Los sindicatos creen que la fusión de Peugeot-Citroën con el grupo Fiat no afectará al empleo

Carlos Tavares, presidente del grupo PSA y Mike Manley, presidente del grupo FCA durante la firma de la fusión

El grupo automovilístico italoestadounidense Fiat Chrysler (FCA) y el fabricante francés PSA (Peugeot-Citroën) han aprobado un acuerdo de fusión que convertirá al nuevo grupo en el cuarto productor mundial de automóviles, según ha informado FCA en un comunicado. Fabricarán 8,7 millones de unidades, el 9,5 % del total global. En España hay tres fábricas de PSA que pueden verse afectadas, situadas en Madrid, Vigo y Zaragoza. En ellas trabajan en torno a 12.000 empleados (1.500 en Madrid, 5.500 en Vigo y 5.000 en Zaragoza)

Ambos grupos han anunciado que no cerrarán ninguna planta productiva y que el 80% de las sinergias se habrán ejecutado al 80% para 2023. En las plantas mencionadas se fabrican un total de 12 modelos, tres de ellos en exclusiva mundial. Se trata del Citroën Berlingo y el C4 en dos versiones: Cactus y Spacetourer.

Desde UGT FICA consideran "con la cautela que se deben afrontar este tipo de fusiones", que no afectará al empleo."Nuestras plantas están en una posición idónea, pero tampoco queremos precipitarnos. Al final hay posibilidades de que proyectos futuros se destinen a otras plantas o que tengamos que compartir la producción de los modelos que se fabrican aquí", comenta Jordi Carmona, responsable del sector automovilístico de UGT FICA.

Desde CC.OO Industria se muestran "expectantes" ante lo que pueda pasar pero auguran que las repercusiones es más probable que sean positivas que negativas. "Entra más gente a jugar en el reparto de las producciones", comenta Joaquín Ferreira, responsable del sector de automoción en Comisiones Obreras. "Puede que decidan traer a España la producción de algún modelo de Fiat y Alfa Romeo. Al final, las grandes corporaciones globales deciden en base a la productividad de la fábrica y en España la de Vigo es de las mejores de PSA y la Zaragoza la mejor de Opel", explica.

Por su parte, fuentes sindicales de la fábrica de PSA Madrid se muestran más negativos ante lo que pueda ocurrir: "Cada vez que hay fusiones de este tipo intentan ganar más a base de recortes en derechos laborales. Siempre sobran factorías. La empresa no nos ha transmitido ninguna información de momento. En enero cuando empecemos a negociar el nuevo convenio sabremos más".

El sector ya ha vivido otras fusiones como la absorción de Opel por parte de PSA y no se han producido despidos. "Nuestras plantas son competitivas y productivas, ya se demostró que no tiene porque pasar nada como en la absorción de Opel", comenta Carmona. "Esta fusión nos afecta menos, ya que no tenemos ningún centro productivo de Fiat. Habrá duplicidad en las oficinas centrales, que las integran unas 150 personas", aseguran desde CC.OO. Este medio también se ha puesto en contacto con la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (ANFAC), pero no han querido hacer ninguna valoración de sus dos asociados.

La marca de camiones IVECO, forma parte del grupo Fiat pero esta desligada en otra división del grupo CHN, que a su vez se divide en CHN industrial. De manera que no le afecta esta fusión entre los negocios automovilísticos de PSA y FCA. En España cuenta con dos fábricas, situadas en Valladolid y Madrid, donde se fabrican cuatro modelos, uno de ellos en exclusiva mundial.

Etiquetas
Publicado el
18 de diciembre de 2019 - 12:56 h

Descubre nuestras apps

stats