El Gobierno llama al orden a Ryanair por precarizar a la plantilla en Girona y pide a la Inspección de Trabajo que investigue

Michael O'Leary, Consejero Delegado de Ryanair

El Gobierno interviene contra la maniobra de Ryanair en su base de Girona que precariza las condiciones de los trabajadores a cambio de salvar sus puestos del ERE, como han denunciado los sindicatos. El Ministerio de Trabajo envió el pasado viernes una carta a la aerolínea irlandesa de bajo coste en la que le advierte de que, dadas las informaciones recabadas, los nuevos de contratos en Girona parecen exceder lo aprobado por la propia empresa en el Expediente de Regulación de Empleo. La misiva urge a Ryanair a cumplir la ley y le comunica su petición a la Inspección de Trabajo de que investigue los hechos.

Ryanair despide a dos trabajadores del comité de huelga en los paros contra el ERE en España

Ryanair despide a dos trabajadores del comité de huelga en los paros contra el ERE en España

La carta, a cuyo contenido ha tenido acceso eldiario.es, parte de la Dirección General de Empleo y está fechada el pasado viernes 13 de noviembre. En ella se recuerda que Ryanair comunicó a Trabajo la decisión unilateral de despido colectivo, después de terminar el periodo de consultas sin alcanzar un acuerdo con los representantes de los trabajadores. Los sindicatos USO, Sitcpla y Sepla ya han anunciado que recurrirán de manera conjunta ante la Audiencia Nacional el ERE para más de 400 personas, porque consideran que no está justificado.

El Ministerio de Trabajo fue testigo de los encuentros entre Ryanair y los sindicatos durante el periodo de consultas, por lo que además de la información que finalmente aportó la multinacional para registrar el ERE, el Ministerio cuenta con el contexto de las negociaciones.

En el expediente de despido colectivo, Ryanair contempló entre las "medidas sociales de acompañamiento" para "reducir los despidos colectivos y atenuar sus consecuencias" convertir en fijos discontinuos a los tripulantes de cabina y los pilotos de la base de Girona, de modo que permanecerían un 25% del año en el desempleo. Quienes no firmaran, serían incluidos en el proceso de despido colectivo y podrían ser elegidos para ser despedidos.

Adiós a la antigüedad y "cláusulas ilegales"

Los sindicatos USO, Sitcpla y Sepla alertaron de que la aerolínea irlandesa planteó los nuevos contratos para evitar el despido a los trabajadores de Girona de manera individual, pero no solo con la conversión a fijos discontinuos sino también con otras rebajas en sus condiciones laborales. Lidia Arasanz, portavoz de USO y tripulante de cabina en esta base catalana, explicó a este medio que tenían constancia de contratos con los que los trabajadores perdían la antigüedad y de cambios en las categorías profesionales de los empleados.

Los representantes de los trabajadores advierten además de que los nuevos contratos incluyen cláusulas que consideran ilegales y abusivas. "Por ejemplo que digan que Ryanair es la propietaria de reconocimientos médicos que se realizarán a los trabajadores y a los que estos no podrán acceder. Eso no respeta ninguna legislación", denuncia Antonio Escobar, portavoz de Sitcpla. 

Ante esta situación, los tres sindicatos –que denunciaron ante la Inspección de Trabajo– recomendaron que aquellos trabajadores que quisieran firmar los nuevos contratos por temor a quedarse en la calle, pero que no estuvieran de acuerdo con su contenido, incluyeran unas alegaciones que contemplaran su disconformidad con estas cláusulas. En uno de estos textos, facilitado por el sindicato de pilotos Sepla, se rechazan algunas cláusulas por "ser contrarias a las disposiciones de la legislación española", entre las que se cita la realización de horas extra sin remuneración adicional. 

Las organizaciones sindicales aseguran que Ryanair rechazó la semana pasada los contratos con estas alegaciones de disconformidad, con dos consecuencias diferentes para sus firmantes: en algunos casos, la aerolínea anunciaba el despido del trabajador y, en otros, Ryanair daba una especie de "segunda oportunidad", con la que exigía aceptar el nuevo contrato sin salvedades para evitar el despido en el ERE. "Como la empresa negocia de manera individual, no sabemos exactamente a cuántos ha ofrecido cada cosa", apuntan desde los sindicatos. 

En manos de la Inspección de Trabajo

La Dirección General de Trabajo recrimina en su carta a la multinacional que, según los datos recabados, Ryanair estaría excediéndose de lo aprobado en su ERE y aprovechando los nuevos contratos para imponer de forma unilateral a la plantilla "condiciones nuevas, desfavorables y ajenas a lo ofrecido en su día, lo que supone desbordar el plan de medidas de acompañamiento y por tanto la decisión final comunicada en su escrito".

Trabajo sostiene que "no puede tolerar en modo alguno" ninguna medida que exceda y desvirtúe el plan de acompañamiento del ERE, por lo que avisa a Ryanair que "deberá abstenerse" de llevar a cabo ninguna práctica que se aparte de la finalidad del expediente y "que de cualquier modo vulnere la legalidad vigente".

Más allá del escrito para que la empresa acate la ley, la Dirección General de Trabajo comunica a la multinacional que procede a trasladar esta misiva a al Organismo estatal de la Inspección de Trabajo para que "se investiguen" los hechos mencionados y "se practiquen las actuaciones que procedan, incluida la exigencia de las responsabilidades administrativas o de otro tipo a que haya lugar". La Inspección de Trabajo en Catalunya, con competencias de la Generalitat en este área, ya intervino de oficio el pasado jueves en la base de Girona. 

eldiario.es ha consultado a Ryanair sobre los contratos que está suscribiendo en la base de Girona y la carta del Ministerio de Trabajo, pero no ha obtenido respuesta. 

Etiquetas
Publicado el
16 de diciembre de 2019 - 21:21 h

Descubre nuestras apps

stats