La negociación de los ERTE sigue 'in extremis' con una nueva propuesta del Gobierno más generosa en las exoneraciones de cuotas

La Ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, habla con el secretario de Estado Joaquín Pérez Rey.

El Ejecutivo se ha reunido esta tarde otra vez con los empresarios y los sindicatos para negociar la ampliación de los ERTE más allá del 30 de junio. El Gobierno ha presentado una nueva propuesta para los expedientes hasta el 30 de septiembre, más generosa en las exoneraciones de las cotizaciones a la Seguridad Social respecto a su planteamiento inicial, pero todavía no ha alcanzado un acuerdo con los agentes sociales, ya que los empresarios aún muestran algunas reticencias. Las partes seguirán negociando, apurando los últimos días posibles para llegar a un pacto.

Nadie duda de que los ERTE se prorrogarán más allá de junio, pero sí hay debate y margen de cambio en algunos detalles, la letra pequeña de la ampliación que las partes seguirán dialogando esta semana.

El plazo para alcanzar una solución consensuada se agota: los ERTE por fuerza mayor derivados de la crisis de la COVID-19 decaen la semana que viene, el 30 de junio. El Gobierno y los agentes sociales seguirán negociando 'in extremis' –la próxima reunión será el miércoles– para definir la continuidad de los ERTE y sus condiciones.

Algunas cuestiones están seguras, como que se mantienen las ventajas en la protección por desempleo que ofrece el Gobierno a las personas afectadas por ERTE. También que el horizonte de ampliación para los expedientes es por el momento el 30 de septiembre.

Nueva propuesta de exenciones

El Ejecutivo ha ido a la mesa de negociación este lunes con otra propuesta más en la que ha ampliado las exoneraciones en las cuotas a la Seguridad Social que pagan las empresas respecto a lo planteado el lunes pasado. Las exenciones para la nueva normalidad siguen siendo más reducidas que las que han existido hasta el momento, cuando el estado de alarma ha limitado muchas actividades, pero "se mejoran sustancialmente" respecto a la oferta inicial, apunta Mari Cruz Vicente, secretaria de Acción Sindical de CCOO.

Como planteó el Ejecutivo el pasado jueves, los ERTE por causas objetivas también tendrán acceso a exoneraciones (no solo los de fuerza mayor): es así para aquellos que se transformen desde un ERTE por fuerza mayor a uno por causas objetivas y también los ERTE también llamados ETOP ya aprobados. Los únicos que quedan fuera de las exoneraciones son los ERTE por causas objetivas que se aprueben a partir del 1 de julio, indican fuentes de la negociación colectiva. 

En cuanto a los porcentajes, en el diálogo social apuntan a eldiario.es que la última oferta del Gobierno contempla que las empresas de menos de 50 trabajadores puedan ahorrarse el 65% de las cotizaciones de los empleados que reincorporen a la actividad y el 40% de los que permanezcan en el ERTE. Para las compañías que superen este nivel de plantilla, las exenciones propuestas son del 45% para las cuotas de los empleados que retomen la actividad y del 30% para las del personal que continúe en el expediente. 

"Hemos puesto ya cuatro propuestas sobre la mesa, hoy una nueva adaptada a las demandas que nos hicieron. Ahora los agentes sociales trasladarán la propuesta a sus órganos para que lo valoren", explican fuentes del Ministerio de Trabajo. "El diálogo social tiene sus tiempos y los respetamos", añaden.

Los empresarios tienen algunas reticencias

Desde los sindicatos valoran que el Gobierno haya ampliado su propuesta recogiendo varias de las valoraciones que trasladaron los agentes sociales. Desde UGT insisten en que hoy "se ha dado un paso importante en la negociación" y en CCOO Vicente ha calificado la oferta como "una propuesta para el acuerdo". Ahora los sindicatos y la patronal consultarán la nueva oferta del Ejecutivo con sus órganos internos y cerrarán los flecos que quedan pendientes previsiblemente en la próxima reunión del miércoles.

Los empresarios son los que mantienen aún algunas reticencias al pacto, apuntan fuentes del diálogo social. Aunque el Gobierno ha mejorado su oferta, perduran algunas cuestiones que no gustan a la patronal ni a los sindicatos, como que el Ejecutivo todavía "premie" con mayores exoneraciones las cuotas de los trabajadores que se reincorporan a la actividad que aquellos que permanecen en el ERTE.

En la Seguridad Social insisten en que este modelo de exoneraciones supone la mejor fórmula para fomentar la reactivación al empleo, mientras que los agentes sociales defienden que penaliza a las empresas que peor lo están pasando y no pueden incorporar todavía a sus trabajadores.

Las nuevas condiciones sobre los ERTE tienen que quedar plasmadas en un real decreto ley antes de terminar el mes. El Gobierno ya no llega a presentarlo mañana en el Consejo de Ministros del martes, por lo que la nueva norma deberá aprobarse en un consejo extraordinario. Estos días se concretará si finalmente sale adelante de nuevo con el respaldo de los empresarios y los sindicatos o si el Gobierno la aprueba en solitario.

Etiquetas
Publicado el
22 de junio de 2020 - 21:51 h

Descubre nuestras apps

stats