Exceltur defiende el incremento de la regulación por la caída de la oferta de pisos turísticos por primera vez en 10 años

Turistas en Barcelona

Por primera vez desde la irrupción de las plataformas digitales de comercialización de Viviendas de Uso Turístico (VUT) hace más de 10 años, su oferta ha dejado de crecer en los 22 principales destinos urbanos españoles para situarse en 413.033 plazas frente a las 415.404 plazas que ofrecieron los hoteles en 2019, según un estudio realizado por Exceltur. "Crecían de manera exponencial, incluso superaron el volumen de oferta hotelera en 2018", señala el vicepresidente del lobby de las empresas turísticas Jose Luis Zoreda en un encuentro con los medios celebrado este miércoles.

Para Exceltur, la principal razón por la cual se ha detenido este crecimiento es la mayor concienciación política sobre los múltiples efectos adversos del crecimiento descontrolado de la VUT por parte de las comunidades autónomas y ayuntamientos. "Las medidas empiezan a resultar en un mayor orden y control en su evolución", explica Zoreda, para quién la concienciación ciudadana se ha visto trasladada a los políticos quiénes se han comprometido a hacerla cumplir.



El lobby turístico considera que "la multiplicación de normativas a escala autonómica y local" se da por la constatación general "de sus perversos y crecientes efectos sociales adversos sobre el acceso a la vivienda y la convivencia vecinal en los centros de las ciudades". Los "ejemplos a seguir" son Palma, Barcelona, Bilbao y "especialmente San Sebastián". La ciudad donostiarra ha reducido un 26% la oferta de pisos turísticos en los últimos dos años. Aunque la que más a rebajado la oferta, tanto en cantidad como en porcentaje, es Palma. Ha disminuido en un 37% la oferta de pisos turísticos, pasando de 16.785 en 2017 a 10.575 en 2019.

Lejos quedan aquellos tiempos en los que Zoreda se quejaba de que el sector turístico se tenía que enfrentar a 17 regulaciones diferentes por las comunidades autónomas a las que habría que añadir otras tantas por la parte que les toca a los ayuntamientos. Pero en esta ocasión, el lobby turístico se ha encontrado a la estructura legislativa que criticaba como el mejor aliado para luchar contra la competencia de las viviendas turísticas.

A pesar de la reducción, Zoreda alerta de que "los ayuntamientos se ven con limitaciones para hacer cumplir la normativa" y alienta al Gobierno a reforzar la capacidad legislativa para que "solo se publiquen las ofertas que cumplen con la normativa". Para el lobby turístico el cumplimiento de las actuales normativas es muy complejo con poca capacidad inspectora, por lo que se hace imprescindible en la legislatura que arranca hacer corresponsales a las plataformas online para que cumplan la normativa turística.

Costes excesivos "por culpa del SMI y los convenios"

En el año 2019 el turismo creció al 1,5%, registrando por segundo año consecutivo un crecimiento inferior al conjunto de la economía española (2%). Una ralentización que no ha afectado a una creación de empleo que ha crecido un 3,5% con más de 64.000 trabajos creados. Sin embargo, desde Exceltur alertan de una "preocupante caída de la productividad y el aumento de los costes laborales (2,8%)". "Los costes laborales no son sostenibles a medio plazo sino aumenta el crecimiento", asegura Oscar Perelli, director de estudios de Exceltur, quién achaca las subidas al esfuerzo en las subidas de los últimos convenios y el impacto del alza del Salario Mínimo Interprofesional.

"El sector está haciendo un esfuerzo por crear empleo pese al aumento de los costes laborales. Esto se explica gracias a la mayor oferta turística, con más hoteles y más viajes aéreos, y un incremento de la oferta de ocio. Hay productos con mayores servicios, y por tanto, con mas números de empleados", explica Pirelli.

Estas declaraciones chocan con los datos positivos de las empresas turísticas: en el año 2019 crecieron sus ventas un 3,5% y los resultados (beneficios) un 3,3%. A nivel desagregado, las empresas de ocio crecieron un 6%, las compañías de transporte (5,1%), los hoteles urbanos (4,3%), los touroperadores españoles (4,5%) y las compañías de alquiler de coches un 0,4%. Los únicos que ha visto reducido su negocio son los hoteles de la costa (-0,7%) que ven mermados sus resultados por la caída de la demanda extranjera en los destinos de sol y playa, especialmente en las islas.

Lo que se espera en 2020

Según las estimaciones de Exceltur, se mantendrá el mismo crecimiento del 1,5%. "Sería el tercer año creciendo por debajo del promedio de la economía española. Tampoco era sostenible crecer al 6%. Tradicionalmente el turismo siempre ha sido la locomotora española creciendo por encima de la media", comenta Zoreda, quién afirma haber trasladado al gobierno que esto junto a más elementos internacionales nos lleva a querer impulsar una nueva hoja de ruta.

Las expectativas empresariales recogidas por Exceltur anticipan un leve repunte en sus resultados (3,1%) y en sus ventas (3,9%), con una leve recuperación de precios (3%) y una creación de empleo más moderada, un 2,3% frente al 3,5% de 2019. A pesar del repunte de beneficios, Zoreda afirma que "no es sostenible seguir creciendo en empleo con estos costes, nuestra estimación esta a la espera de todos los aspectos que pueda influir de la reforma laboral", comenta Zoreda.

Etiquetas
Publicado el
15 de enero de 2020 - 14:50 h

Descubre nuestras apps

stats