Sarasola podrá desgravar la cesión de sus hoteles para albergar a personal sanitario y mayores

Kike Sarasola, presidente y fundador de Room Mate Hotels.

Kike Sarasola, fundador y presidente de la cadena hotelera Room Mate, es un genio de las relaciones públicas y el marketing. Con el cierre de las fronteras y el desplome del turismo por la crisis de la COVID-19 fue el primer empresario en ofrecer las instalaciones de sus hoteles para albergar al personal sanitario y a las personas mayores que no podían ser atendidas por los hospitales de la Comunidad de Madrid. Pero este supuesto altruismo tiene realmente una compensación monetaria porque Sarasola podrá desgravar la cesión de sus hoteles en el Impuesto de Sociedades gracias a la Ley de Mecenazgo.

Ayuso disfruta de un apartamento de lujo valorado en 6.000 euros al mes propiedad de un hotelero con intereses en Madrid

Ayuso disfruta de un apartamento de lujo valorado en 6.000 euros al mes propiedad de un hotelero con intereses en Madrid

En un primer momento, Sarasola ofreció dos hoteles en Madrid pero posteriormente ha ido añadiendo otros establecimientos en España a los que se han unido otros tantos en Francia, Italia y Estados Unidos hasta sumar 13 hoteles.

La acción de Sarasola fue rápidamente ensalzada en todos los medios de comunicación por su altruismo y varias empresas hoteleras siguieron su ejemplo de manera que en el momento más grave de la crisis sanitaria hasta 35 hoteles en Madrid se ocuparon de la atención de pacientes y el alojamiento de profesionales.

La presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, anunció en una visita a uno de los hoteles de Sarasola, el Room Mate Óscar Hotel, que entregaría una placa a cada establecimiento como agradecimiento. "Queremos agradecer en primer lugar a todos los hosteleros, a los empresarios, a la colaboración público-privada que estos días están dando grandes muestras de altruismo y empuje y, precisamente, la recuperación de Madrid vendrá de su mano", declaró entonces la presidenta.

La relación entre Isabel Díaz Ayuso y Kike Sarasola está en entredicho una vez que se ha conocido que la presidenta de la Comunidad de Madrid vive en uno de los apartamentos de lujo de uno de los establecimientos y todavía no se ha aclarado si fue un regalo del empresario o la política del Partido Popular lo pagó con su dinero.

La realidad es que la actuación filantrópica de Sarasola va a tener una compensación impositiva. Un asesor fiscal que ha pedido mantenerse en el anonimato explica a eldiario.es que "la Ley 49/2002, de Mecenazgo, en sus artículos 16, 17, 18 y 20 recoge que donando el derecho de uso del hotel y valorando ese derecho, que sería el equivalente al importe donado, sobre ese valor, se aplicaría el porcentaje de deducción, que es del 35%".

Este asesor fiscal destaca que "en la Ley de Mecenazgo el artículo 17 señala que dará derecho a deducciones 'la constitución de un derecho real de usufructo sobre bienes, derechos o valores, realizada sin contraprestación', pero además el artículo 20 apunta que 'los sujetos pasivos del Impuesto sobre Sociedades tendrán derecho a deducir de la cuota íntegra, minorada en las deducciones y bonificaciones previstas en los capítulos II, III y IV del Título VI de la Ley 43/1995, de 27 de diciembre, del Impuesto sobre Sociedades, el 35% de la base de la deducción determinada según lo dispuesto en el artículo 18'".

Pero además recuerda que la normativa de mecenazgos permite retrasar el momento en el que beneficiarse de las deducciones: "Las cantidades correspondientes al período impositivo no deducidas podrán aplicarse en las liquidaciones de los períodos impositivos que concluyan en los 10 años inmediatos y sucesivos".

Otro experto en fiscalidad añade que "en principio las donaciones no son deducibles, según el artículo 15 del Impuesto de Sociedades, pero sí dan derecho a los beneficios fiscales de la Ley de Mecenazgo si son al Estado, las Comunidades Autónomas o Entidades Locales, entre otras. Este tipo de donaciones pueden ser incluso mejores que una deducción, ya que estamos hablando de entre un 35 y un 40% de la donación en cuota, aunque depende de cómo se haya documentado".

Otra vía de rebaja de las obligaciones tributarias que añade este segundo experto en fiscalidad es que "los gastos en que hayan podido incurrir por la cesión de los hoteles los pueden llevar descontados en cuenta de pérdidas y ganancias".

El propio Sarasola admite en su twitter que algunos de los gastos que ha tenido por mantener abiertos sus hoteles para albergar al personal sanitario y a personas mayores ha sido financiado por otras compañías. Es el caso de la eléctrica EDP que ha suministrado gratuitamente la electricidad a estos hoteles, también la compañía de servicios asesoramiento y servicios financieros OBV ha pagado parte de los gastos de comida junto a la plataforma HelpUp y el laboratorio Sesderma ha donado productos cosméticos.

Etiquetas
Publicado el
12 de mayo de 2020 - 22:22 h

Descubre nuestras apps

stats