Unicaja y Liberbank vuelven a acercarse para explorar la fusión tras el fiasco de hace un año

Imagen de archivo de una sucursal de Unicaja

Unicaja y Liberbank han vuelto a acercarse. Tras haber fracasado en 2019 las conversaciones entre ambas entidades para una fusión, el banco andaluz ha confirmado este lunes a la Comisión Nacional del Mercado de Valores que se han mantenido contactos "preliminares" con el grupo asturiano, que minutos después ha dado por ciertos en un comunicado propio a la CNMV. Estas negociaciones llegan semanas después de conocerse la fusión entre CaixaBank y Bankia.

Unicaja asegura que, por el momento, no se ha acudido a asesores externos, aunque el acercamiento cuenta con el conocimiento de los consejos de administración de ambas entidades. Los órganos de gobierno de estos grupos se reunirían esta semana para formalizar la aprobación de las negociaciones, según publica este lunes Cinco Días. El anuncio de estos contactos "preliminares" ha disparado la cotización de ambos grupos en Bolsa.

Unicaja y Liberbank ya exploraron en 2019 la fusión entre ambos bancos, aunque entonces se malograron. Según informaron ambas entidades al mercado, no se llegó a un acuerdo respecto al reparto accionarial que iba a tener la nueva entidad, donde la andaluza iba a tener una posición mayoritaria. Ahora, el contexto financiero ha cambiado. La crisis del coronavirus ha elevado la presión por parte del BCE para impulsar la concentración en el sector financiero y ha anunciado medidas para facilitar que este tipo de acuerdos puedan realizarse.

Ambas entidades son herederas de las fusiones de distintas cajas de ahorros que se unieron durante la crisis financiera, al igual que ocurría en el caso de Bankia y CaixaBank. La Fundación Bancaria Unicaja es el principal accionista de la entidad andaluza, con un 49,7% del grupo. Por parte de Liberbank, otra fundación bancaria, la de la desaparecida Caja de Ahorros de Asturias es la primera accionista, con un 24% de la entidad. El resto de las acciones se reparten entre el fondo Oceanwood, las fundaciones de las otras cajas que se fusionaron y algunos empresarios como Fernando Masaveu o el mexicano Ernesto Tinajero.

Tras la fusión de CaixaBank con Bankia, creando el mayor grupo financiero del país, Unicaja y Liberbank, si llevaran en esta ocasión a buen puerto los contactos, se convertirían en la quinta entidad de España. Sumarían algo más de 100.000 millones de euros en activos, en torno a 10.000 empleados y unas 1.600 sucursales.

Etiquetas
Publicado el
5 de octubre de 2020 - 09:33 h

Descubre nuestras apps