el multiplicador igual. Era mucho dinero", concluye Cruzado. "Casi un 80% del total".

Etiquetas
Publicado el
5 de agosto de 2020 - 22:09 h

Descubre nuestras apps

stats