La patronal trata de retrasar la 'Ley Rider' hasta después de Navidad y da espacio a los postulados de Glovo

De izquierda a derecha, el presidente de CEOE, Antonio Garamendi; el líder de UGT, Pepe Álvarez; y la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz.

Dejar de negociar hasta enero, después de Navidades. Es la petición que la patronal ha trasladado este jueves al Gobierno y sindicatos en la mesa que aborda la nueva regulación del trabajo en plataformas digitales, también conocida como 'Ley Rider', para evitar el abuso de falsos autónomos. Desde el Gobierno y las organizaciones sindicales insisten en seguir negociando. Los empresarios afrontan un conflicto interno que está complicando la definición de una postura en la mesa, aunque fuentes del diálogo social apuntan que están ganando terreno los postulados de empresas como Glovo, que insisten en repartir con autónomos pese a que el Supremo ha concluido que su modelo es fraudulento.

El Supremo concluye en su primera sentencia sobre un 'rider' que es un falso autónomo

El Supremo concluye en su primera sentencia sobre un 'rider' que es un falso autónomo

La reunión del diálogo social de este jueves da continuidad a las reuniones semanales que el Ministerio de Trabajo está celebrando con los agentes sociales para tratar de llegar a un acuerdo en esta nueva regulación. El principal objetivo de la normativa es evitar el abuso de falsos autónomos, como la Inspección de Trabajo y la mayoría de tribunales concluyen que existe en plataformas digitales de reparto como Glovo, Deliveroo y Uber Eats, así como en el gigante del comercio electrónico Amazon.

Los sindicatos han insistido en que la regulación sobre las plataformas digitales no debe ceñirse solo al sector del reparto y la distribución, dado que se extienden a muchas áreas, como el cuidado de personas dependientes y la limpieza en domicilios, por ejemplo. Por ello, reclaman que la mirada de la nueva legislación albergue todos los posibles abusos que se enmascaren tras la tecnología de estas plataformas. Este planteamiento encuentra reticencias en la Vicepresidencia económica que lidera Nadia Calviño con el argumento de que limita la actividad empresarial.

Tras varios borradores por parte del Gobierno y las negativas constantes de la patronal, la propuesta regulatoria de Trabajo de la semana pasada se ceñía solo a las actividades de reparto y distribución, pese a que las negociaciones comenzaron con un punto de partida para que la normativa abordara el trabajo en plataformas digitales de manera "más amplia", no solo para los llamados 'riders' o repartidores de plataformas. La ley volvía a parecerse más a una 'Ley Rider' a secas.

Los sindicatos volvieron a presentar una contrapropuesta al texto y este jueves esperaban su debate, pero no tuvo lugar. La patronal interrumpió la negociación con una llamada a posponer la mesa hasta "enero, después de navidades", explican fuentes del diálogo social, lo que centró el encuentro.

Desde las organizaciones sindicales reiteran la necesidad de mantener las reuniones y la discusión sobre el texto legislativo, sin motivo para ningún retraso, en su opinión. "La patronal está paralizando la mesa, es responsabilidad del Gobierno decidir qué hace y continuar negociando", apunta un representante sindical. Hay que recordar que el Gobierno ha pospuesto además la negociación sobre el desmontaje de la reforma laboral del PP hasta que concluyan los trabajos de la mesa sobre el trabajo en plataformas.

Fuentes de Trabajo señalan a elDiario.es que se está estudiando el calendario para cerrar "una posible reunión antes de Navidad" e insisten en que las negociaciones "no se suspenden".

Glovo gana terreno en la CEOE

La patronal se ha mostrado muy cauta, incluso en la mesa de negociación, en su postura acerca de esta nueva legislación. Más allá de que la regulación propuesta por Trabajo "no gusta" y su rechazo a crear un registro de plataformas digitales como reclaman UGT y CCOO, los empresarios no han descubierto públicamente sus cartas sobre si apoyan o no una regulación que refuerce el estatus laboral de los trabajadores de plataformas digitales.

La clave de este 'misterio' es el conflicto en el seno de la patronal sobre el tema. En la CEOE están presentes empresas como Glovo y su patronal Adigital, que abogan por mantener el modelo de repartidores autónomos, aunque ya lo haya invalidado hasta el Tribunal Supremo. La sentencia del Alto Tribunal, que concluyó que un exprepartidor de Glovo era falso autónomo, supuso un hito en este debate, ya que es la primera en la que los magistrados del Supremo se han posicionado sobre el trabajo estas plataformas digitales. Pero la CEOE también representa a empresas como Just Eat y a otras compañías, como Telepizza, que aplican un modelo laboral, ya sea directo o con subcontrataciones, pero en el que los mensajeros cuentan con contratos de trabajo.

Fuentes del diálogo social insisten en que la patronal que lidera Antonio Garamendi está viviendo un importante pulso interno en este tema, con partidarios del modelo de autónomos y sectores que lo consideran un abuso y una forma de competencia desleal. En las últimas jornadas, la CEOE está dando más espacio a los postulados de Glovo y Adigital, según fuentes de la negociación, pero siempre desde la cautela.

Aunque pueden existir dudas sobre el alcance de la legislación (a qué sectores afectará) y la letra pequeña de la norma, los sindicatos sostienen que el modelo de autónomos es indefendible dada la sentencia del Supremo, por lo que esperan que la patronal no se adhiera finalmente a esta postura. En cualquier caso, consideran que el Ministerio de Trabajo no pasará por ese 'aro'. Ahora, apuntan desde los sindicatos, el Gobierno tiene que pronunciarse sobre los tiempos de la negociación. Si se pospone hasta después de Navidad, ya no lograría cumplir el plan normativo del Gobierno, que preveía para 2020 regular el trabajo en estas plataformas.

Etiquetas
Publicado el
3 de diciembre de 2020 - 22:09 h

Descubre nuestras apps

stats