Los transportistas votan en contra de reactivar el paro a la espera de negociar con el Gobierno

Transportistas durante su manifestación del pasado 25 de marzo en Madrid

Los transportistas que convocaron el paro masivo del sector en marzo han votado, aunque muy divididos, en contra de una nueva movilización coincidiendo con el inicio de las vacaciones de verano. La Plataforma Nacional en Defensa del Transporte ha comunicado este lunes que las votaciones en asambleas provinciales, para retomar el paro en el inicio de julio, se ha saldado con un 45% de votos en contra, 41% a favor y otro 14% de abstenciones.

Mar de fondo en el transporte: "No solo es el gasoil, paramos para mejorar las condiciones de los que vamos al volante"

Mar de fondo en el transporte: "No solo es el gasoil, paramos para mejorar las condiciones de los que vamos al volante"

“Por un resultado muy ajustado, los transportistas deciden no reactivar en estos momentos el paro y entrar en la negociación del desarrollo de la Ley participando Plataforma en la misma como parte fundamental y representante del sector de base”, asegura Plataforma a través de un comunicado.

Los convocantes hablaban de una continuación del paro que mantuvieron en la segunda quincena de marzo y que dejaron 'en suspenso' el 2 de abril. Un cese de actividad que provocó pérdidas millonarias y que impactó sobre todo en la industria, porque tuvo que parar líneas de producción ante la falta de suministros.

A diferencia de entonces, ahora aseguran que tienen interlocución directa con el Gobierno, que en primavera no los consideraba representativos. En el anterior paro, Raquel Sánchez repitió en varias ocasiones que el Comité Nacional de Transporte por Carretera -donde no está Plataforma- era el único representante del sector al que daba legitimidad, aunque acabó reuniéndose con el presidente de esta asociación, Manuel Hernández, después de una manifestación que cortó el madrileño Paseo de la Castellana, sede del Ministerio.

Interlocución con el Ejecutivo

“Horas antes del día de la votación recibimos una llamada del portavoz de transporte en el Congreso de los Diputados del propio Ejecutivo”, asegura Plataforma.

“La propuesta de la llamada es una reunión urgente donde se nos traslada lo siguiente: Entregarnos el borrador de la Ley que prohíba la contratación a pérdidas en el transporte y que entremos a ser parte implicada del desarrollo de la Ley participando y aportando nuestra postura e intereses como transportistas de base, reconociendo de esta manera el papel fundamental y necesario de Plataforma en cuanto a la representación que ostentamos en el sector”.

“En este sentido se nos hace llegar distinta documentación sobre el avance actual del borrador de la Ley, comprometiéndose a que el próximo 31 de julio debe estar elaborado el texto final (con nuestra participación y conformidad) para que comience a pasar los cauces legales donde tiene que ser aprobada para su puesta en vigor”.

Añaden que “con esta propuesta de participación ofrecida por el Ejecutivo y con la postura de Plataforma de reactivar el paro por el incumplimiento de la palabra de la ministra, se les expone a los transportistas en las asambleas de ayer” y que, de ahí, la falta de respaldo masivo a la reactivación de las movilizaciones-

Las nuevas medidas del Gobierno

Una de las medidas que contempló el Ministerio para frenar el paro de marzo pasaba por aprobar una ley que prohíba al sector trabajar a pérdidas, basándose en los principios de la ya existente Ley de Cadena la alimentaria, antes del día 30 de julio. Es decir, quedaría un mes para que se vea en Consejo de Ministros.

En el paquete de medidas aprobado este sábado por el Gobierno hay, además, medidas para el sector del transporte. Por un lado, se modifica la Ley de 2009 del contrato de transporte terrestre de mercancías, “para establecer la obligación de que, en los contratos de transporte por carretera que tengan por objeto un único envío, todas las facturas por servicios realizados entre el 1 de julio y el 31 de diciembre de 2022, reflejen de manera desglosada el coste del combustible necesario para la realización del transporte”, indicó Moncloa. 

Por otro lado, el Gobierno ha aprobado una “modificación temporal, desde la entrada en vigor del Real Decreto-ley hasta el 31 de diciembre de 2022, de las fórmulas aplicables para la revisión del precio del transporte por carretera en función de la variación del precio del combustible, para que recojan el peso real del coste del combustible en la estructura de costes de las empresas, en función del tipo de vehículos, en el contexto actual, y de conformidad con lo que refleja el Observatorio de costes del transporte de mercancías por carretera”.

La distribución insta a evitar un nuevo paro

Ante la posibilidad de un nuevo paro, el sector agrario -las organizaciones Asaja, COAG y UPA, Cooperativas Agroalimentarias-, junto con las empresas de alimentación y de distribución (FIAB, Aecoc, ACES, Anged, Asedas, Cedecarne, Fedepesca, Hostelería de España y Marcas de Restauración) alertaron la pasada semana de que la cadena agroalimentaria no podrá soportar un nuevo paro del sector del transporte por carretera.

Un paro que, asumen, tendría “graves consecuencias”. Supondría, afirman, la entrada en pérdidas de muchos operadores del sector, que están soportando a duras penas una coyuntura económica y geopolítica sin precedentes. Por ello, reclaman al sector del transporte que no sometiesen a la sociedad a una nueva amenaza y que tuviesen en consideración la difícil situación en la que está este sector esencial que trabaja para garantizar en todo momento el abastecimiento de alimentos y de productos esenciales a toda la sociedad.

Aseguran que estos paros podrían provocar que la industria alimentaria sufriera, como ocurrió en marzo, paros en su actividad si los productos básicos no llegan a las fábricas e, igualmente, experimentar enormes costes derivados de la conservación de los alimentos o de su pérdida. La recuperación de la actividad normal puede extenderse durante varias semanas, prolongando los problemas de desabastecimiento a la población, aseguraron.

Ahora, la citada asociación de transportistas afirma que el rechazo a un nuevo paro “no debe entenderse bajo ningún concepto como un paso atrás, todo lo contrario, demuestra la relevancia que Plataforma se ha ganado en estos últimos meses, y por supuesto el paro sigue suspendido y con la posibilidad constante de ser reactivado en cualquier momento si la negociación no es favorable o la situación lo precisa”.

“Independientemente, plataforma aprovechará está vía de negociación para exigir al Ejecutivo su intervención directa en todas las circunstancias de abuso con los operadores de transporte y con todas las entidades que dañen o perjudiquen a los trabajadores de la carretera”, concluyen.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats