Risotto de alcachofas a la siciliana: la receta con la que aprenderás por fin a hacer risottos

El risotto de alcachofas a la siciliana.

E. García

El risotto es una deliciosa receta italiana que, como mejor sale, es con un arroz  especial para risotto de variedad superior carnaroli, y, en concreto, el de la marca Arroz Scotti especial para risottos y número uno en Italia. Por eso proponemos hoy aquí una sencilla elaboración de la receta de risotto (que es mucho más fácil de hacer de lo que creemos) con la verdura estrella de la temporada, la alcachofa, y con una salsa deliciosa, la siciliana. 

Jamás podremos cocinar un buen risotto con un arroz normal, ni siquiera con uno que sea de la variedad carnaroli pero de baja calidad, no. Hay que tener muy en cuenta que, según sean las materias primas, así saldrá nuestra elaboración culinaria. Por eso se recomienda apostar por este arroz especial para risotto de la marca que compran la mayoría de los italianos. Porque su peculiaridad reside en una excelente resistencia a la cocción, cualquiera que sea su preparación, lo que la hace idónea para sorprender a nuestros comensales con una exquisitez de cariz internacional pero con ingredientes estacionales en nuestra mesa. 

Ingredientes para 2 personas:

  • 180 gramos (g) de Arroz Carnaroli para risotto de Scotti
  • Una cebolla
  • Un diente de ajo
  • 500 g de alcachofas
  • 100 mililitros de vino blanco
  • 1 litro de caldo de pollo
  • 75 g de mantequilla
  • 125 g de queso parmesano rallado
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Pimienta
  • Sal

La receta paso a paso:

Limpia las alcachofas y córtalas en cuartos. Ponlas en un bol con agua y unas gotas de limón para que no se oxiden.

Calienta aceite de oliva en una cazuela, añade la cebolla y el ajo picados finamente para hacer el sofrito. Agrega las alcachofas y rehógalas hasta que se doren. Incorpora el arroz y remueve unos segundos.

Añade el vino blanco y cocina durante cinco minutos aproximadamente para que se evapore el alcohol. Salpimienta.

Añadir el caldo muy caliente con la ayuda de un cazo a medida que se vaya evaporando. Deja cocinar entre 15 y 18 minutos aproximadamente.

Retira del fuego y deja reposar tapado durante dos minutos antes de añadir la mantequilla cortada en cubitos y removerla hasta que se funda y se mezcle.

Sirve con el queso parmesano rallado por encima y, si lo deseas, decora con unas láminas de alcachofa a la plancha.

Cómo hacer un buen risotto

Como puedes observar, es más sencillo de lo que parecía, pero si quieres empezar a cocinar sobre seguro, puedes aprender aquí mismo “cómo hacer un buen risotto” en casa:

El primer paso para hacer risotto es el sofrito, ya sea con aceite o mantequilla. Cuando la cebolla y el ajo cambian de color y tornan a transparente, se le echan los demás ingredientes, ya sean alcachofas, setas o quesos, a tu elección. 

El segundo paso es agregar y tostar el arroz, que será la clave para lograr esa textura tan característica de los risottos. Para ello, hay que poner el fuego medio-alto y tostar el arroz arborio o carnaroli de tres a cinco minutos, hasta que se vuelva un poco transparente, siempre sin parar de moverlo para que no se queme.

El tercer paso es añadir el caldo al risotto: primero se ha de echar el vino y dejar que se evapore, pero luego hay que bajar el fuego y añadir caldo muy caliente, poco a poco y removiendo cada vez, así durante 15-18 minutos. Solo se sazona al final de la cocción.

El cuarto y último paso es mantecar el risotto: una vez cocinado y retirado el risotto del fuego, es imprescindible añadir una cucharada de mantequilla y parmigiano reggiano rallado, para que adquiera una textura más melosa. Salvo en recetas de risotto con pescado, claro.

Etiquetas
Publicado el
11 de noviembre de 2020 - 06:00 h

Descubre nuestras apps

stats